Octubre de 1960: Ejército Rebelde y defensa de la Revolución cubana

Por Dr C. Eugenio Suárez Pérez
La Ley caerá severamente sobre los criminales que sirven a los enemigos del país
La madrugada del miércoles 5 desembarca un grupo de esbirros y norteamericanos entre Moa y Baracoa, en la provincia oriental, procedentes de Estados Unidos. La comunicación del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias dada a conocer el jueves 6, relata los detalles.
En la madrugada de ayer, vecinos de las zonas de Yaguaneque informaron que se había producido un desembarco de individuos armados, por la bahía de Navas, entre Moa y Baracoa.
Fuerzas rebeldes y milicias campesinas, iniciaron inmediatamente la persecución de los mismos, a los que dieron alcance en la mañana de hoy en el lugar conocido por Hirán de Nibujón, trabando combates con ellos, del que resultó muerto el jefe del grupo contrarrevolucionario, Armentino Feria, conocido por el Indio, capitán de los Tigres de Masferrer y famoso por los excesos que cometió en la provincia de Oriente. También resultó herido Enrique Torres Pérez y hecho prisionero Arturo Álvarez, ex soldado de la tiranía, prófugo de la justicia revolucionaria por asesinato de tres personas.
El grupo contrarrevolucionario se dirigía hacia la zona conocida por Nuevo Mundo y llevaban secuestrado cerca de 50 campesinos, los que al producirse el encuentro escaparon, dando información a las fuerzas del Ejército Rebelde.
Dichos campesinos informaron que los contrarrevolucionarios enarbolaban una bandera de los Estados Unidos, la que fue ocupada, así como tres mulos cargados de parque, siete carabinas M-1, un reglamento del Ejército americano y varios documentos más. Informaron además, que el grupo compuesto de 27 hombres, salió de los Estados Unidos y hay entre ellos tres norteamericanos.
Los dos contrarrevolucionarios prisioneros están siendo interrogados por fuerzas del Ejército. El resto del grupo no podrá escapar a la persecución del Ejército Rebelde y las milicias campesinas de la zona.
El Gobierno Revolucionario está muy atento de la abierta actividad que el imperialismo ha venido realizando durante las últimas semanas a fin de promover a toda costa, brotes contrarrevolucionarios, actos de terrorismo, atentados y todo tipo de hechos que tiendan a entorpecer el proceso revolucionario cubano. Esta actividad se ha redoblado después de la denuncia formulada en la ONU por el Primer Ministro del Gobierno.
Al parecer, en los círculos que dirigen la política del gobierno de Estados Unidos, es cada vez mayor la irritación y la desesperación ante la firme actitud y el desarrollo victorioso e incontenibles de nuestra Revolución, lo que se traduce en un apoyo cada vez menos disimulado a los criminales de guerra, traidores y mercenarios de todo tipo que están a su servicio. El Gobierno Revolucionario está acumulando pruebas de estos hechos.
El Ejército Rebelde, las milicias revolucionarias y el pueblo, combatirán con toda energía a los enemigos de la Patria y la Ley caerá severamente sobre los criminales que sirven a los enemigos del país y más severamente aún sobre los mercenarios yanquis que con las armas en la mano, se atrevan a violar el territorio nacional.
Imposible que los esbirros y mercenarios escapen a la persecución de los campesinos
La edición de Revolución, del viernes 7, aumenta la información a la población y publica en su primera página, un mapa del lugar del desembarco, horas atrás, de los esbirros y mercenarios yanquis.
Las costas en la zona norte se Nibujón, barrio de Baracoa, próximo a Hiram de Nibujón, son montañosas. Quiere ello decir que se hace imposible efectuar un desembarco directamente en ese lugar, debido a que las montañas son imposibles de escalar por los enormes riscos que posee y por lo pronunciado de su inclinación. Es por ello que se considera que el pequeño grupo de esbirros y mercenarios yanquis desembarcó por la bahía de Navas, situada entre la Punta de Cayaguaneque y la bahía de Naguareje. Allí desembocar el río Navas, estimándose que los esbirros y mercenarios yanquis tomaron por ese sitio rumbo a Nibujón, tratando de ganar las lomas del Cupey.
Al llegar a Hiram de Nibujón, situado cerca del poblado del mismo nombre, los esbirros y mercenarios yanquis se toparon con una patrulla de milicianos campesinos, muriendo en el encuentro el masferrerista y connotado asesino Armentino Feria.
En Hiram de Nibujón es donde comienza la parte más intrincada de toda esa zona, pero los campesinos conocen perfectamente el lugar y saben cómo trasladarse de un lugar a otro, utilizando mulos en los desfiladeros. Es por ello que se hace materialmente imposible que los que están en fuga puedan escapar a la persecución de los propios campesinos que cooperan con los miembros del Ejército Rebelde que los persigue.
Al oeste de Nibujón se encuentra la Sierra de Moa y hacia el este las Cuchillas de Toa. Los esbirros y mercenarios se encaminaron hacia el oeste.
Armentino Feria que resultó muerto por las Milicias y el Ejército Rebelde en el encuentro de Hiram de Nibujón, era más conocido por “El Indio” desde que asumió el control de los llamados “tigres” del asesino Masferrer, meses después del desembarco de Fidel. Las zonas donde operaba El Indio eran principalmente Manzanillo, Sagua de Tánamo y Santiago de Cuba. En estos lugares se hizo famoso por sus depredaciones.
Como brazo derecho de Masferrer, con quien huyó el primero de enero, tenía a su cargo el control administrativo del periódico “Tiempo en Cuba”. Tenía varias botellas en la Aduana de La Habana, donde era conocido desde los tiempos de Grau San Martín, como un “come-candela”. Figuró en los grupos de acción de Acción Revolucionaria Guiteras y posteriormente lidereaba en el llamado Movimiento Socialista Revolucionario, cuyas actividades gangsteriles comandaba el asesino Masferrer. En la actualidad su edad sería como 50 años.
Uno de los bandidos que resultará detenido por las Milicias y los rebeldes en Nibujón, está acusado de cometer tres asesinatos cuando era miembro del Ejército de la tiranía, donde ingresó recomendado por elementos mujalistas con quienes “trabajó” durante los años del gangsterismo sindical. Es sobrino de Mario Alvarez, uno de los autores intelectuales del asesinato del líder portuario Aracelio Iglesias. Por este asesinato, fue condenado a varios años de prisión.
