LA CULTURA Y LA DEFENSA

Una muestra del espíritu creador que la Revolución ha significado para el pueblo de Cuba y el respaldo de otros pueblos de Nuestra América, y de la decisión de los pueblos por defender la obra de la Revolución, el periódico Revolución del 20 de octubre de 1960 ofreció a sus lectores algunos de los poemas que a diario llegaban a esa redacción. Ellos no son una creación lograda, pero sí tienen el aliento de lo que estaba viviendo el pueblo cubano en aquellos momentos.
¡VENCEREMOS! (fragmento)
Pero aquí se equivocaron / con sus malas intenciones / enfilaron los cañones / y un pueblo digno encontraron / muchas veces fracasaron / en su intento de agredir / se han tenido que rendir / porque aquí no les tememos / y saben que lucharemos. (Félix Ismael Arencibia, marinero del MINFAR.)
POEMA MILICIANO (fragmento)
Morir con vergüenza / en la montaña. / Depositar un beso en cada tumba / Seguir luchando hasta sin armas / Morir de hambre antes / que ser de nuevo esclavo. (Francisco Díaz Triana, Jaruco.)
SALUDO A LA REVOLUCIÓN CUBANA (fragmento)
¡Adelante, Cuba! / Ni un paso atrás. / ¡Qué no te toque nadie! / Que siga la marcha de la Revolución / firme y su gran jornada. / Firme con un ¡NO PASARÁN! al imperialismo. / Pueblo cubano: / ¡yo te saludo! (Mario Infante, Maracaibo, Venezuela.)

La inspiración del Indio Naborí queda en un poema que ofrece la situación del momento, y se publica el 20 de octubre en el periódico Hoy.
CANCIÓN DEL MILICIANO
Soy miliciano del pueblo, / Guardián de José Martí. / Ríete de mí! / Egoísta, vendepatrias, / ríete de mí! / Suelta chistes que no prenden / más que en tus amos y en ti. / Si querías una prueba, ya te la di. / Por las lomas de Escambray / resueltamente subí / (burlón burlado burlando, ríete de mí!) /
Gringos, esbirros, traidores / violan el azul turquí / de nuestras playas por Moa / sin saber que estoy allí. / Me van cayendo en las manos / cual pétalos de alelí, / arrodillados me lloran, / saben por qué los vencí. / Soy miliciano del pueblo, / guardián de José Martí. / Desentonado del coro, / ríete de mí! / Ríete de mi! / Que cuando yo esté en la historia / con el orgullo mambí, / ya tus hijos y tus nietos / tendrán vergüenza de ti. / ¡Ríete de mi! / Risueño desventurado, ríete de mi… / Ríete, que yo mañana no me reiré de ti.
¡Tendrás el desprecio interno / Judas de José Martí! (Hecho en octubre de 1960.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s