Un portavoz del Departamento de Estado, Francia Tully, declaró que desconocía que en el desembarco de 27 expedicionarios por las costas de la provincia de Oriente, Cuba, hubiera tres ciudadanos norteamericanos. Añadió que carecía de información suficiente al respecto.
Nos embarcaron; creíamos que había cinco mil alzados
En horas de la mañana del sábado 8 son capturados la mayoría de los mercenarios masferreristas y yanquis que habían desembarcado en la bahía de Navas, en Baracoa. El resto de los “invasores” son perseguidos de cerca por las milicias campesinas y los soldados rebeldes.
Con la cooperación del compañero Joel James, del colega santiaguero “Sierra Maestra”, vamos a ofrecer el relato del desembarco. En las primeras horas de la mañana del día cinco, un camaronero se acercó al litoral de la provincia de Oriente, encallando en la proximidad de la bahía de Navas, en Baracoa. En la cubierta había algunos hombres uniformados, que desembarcaron. No habían transcurrido tres horas de haber pisado suelo cubano, cuando distintas patrullas de milicianos obreros y campesinos iniciaron su persecución, alcanzándolos a poca distancia del lugar de desembarco.
En una zona conocida por Las jaraguas, los soldados de la patria dieron alcance a los mercenarios, entablándose el primer encuentro. En el mismo cayó muerto el jefe de la expedición, un antiguo colaborador del asesino Masferrer, el Indio Feria. El resto de la partida logró escapar, huyendo hacia los montes cercanos.
Durante un corto trayecto que pudieron recorrer, los “invasores” sometieron a los campesinos a todo tipo de exigencias, especialmente de tipo material. Los obligaban a cargar los fardos que llevaban, a cocinarles y a servirles de prácticos. Tan ignorantes estaban de la realidad cubana que no comprendían que cada campesino indicaría a los soldados rebeldes y a las milicias el camino que habían tomado, o tomar el arma para perseguirlos ellos mismos.
Contando con la cooperación de los campesinos, las tropas rebeldes y las milicias, moviéndose en dos direcciones distintas lograron cercarlos a las pocas hora de haber llegado a nuestras costas, en un lugar llamado La Montería. En el recorrido hasta ese lugar, hecho a través de caminos y el cruce de varios ríos, varios mercenarios fueron capturados, ocupándoles importantes documentos que procedían de los Estados Unidos, así como una bandera norteamericana y algunas insignias.
Sería la seis de la mañana del día 8, cuando una veintena de campesinos integrantes de patrullas de diferentes lugares, subían a un avión de transporte que los conduciá hasta la zona donde se movían los expedicionarios. Desde el Cobre, Manzanillo, Bayamo, San Luis, y otros municipios, llegaron guajiros que reclamaban su derecho a defender la patria y dar su merecido a los enviados del imperialismo. Apróximadamente a esa misma hora, las tropas rebeldes y las milicias cercaban a los contrarrevolucionarios, apresando a varios de ellos.
Los prisioneros estaban descalzos y algunos vestían uniforme de campaña del Ejército norteamericano, rasgados por los arbustos y las rocas. Respondían sistemáticamente a las preguntas de los milicianos y rebeldes: “Nos embarcaron; creíamos que había cinco mil alzados”. Todos hacia tiempo que se encontraban en Miami, de donde partieron. Los documentos ocupados, cartas del Departamento de Inmigración de Estados Unidos, y el dinero americano, ponen de manifiesto hasta la saciedad el punto de partida de estos instrumentos de la política colonialista de Washington.
Tendrán que acogerse a las consecuencias de haber osado invadir la República de Cuba
En medio del alborozo de los campesinos por la captura de los “invasores”, el comandante Raúl Castro Ruz, Ministro de las FAR, llegó al lugar en una avioneta. Los vecinos le pidieron a grito que hablase
Raúl se los prometió, y lo cumplió cuando los prisioneros llegaron a la localidad entre los gritos de repudio del pueblo, los mercenarios recibieron la sorpresa al ver al ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias subirse al techo de la cabina de un camión.
Raúl se dirigió primero a los prisioneros, sometiéndolos frente al pueblo a un interrogatorio que ponía a la luz del sol toda la mezquindad de sus propósitos y de los propósitos de quienes los lanzaron a la aventura.
“A ver, ¿tú que eras en Cuba?” —Pregunta Raúl. El prisionero se pone en pie y responde: “Soldado de Batista”. A una respuesta de otro detenido. Raúl dice: “tú te fuistes para los Estados Unidos por el hambre que en Cuba habían implantado y ahora vienes a luchar contra tu propio pueblo”. A continuación le pregunta: ¿qué organización es esta? ¿Qué les decían a ustedes? ¿Qué edad tienes tú? 16 años y viniste a combatir contra tu pueblo. ¿Quién es el jefe? Todos niegan la jefatura después de la muerte del Indio. ¿Cuántos americanos venían con ustedes? Responden que dos. ¿Cómo se llaman? Thompsom y Salvard. Bueno, ¿y ahora qué? —agregó Raúl— ¿Quieren ir para Miami? Si quieren nosotros les ponemos un avión y los devolvemos para Miami, para que les cuenten a los contrarrevolucionarios las cosas que han visto aquí”. Después el ministro de las Fuerzas Armadas se dirigió a los obreros, campesinos y soldados allí reunidos.
—Queremos trabajar pacíficamente sin tener que tirar tiros —dijo Raúl. Los gangsters en los Estados Unidos funcionan por la libre. Las grandes obras son hijas de los grandes sacrificios. Peleles como estos son incapaces de realizarlas. Los que se van en busca de fortuna son incapaces. Por eso han caído, y como ellos caerán todos los traidores. Caerán y acabaremos con los brotes contrarrevolucionarios. Los que se encontraban en el Escambray han sido aniquilados y sus jefes capturados sin disparar un solo tiro.
—Compañeros del Ejército Rebelde, campesinos, obreros, mujeres —añadió Raúl: Ésta no será la primera vez ni será la última. Cuba vive el momento más glorioso de su historia. Cuba luchó siete años contra la tiranía de Batista y contra el dominio de los Estados Unidos. Hoy estamos en revolución, en transformación en todos los sentidos. Larga y dura fue la lucha contra Batista, pero más duros han de ser estos años en la construcción pacífica. Por eso trabajamos. El Ejército Rebelde trabaja para el pueblo.
“Estados Unidos cada vez se manifiesta más en sus agresiones —continuó Raúl— si el pueblo baja la cabeza, será vencido; si se mantiene firme, triunfará. Soldados, mujeres, milicianos, reciban todos, la felicitación del Gobierno Revolucionario. El enemigo nos obliga a mantenernos trabajando y peleando. Tenemos que mantenernos, los soldados rebeldes, elevando la disciplina; los obreros y campesinos agrupados en milicias. Tenemos dos cosas para escoger: el yugo de sometimiento o la estrella que ilumina y mata de que nos habló Martí. La estrella del sacrificio y del progreso.
—En cuanto a estos infelices —terminó diciendo Raúl— tendrán que acogerse a las consecuencias de haber osado invadir la República de Cuba, territorio libre de América.
Con estas palabras finalizó su discurso el ministro de las Fuerzas Armadas, y la concurrencia prorrumpió en fuertes aplausos y gritos de PAREDÓN, PAREDÓN, PAREDÓN.
Este suceso está íntimamente ligado con el desembarco de esbirros y mercenarios yanquis
La edición de Revolución del sábado 8 informa que por el Departamento de Prensa del Ministerio de las Fuerzas Armadas se conoció que en la madrugada del día anterior se fugaron de las prisiones del Castillo del Morro de La Habana quince presos que guardaban cárcel en ese lugar, sancionados por delitos contrarrevolucionarios.
En la nota oficial se informa que de acuerdo con las investigaciones iniciales, se demuestra que este suceso está íntimamente ligado con los acontecimientos ocurridos en Oriente, es decir, con el desembarco de un pequeño grupo de esbirros y mercenarios yanquis que partió de las costas norteamericanas y, por consiguiente, con la anuencia de las autoridades de ese país.
La relación de los presos fugados es la siguiente: Gustavo Sague Valladares; Raúl Barandela Estévez; Napoleón Bécquer González; José López Legón; Edgardo Bonet Rosell; Vicente Rodríguez Camejo; Roberto Covas Álvarez; José Pérez Adam; Carlos Álvarez Rodríguez; Dionisio Suárez Esquivel; Jesús A. Torres Calunga; William Robaina Galdós; Elidio Rivera Limonta; Rodobaldo Llauradó Rams y Manuel Nieto Nieto.
Esta fuga de contrarrevolucionarios fue previamente preparada por el sargento de la Marina de Guerra Revolucionaria Antonio Hernández Hernández, y los miembros del mismo cuerpo, marineros Félix Soler Sules, Eguido González Rodríguez, Fidel Sotolongo y Héctor Moreno González, los que estaban encargados de la custodia de los mismos.
Perdieron la campaña en el Hoyo de Manicaragua
Noche del domingo 9. La redacción de REVOLUCIÓN tiene visita de honor: el comandante Fidel Castro está en ella. Y entre sus acompañantes, el comandante Rodríguez Puertas, jefe militar de la provincia de Las Villas, y el comandante Manuel Fajardo, jefe de Operaciones en el Escambray. Aprovechamos la oportunidad para solicitar del comandante Fajardo algunos detalles sobre la operación que culminaron en la destrucción de los grupos contrarrevolucionarios que operaban en el Escambray.
Pero Fajardo es modesto y cuando se le habló de su participación en la captura de los contrarrevolucionarios que se fueron al Escambray a servir a su amo, el imperialismo yanqui, lo primero que hizo fue referirse a la labor de conjunto. Lo segundo, evade la entrevista. Fue preciso que el doctor Castro mismo lo autorizara, para que Fajardo accediera a relatarnos lo que a continuación aparece.
Queremos comenzar por el principio y el comandante Fajardo satisface nuestra curiosidad.
—La campaña, comenzó exactamente el 8 de septiembre. Después que el Primer Ministro visitó el campamento del Hoyo de Manicaragua, les habló a las milicias campesinas del Escambray y dio instrucciones a los oficiales rebeldes que iban al mando de cada patrulla.
Así se iniciaba la abatida en la que, con el comandante Fajardo como jefe de Operaciones, actuaron también los comandantes Félix Torres, Vilo Acuña y los capitanes Israel Pardo, Ángel Sotomayor y Silvio García.
—Casi el mismo “team” —nos dice— que participó en la captura de Beatón. Con ellos, unos 50 oficiales rebeldes más, cada uno al mando de pelotones de patrullas campesinas, integrados por 21 hombres. También había otros miembros del Ejército Rebelde, los encargados del manejo de armas especiales.
El Hoyo de Manicaragua es un lugar famoso de antiguo en Cuba por la calidad de su tabaco. Ahora tiene algo de más mérito. Fidel dijo que “ellos habían perdido la campaña en el Hoyo de Manicaragua”. La referencia encuadra, porque allí se prepararon militarmente los mil milicianos campesinos que tomaron parte en las operaciones de un mes.
La calidad moral de los “alzados” del Escambray pudiera probarse con sólo dos anécdotas. Uno de lo acompañantes de Plinio Prieto aprovechó la ausencia de un campesino de su hogar para violar a la esposa, pese al embarazo de siete meses de la infortunada señora. Otro al ser hecho prisionero, dijo cínicamente al propio comandante Fajardo: “Yo estoy hecho ya. Conspiré, me alcé y ahora estoy preso. Cuando lleguen los americanos me reconocerán mis méritos”.
De esta clase, como de la que tienen los masferreristas de Moa, es la gente que, para complacer a los yanquis quiere “salvar a Cuba”.
Fidel regresó a Cuba, tras una denuncia sin precedente en la ONU, en la noche del 28 de septiembre. Horas después, en una madrugada clara por la luna llena, un avión dejaba caer veintidós paracaídas, algunos hasta con dos bultos, sobre Escambray. Debajo, esperándolos, estaban quienes no sospechaban los del avión: soldados rebeldes y milicianos, que rápidamente capturaron el envío.
El lugar había estado ocupado, hasta días antes, por Sinesio Walsh y su pandilla. El traidor había huido, ante el fuego, y sus cómplices del avión, avisado previamente por Walsh, fueron engañados por las señales que desde tierra les hicieron rebeldes y milicianos. Así caía en buenas manos un cargamento de armas.
Armas y algo más, radios, baterías, notas en clave, etc. Todo, eso sí, nuevo, “de paquete”. Y también todo como no, “Made in U.S.A.”. El avión volvería día después esperando señales de los equipos de radio que había dejado caer, pero al no recibirlas daba vuelta y se retiraba.
El comandante Fajardo, que ha ido tratando todo esto con naturalidad, parece ponerse serio.
—Es tal el descaro de los que en Estados Unidos actúan contra la Revolución cubana, y tal su impunidad, que ni siquiera se tomaron el trabajo de quitarles a las armas los letreros grabados que dice: “U. S. A. ARMY PROPERTY” —”propiedad del Ejército de Estados Unidos”— ni tampoco las inscripciones de los números y serie de esas armas. Si yo fuera Bonsal, el embajador americano en Cuba, ya me habría preocupado por enviar un mensaje a Washington preguntando si algún avión americano se le cayó, POR CASUALIDAD, un cargamento de armas “en algún lugar de Cuba”.
Y agregó como un recordatorio:
—Esta gente ignora, de verdad, que ninguna guerra de guerrillas puede hacerse y menos ganarse sino se cuenta con el apoyo de los campesinos.
—Durante 29 días —nos explica Fajardo— mantuvimos la persecución de los “alzados”. Registramos todo el Escambray y así fuimos capturando prisioneros, hasta un total de 102 en el monte, otros que iban a incorporarse a ellos y algunos más que les servían de enlace en las Villas y en La Habana. Los que queda dispersos caerán irremediablemente en manos de las milicias que tienen tomadas todas las vías de escape.
Pedimos datos sobre la captura de Sinesio, y Fajardo es explícito:.
—Aproximadamente durante dos días, a mediados de la semana pasada, estuvimos tras la pista final facilitada por los campesinos. Sinesio no podía tener paz, naturalmente. Nosotros lo perseguíamos y los campesinos lo odiaban. Cuando lo tuvimos localizado, pudimos comprobar que era difícil llegar directamente de frente hasta su guarida, pues había ocupado un montículo y lo protegía con una ametralladora calibre 30″. Decidimos entonces rodearlo y cuando teníamos hecho casi un semicírculo la 30″ enmudeció. Supimos después que se había entablado una disputa entre Sinesio y su “lugarteniente” Ramírez. Ambos discutían por no quedarse con la ametralladora. Les estorbaba para correr y optaron por abandonarla. Cuando llegamos al lugar en que debía estar la 30″ con Sinesio detrás no encontramos al individuo ni tampoco a su arma o compañeros. Todos había huido y el arma desaparecido.
“Les seguimos el rastro —continúa— y vimos un bohío, del que se habían llevado a dos campesinos y, al parecer, al perro de éstos. Pero de lejos divisamos al animalito y, por sus ladridos, nos orientamos”.
El comandante Fajardo parece como sentir cierta repugnancia por la narración en esta parte. Tal vez el recuerdo de la cercanía del traidor le moleste. Pero le apremiamos y concluye:
—Por el rastro que seguía el perro nos orientamos, como le decía, e hicimos disparos en esa dirección. Al poco rato, a los primeros tiros, oímos voces de rendición. Un teniente contestó dando diez minutos para que se entregara el que fuera y la respuesta fue rápida: “no necesito tanto tiempo para entregarme”. Y se presentó a la vista de rebeldes y milicianos. Era Sinesio Walsh en persona.
El “valiente jefe” de la contrarrevolución en el Escambray, ilusión de Mr. Kennedy y otros… de allá y de acá se entregaba cobardemente sin la menor resistencia. Otro títere del imperialismo se deshacía ante el empuje de la Revolución.
En 29 días pusieron fuera de combate a casi la totalidad del grupo
El lunes 10, el MINFAR da a conocer en detalles el resultado de la liquidación del foco contrarrevolucionario en el Escambray, con la captura de 102 contrarrevolucionarios que alentados por el imperialismo yanqui se habían internado en ese territorio.
Un avión cuatrimotor yanqui, violando el territorio nacional, dejó caer el día 29 de septiembre a las dos de la madrugada un grueso cargamento de armas en paracaídas, sobre las lomas del Escambray.
El cargamento estaba integrado por un equipo completo de armas modernas con abundante parque, equipos de comunicación del último tipo con cristales para cambiar las frecuencias de trasmisión todos los días del año, mapas minuciosos de la zona en nylon, claves de comunicaciones y abundante parque: 24 carabinas M-2, dos ametralladoras M-3, diez fusiles ametralladoras Browning, dos ametralladoras trípode de calibre 30, una ametralladora antiaérea calibre 50, dos bazookas, 16 magazines de M.-2, 150 magazines Browning, 24 magazines de M-3, 60 dispositivos lanza-granadas, 1 920 balas calibre 30.06 en clips de Garand, 20 340 balas 30.06 a granel, 5 000 balas 30.06 en cinta metálica, 10.800 balas 30 de carabina M-1, 510 balas calibre 50, 3 300 balas calibre 45, doce proyectiles de cañón de 75 mm, 30 proyectiles de cañón de 57 milímetros, 30 proyectiles de bazookas, calibre 1-53, una caja conteniendo 50 granadas de manos y diez latas de pólvora, una caja conteniendo seis radios de pila, una caja conteniendo un equipo completo de micro-onda con 14 pilas, una caja conteniendo 93 luces de diversos colores, siete cajas conteniendo cuatro carga completa demolición cada una, una caja conteniendo dos magneto-detonadores, dos rollos de cordón detonante, cinco rollos de mecha de seguridad, una caja conteniendo 200 fulminantes de mecha, una caja conteniendo 150 fulminante eléctricos, una unidad generadora de campaña portátil con repuesto de alambre y tubos de radios, dos cajas de cristales sintonizadores, un comprobador de voltaje, una unidad transmisora-receptora, diez blocks de claves, tres blocks de instrucciones.
Fueron utilizados paracaídas color verdoso camuflajeados.
El Gobierno Revolucionario guardó silencio sobre el lanzamiento de las armas y su ocupación por las Milicias, considerando la posibilidad de nuevos envíos.
Un equipo bélico tan completo y pormenorizado, jamás puede ser adquirido clandestinamente por contrabandistas de armas y sólo puede ser obtenido por entrega directa de las autoridades norteamericanas de los stocks de sus arsenales de armas y oficinas militares. Todas las armas son de factura norteamericana, con marcas y números perfectamente identificables.
El lanzamiento de estas armas obedeció al propósito de reforzar elementos contrarrevolucionarios que en contubernio con intereses extranjeros enemigos de nuestra patria y apoyados por ex militares de la tiranía y sectores privilegiados afectados por la Revolución, habían estado tratando de fomentar un foco contrarrevolucionarios en esa zona montañosa.
Para contrarrestar el plan, el Gobierno Revolucionario movilizó y entrenó cuidadosamente a mil campesinos milicianos del Escambray, los que equipados con armas automáticas, dirigidos por oficiales del Ejército Rebelde y apoyados por las milicias obreras de Cienfuegos, Manicaragua, Cumanayagua y otras localidades de los alrededores del Escambray, así como una compañía de la Escuela de Responsables de Milicias de La Habana que cursan estudios en la ciudad de Matanzas, una batería de morteros y una de bazooka del Ejército Rebelde, en 29 días de operaciones pusieron fuera de combate e hicieron prisioneros a casi la totalidad del grupo de traidores que al servicio del extranjero explotador e imperialista, pretendieron obstruir el proceso revolucionario.
Los contrarrevolucionarios que sumaban alrededor de 150, divididos en ocho o diez grupos, que apenas opusieron resistencia a las valerosas milicias campesinas del Escambray, sufrieron en total tres muertes, cuatro heridos, siendo capturados por las armas en la mano 102 de ellos, dispersándose el resto, los que ahora van cayendo uno a uno en poder de las Milicias que tienen también tomadas las vías de escape.
A continuación el periódico da a conocer los nombres y apellidos de los muertos y capturados, así como los de otros detenidos.
Los dieciocho frustrados invasores que desembarcaron en la bahía de Navas, entre Moa y Baracoa y que guardan prisión en la cárcel provincial de Boniato, expresaron al corresponsal de Revolución, César Marín su “arrepentimiento” de haber llegado a costas cubanas, al tiempo que reconocieron la fortaleza e invencibilidad de la Revolución cubana y la pujanza de las milicias campesinas.
“¡Qué triste realidad!”, dijo uno de ellos, “bien me imaginé yo que todo no iba a ser tan bello y tan fácil como Masferrer y su gente me lo pintaron en Miami. Malditos, sean todos”.
Otro se produjo así: “lo de estas milicias es un mundo. No hicimos más que poner los pies en tierra cubana y enseguida nos alcanzaban”.
Con ingenuidad rayana en la imbecibilidad, el “invasor” yanqui Anthony “Tony” Salvard Zarba, que tiene 28 años y es nativo de Boston, manifestó: “yo creía que era muy fácil derrocar a Fidel”. […]
Mientras anotábamos los nombres de los apresados, les hacíamos algunas preguntas. En su mayoría coincidían en decir que “nos han embarcado; creíamos que era verdad que había cinco mil alzados”. Adolfo de la Cruz expresó. “Los que nos estaban esperando eran cinco mil campesinos bien inteligentes y armados. Esos hombres quieren a Fidel cantidad”.
Nelson Trujillo era más amplios en sus manifestaciones: “Masferrer lo preparó todo. Nos hizo mil promesas: recuerdo que una anoche nos dijo: ¨Tengan fe y luchen que todos ustedes van a ser muy pronto coroneles. A Fidel lo tumbamos pronto. Le quedan días¨”. Agregó Trujillo que “yo recuerdo que Masferrer siempre decía: “cuando venga al representante, cuando vea al representante; el representante lo resuelve todo. Después me pude enterar que era un americano. Muchos americanos visitaban a Rolando Masferrer”.
Desiderio Fontela manifestó: “a mí lo que no me gustaba era que Masferrer todo lo preparaba con tragos, fiestas. No había una meta debidamente señalada. No había seguridad en nada. Yo veía muchas mujeres tremendas y hombres “flojos” en las reuniones queriendo siempre mandar y decidir”.
Wilfredo Riverón confesó seguidamente: “Rolando (Masferrer) dijo que venía. Mostraba un entusiasmo grande. Corría de un lado para otro. Daba órdenes. Se desvivía a hablar del apoyo yanki, de la plata que nos darían, del triunfo que íbamos a lograr. Repetía mucho que tumbar a Fidel era cuestión de días”.
Luego Riverón significó: “a las pocas horas de haber zarpado la goleta de las costas de Miami pregunté donde estaba Rolando y uno de mis compañeros me dijo que se había quedado porque estaba indispuesto”.
“Nos embarcaron. Esa es la verdad. Nos dieron el embarque del siglo. Que derrota más grande ésta”, decía Héctor Corvo
La última entrevista la sostuvimos con el yanqui “Tony” Salvard,. Comenzé con preguntarle de dónde procedía, respondiéndome que de Boston.
—Y ¿usted pensó en el triunfo…?
—Cuando estaba en Miami me lo hicieron creer. Pensé que al llegar a Cuba se iban a entablar grandes peleas y que íbamos a derrocar a Fidel como él derrocó a Batista. Pero nuestra desilusión y nuestro fracaso fueron gravísimos. Estábamos muy equivocados. Todo el pueblo está con Fidel, principalmente los campesinos que están muy bien armados y son fuertes”.
Luego dijo que le habían prometido dar una cantidad de dinero cuando saliera hacia Cuba “pero no me lo dieron”.
Como a tres celdas un radio dejaba escuchar el discurso de Fidel.
Salvard nos preguntó: “Es Fidel el que habla, ¿verdad?”
Respondemos afirmativamente.
“Y ¿qué dice?, me vuelve a preguntar.
—Que todos los invasores tendrán que encarar el pelotón de fusilamiento.
El yanqui palideció.
Poco antes de las tres de la tarde abandonaba la celda donde están encerrados los vencidos invasores.
Intentos contra la Patria, fracasados
Desde hace varios días el pueblo está pidiendo ¡PAREDÓN! Para los contrarrevolucionarios capturados el mes pasado en el Escambray y para los que desembarcaron por la provincia oriental. Los trabajadores envían cartas y telegramas a los medios de prensa reclamando el Paredón para esos elementos. El 11 de octubre los del Escambray son juzgados y los de Oriente capturados.
A las 5 y 20 de la tarde del 11 de octubre continúa prestando declaración ante el tribunal revolucionario que lo juzga, el titulado “jefe” del grupo contrarrevolucionario que se rindiera, sin combatir, en el Escambray.
El fiscal, capitán Juan Escalona, ha formulado sus conclusiones provisionales pidiendo la pena de muerte para los acusados Plinio Prieto, Porfirio Ramírez, Sinesio Walsh y José Palomino. Para todos los acusados que fueran detenidos en el mismo “campamento” de estos cabecillas, el Fiscal solicita una pena de treinta años de prisión. Para las acusadas Vivían Fernández Rodríguez (conocida por Vivían de Castro) y Gloria Argudín, solicita la pena de treinta años también. Y para los demás acusados, la pena de veinte años de reclusión
El primero en ser llamado a declarar fue Plinio Prieto, jefe nacional de la organización contrarrevolucionaria que organizara la intentona. Y negó toda actividad posición o pensamiento contrarrevolucionario.
A continuación compareció Porfirio Remberto Ramírez. Convicto de ser uno de los cabecillas de la banda, a preguntas del Fiscal contestó que “se había ido al monte por embuyo”. […] Toda la factura de su declaración, sus gestos, sus reacciones tendían evidentemente a hacerlo pasar por un hombre cándido. Un hombre que no sabía lo que hacía, en el pasado, y que aparenta no saber lo que hace, en el presente, pero que tomaba un arma para combatir al gobierno de la Revolución liberal libertad. […]
Sinesio Walsh, en su verdadera facha, desprovisto de su disfraz de soldado rebelde, compareció ante el Tribunal Revolucionario. Pretendió que lo dejaran guiarse por unas anotaciones que traía. El Tribunal le informó que tenía que contestar a las preguntas del Fiscal. Y el Fiscal pregunta y Sinesio ensaya respuesta evasivas e inocentes. “No se había ido al monte ni por ideología ni por “ambicia”. Fabrica una leyenda con respecto a su salida del Ejército Rebelde. (Al cierre de la edición de este periódico continuaba declarando).
Cuatro campesinos son absueltos sin llegar a ser juzgados. Eran técnicamente culpables. Pero se trata de un Tribunal Revolucionario que imparte justicia revolucionaria. Absuelve, sin enjuiciarlos. El presidente, al comunicar la sentencia, dice: “son culpables, pero como se trata de campesinos y esta Revolución es la Revolución de los campesinos, y por estimar de que han sido mal adoctrinados y confundidos, el Tribunal los absuelve”.
Los cuatro campesinos se marchan llorando. Se iniciaba así la Causa 829 de 1960.
BURÓ DE PRENSA, Departamento de Instrucción. MINFAR, La Habana, Octubre 11 de 1960. NOTA DE PRENSA
El Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, a través de su Buró de Prensa informa que el resultado de las operaciones realizadas por unidades combativas del Ejército Rebelde y Milicias Campesinas contra el grupo de criminales de guerra y mercenarios extranjeros que desembarcaron entre Moa y Baracoa, el pasado 5 de octubre, es hasta ahora el siguiente: Muerto: 1.-Armentino Feria (jefe de la expedición).
Prisioneros: 1.-Anthony Zarba (Norteamericano). 2.-Arturo Álvarez (Segundo Jefe del Grupo). 3.-Nelson Trujillo. 4.-Fulgencio Rodríguez Paladón. 5.-Andrés Capote Medina. 6.-Felipe P. Rivero Pérez. 7.-Héctor Corvo Acosta. 8.-Enrique Torres. 9.-Miguel López Barroso. 10.-Adolfo Reyes de la Cruz. 11.-Wilfredo Riverón Martínez. 12.-Francisco Castrillejo Sabulit. 13.-Armando Sosa Fortuny. 14.-Arturo Sosa Fortuny. 15.-Laurel Díaz Jiménez. 16.-Oscar Noriega González. 17.-Carlos Fausto Mariscal. 18.-René González Santana. 19.-Pedro Soto Zayas. 20.-Desiderio L. Fontela Ruíz. 21.-Clemente a. Terry.
Se encuentran dispersos: 1.-Allan D. Thompson (Norteamericano). 2.-Paul Hugues (Norteamericano). 3.-Robert O. Fuller (Hijo de latifundista norteamericano propietario de la finca de Lewiston, cerca de San Germán, Oriente). 4 Juan González González. 5.-Ángel Rivero Sánchez.
Las Fuerzas del Ejército Rebelde y las Milicias no han experimentado baja alguna; continúa intensamente la búsqueda de los restantes.
Mañana miércoles, en la ciudad de Santiago de Cuba, serán juzgados sumariamente por un tribunal revolucionario los mercenarios hechos prisioneros en este fracasado intento contra la patria.
Ese mismo día 11, mientras se celebra el juicio es asesinado un niño por un grupo de contrarrevolucionarios.
Una infortunada criatura de sólo 22 meses de nacida resultó muerto de un balazo en la cabeza y su madre gravemente herida también de bala, al ser atacado el jeep en que viajaban por la Carretera Central, cerca del kilómetro 78, por ocho contrarrevolucionarios, dos de los cuales han sido capturados y esperándose que los restantes sean apresados de un momento a otro por la fuerza pública que las Milicias.
El sangriento suceso se produjo cuando el grupo de contrarrevolucionarios pretendía incendiar una rastra con ganado, después de asaltarla, y aproximarse el jeep al lugar.
El niñito, nombrado Reinaldo Bueno Machado, así como su madre, Haydée Machado, fueron conducidos a la clínica “Centro Médico”, de Matanzas, donde quedó recluida esta última con un balazo en el hombro.
El jeep era guiado por el padre del menor, Idilio Bueno, quien resultó ileso, al igual que los abuelos del niño, Caridad Reyes y Blas Machado.
En los momentos en que los contrarrevolucionarios disparaban contra los ocupantes del jeep, apareció un ómnibus interurbano, del cual se apearon con las armas desenfundadas un teniente rebelde y varios soldados, pero sin que las pudieran utilizar porque los asaltantes se internaron, huyendo, en las malezas.
¡Paredón! ¡Paredón!
Las sentencias a los traidores y mercenarios que intentaban enlutar al pueblo cubano son cumplidas la noche del 13 y la madrugada del 14. Los cubanos apoyan las sanciones aprobadas por los Tribunales Revolucionarios.
A las ocho de la noche del jueves 13 fueron pasados por las armas en el campo de adiestramiento de las Milicias Campesinas villareñas conocido por “La Campana”, los cabecillas del grupo de alzados en las sierras de ese nombre, Plinio Prieto, Sinesio Walsh Ríos, José Palomino Colón, Porfirio Ramírez Ruiz y Ángel B. Rodríguez del Sol, después de terminado el juicio de revisión presentado por los abogados defensores y que les fue admitido de oficio. La ejecución la efectuó un pelotón de Milicias Campesinas de las que participaron en la liquidación del foco sedicioso.
En sus conclusiones finales el Fiscal había pedido también la pena de muerte por fusilamiento para el contrarrevolucionario Armando Rodríguez González, que le fue conmutada por el Tribunal de Revisión aplicándosele la sanción inmediata inferior de treinta años de prisión. […]
A los restantes contrarrevolucionarios juzgados se impusieron sanciones de veinte a treinta años según la gravedad del delito —ya fueran alzados o colaboradores de estos—, excepto a las dos mujeres juzgadas, la conocida como Vivían de Castro y Gloria Argudín que fueron sancionadas a quince años.
También el Tribunal dictó algunas absoluciones de campesinos y a siete menores que se encontraban involucrados se ordenó su internamiento en los centros de menores correspondientes.
Millares de personas a pie, seguidas de un gran contingente de autos y camiones, desfilaron por la principal avenida de Santa Clara lanzando consignas revolucionarias y pidiendo la aplicación de severas medidas para los traidores de la patria. El pueblo se lanzó a las calles en manifestación pidiendo paredón para los contrarrevolucionarios.
Más tarde, en las últimas horas de la madrugada, en el campo de tiro de San Juan, Santiago de Cuba se cumplieron las sanciones impuestas al grupo que invadió el territorio nacional por la provincia oriental.
Fueron fusilados el mercenario yanqui Anthony Zarba, (cuyo nombre pudiera ser Anthony Salvard Barba) y los contrarrevolucionarios masferreristas Fulgencio Rodríguez Paladón, Nelson Trujillo Correa, Adolfo Reyes de la Cruz, Andrés Capote Medina, Arturo Álvarez Hernández, Desiderio L. Fontela Ruiz y Felipe Pedro Rivero.
La sentencia se cumplió horas después que un Tribunal Superior de Apelaciones constituido en el Palacio de Justicia rechazara el recurso presentado en favor de los mismos. Estos individuos fueron los que desembarcaron en unión de otros diecinueve yanquis y esbirros por la costa norte de Oriente, comandados por el masferrerista Armentino Feria, alias “El Indio”, que fue muerto al hacer resistencia a las milicias que fueron a capturarlos una vez localizados. […]
Tan pronto se dio a conocer la sentencia contra los acusados, el cónsul yanqui en Santiago de Cuba, Godfrey Harvey Suum se acercó a Anthony Salvard preguntándole si había entendido el fallo, limitándose el mercenario a contestarle “Sí, señor”.
Al ser trasladados a la cárcel provincial de Boniato los condenados, miles de personas que se congregaron frente al Palacio de Justicia prorrumpieron en gritos de ¡Paredón! ¡Paredón! Centenares de mujeres que se encontraban frente al edificio daban vivas a la Revolución al tiempo que entonaban las notas del Himno Nacional y la Marcha 26 de Julio, coreando repetidamente la consigna de “Cuba sí, yanquis no”.
Revolución y contrarrevolución
En el pueblo entero hay una satisfacción enorme por la aprobación de las últimas leyes y la captura de los grupos contrarrevolucionarios en el Escambray y en Oriente. Miles de mensajes de felicitación al Gobierno Revolucionario por las históricas leyes y respaldo popular a las nacionalizaciones y a las condenas a los “alzados” e “invasores” que pretendieron enfrentarse a la Revolución.
Los cuatro invasores que huían después de haber desembarcado en Cuba en días anteriores, fueron capturados el viernes 14. A las cuatro de la tarde del sábado 15 da inicio el juicio que los sancionarían. El Tribunal Revolucionario condenó a la pena de muerte a los mercenarios norteamericanos Robert O. Fuller y a Allan D. Thompson. Los dos cubanos fueron condenados a la pena de 30 años de prisión.
Tendremos aquí que destruir muchas ofensivas del imperialismo
La situación de los grupos de alzados en el Escambray y de los que desembarcaron por Oriente son objetos de atención del Comandante en Jefe.
Ellos habían dado la consigna, en distintos lugares de Cuba, de formar grupos de alzados; tratar de formar perturbación en distintas zonas rurales, parece como para preparar las condiciones y después enviar las expediciones que están preparando.
Estos grupos…, incluso en la Habana, trataron de formar un grupito, que los agarraron enseguida. Teníamos noticias de que trataban de mandar los casquitos que se alzaran por la zona de Pinar del Río, que se alzaran por la zona de Oriente, y, por supuesto, se hicieron un poco de ilusiones con la zona de Las Villas, sólo porque estaba transcurriendo algún tiempo mientras se entrenaban los campesinos.
Bueno, salieron unos campesinos allí del Escambray que son unos combatientes formidables. Se entrenaron en dos grupos de quinientos. Tan pronto se entrenó el primer grupo se mandó ya en una zona; cuando terminamos de entrenar el segundo grupo se envió también. Entonces, como el problema era capturar a estos señores, para que no anduvieran correteando o no se fueran, pues se emplearon milicianos también de las provincias, incluso milicianos de Oriente. Tomaron aquello, hicieron un cordón, y entonces empezó la tarea de localizarlos, y los fueron localizando en una serie de días.
Hicieron muy poca resistencia. En definitiva, se habían capturado ciento dos y los cabecillas principales. Todos los demás estaban regados y dentro de los cercos que habían hecho allí los campesinos. A los tres o cuatro días habían capturado como cincuenta o sesenta más. Y así, están en las tareas esas; puede durar ocho días, diez días, quince días, porque apareció una información, quisieron decir que del grupo, donde estaba Sinesio que los habían capturado a todos, confundieron que todos. Entonces, hay gente regada, pero lo que se trata es que no se puedan escapar de allí de la zona.
Entonces, efectivamente, era absolutamente imposible luchar contra los guajiros de allí. Mil guajiros, con armas automáticas, de allí de la zona. Se dividieron en pequeñas unidades, se le puso un oficial rebelde al frente, y salieron. Bueno, pues, resultaron unos combatientes formidables, porque los capturaban, no se les escapaban, no se le escapaba uno. Calculen que, para capturar regados a ciento dos individuos, en dos semanas… bajas tuvieron, los campesinos tuvieron dos bajas; hubo también, por tiros “zafados”, murieron dos campesinos, porque siempre, por lo general, en estas operaciones, siempre hay por accidente más bajas que por acción; un oficial rebelde. Y, claro, ellos se rendían, ellos sabían que, vaya, no los iban a maltratar. […]
Ahora vamos a ser una Reforma Agraria especial en el Escambray, especial, ya que dieron lugar a que se promovieran allí los foquitos contrarrevolucionarios, y el apoyo de ciertos señores allí latifundistas y poseedores de tierras. Vamos a hacer una Reforma especial en el Escambray, y vamos a situar en el Escambray a los mil guajiros aquellos, en cincuenta o sesenta cooperativas, sobre las armas, sobre las armas. Van a tener, además, un crédito, para que vayan desarrollando allí una gran riqueza, que se puede desarrollar, de café, cacao, frutales, ganadería, van a tener un crédito durante cinco años, para que vayan desarrollando aquello, porque la zona del Escambray es distinta, incluso, de la Sierra Maestra, de la zona de Oriente, porque allí hay muchos propietarios de veinte y treinta caballerías de tierras. No está repartida como está, por ejemplo, en la Sierra Maestra, entre muchos pequeños caficultores y muchos pequeños posesionarios allí.
Así que esa es la solución. Habrá que hacer un juicio dentro de ocho o diez días, para esos que quedan, pero ya los cabecillas principales, pues, fueron sancionados y castigados. Entonces, simultáneamente, desembarcó el grupito este de “masferreristas” y de algunos norteamericanos, entre Moa y Baracoa. Simultáneamente, un desertor, un sargento desertor, se había robado quince o veinte fusiles en un cuartel de Imías.
Fueron dos hechos combinados, de acuerdo. A nuestro entender, ellos trataron de formar un frente, grupos de alzados en aquella zona, cerca de la Base de Caimanera. El problema era crear una zona allí de operaciones, y una zona de perturbación cerca de la Base, porque no tiene otro sentido el desembarco de esos veintisiete individuos. Además, la consigna era alzar en distintas partes del país grupos de casquitos.
Como ustedes saben, el otro día, unos elementos de estos “casquitos” fueron a quemar una rastra o algo de eso, pasó un jeep con una familia, con un niño, y le dispararon. Mataron al niño, e hirieron a la madre. Ya están arrestado esos individuos también y van a ser sometidos a los tribunales revolucionarios.
Y el grupo de veintisiete ya están todos, absolutamente, capturados, todos, todos, todos, los veintisiete. Y allí están muchas milicias campesinas listas siempre, cuando se trate de promover cualquier alzamiento de “casquitos” allí, pues, capturarlos. Queda por arrestar el sargento que se robó los fusiles, y que, desde luego, esa gente allí tienen la ventaja de que tratan de huir para la Base. Los últimos cuatro se capturaron a cuarenta kilómetros de la Base. Iban como en dirección a la Base, para tratar de refugiarse allí.
Así que, actualmente, la situación es: completamente liquidados los grupos esos que se alzaron tanto en Las Villas como en Oriente. Habrá que hacer otro juicio en Las Villas por los que se capturaron después del juicio, y habrá que… Ya deben estar juzgando hoy a los cuatro últimos que se capturaron del grupo de los veintisiete. Esa es la situación en este momento y los grupos de mercenarios que están entrenando en Guatemala.
Así que, con toda seguridad, más tarde o más temprano tienen que lanzar esos grupos. Cuando empieza el juego ese de las armas y del entrenamiento y todo, como estos señores son instrumentos, ellos, ya después que los tienen en un campo de entrenamiento, no les queda más remedio que salir. Hay que esperar que vengan, con toda seguridad más tarde o más temprano vendrán, y para eso debemos estar listos. Esa es una de las variantes de la agresión del imperialismo, a través de elementos mercenarios.
Hay que estar preparados, ya nosotros tenemos unidades del Ejército Rebelde listas para salir a combatir a esos grupos, y ya también tenemos algunas unidades de milicias que están siendo equipadas y está muy adelantado todo el trabajo de la formación de los cuadros de Milicias y del Ejército. […]
Vendrán y serán liquidados entonces, ese será el momento en que se liquide la ofensiva actual del imperialismo. Después vendrán otras. Incluso, nosotros tendremos aquí que destruir muchas ofensivas del imperialismo, pero sí tenemos la seguridad de que la Revolución se irá consolidando, en cada uno de los pasos, y, además, ellos saben ya la suerte que les toca a los cabecillas contrarrevolucionarios y a los imperialistas que desembarquen aquí en nuestro país.
Confunden la generosidad de la Revolución con una especie de que ella está obligada
El Jefe de la Revolución continúa evaluando la situación actual, sobre todo los últimos acontecimientos contrarrevolucionarios.
Otro hecho que ocurrió, que un grupo de presos, contrarrevolucionarios, que estaba en El Morro, se escapó. Era un grupo aquellos que fueron condenados cuando Hubert Matos. Ellos estaban castigados a Isla de Pinos. Por cierto, estos muchachos cometieron… se pueden calificar de dos veces traidores: primero por la actitud que habían asumido en aquella ocasión; y segundo porque… nosotros quisimos ayudarlos, porque, analizándolo bien, los hombres muchas veces son víctimas de las circunstancias: mal influidos, mal orientados, y como habían sido rebeldes, pues, nosotros comprendíamos que tenían una culpa relativa, les tocó la mala suerte… Si ellos hubieran estado con Raúl, con el Che, con cualquier otro compañero, seguramente hubieran tenido una actitud distinta, con toda seguridad. Pues nosotros los trasladamos; a algunos de aquellos muchachos, que habían estado acusados en el juicio, pero que fueron absueltos, se les dio trabajo, trabajaron, están trabajando muy bien; y a éstos se les trasladó a El Morro, estaban allí, los podían ver la familia tres veces a la semana, con todas las facilidades; hasta un día en que llegué de visita a El Morro, y había conversado con ellos, y les expliqué, conversé en los mejores términos, y les dije que se les iba a ir viabilizando la oportunidad de reincorporarse a la Revolución.
¿Quiénes los estaban custodiando? Otros señores que también fueron ejemplos de de ingratitud. Como se han ido desactivando una serie de fortalezas de éstas, pues había un grupo de marinos, de la Marina de Guerra, cuidando. Éstos fueron dos ejemplos típico de cómo muchas veces las… aunque esto no debe decepcionar a nadie, porque muchas veces la gente reacciona ante un gesto generoso que se tenga con ellos, otras no.
Este grupo de muchachos, en complicidad con los marinos que estaban allí, cinco marinos, de los de antes; por exceso de trabajo, y toda esas cosas… ¿nosotros tenemos la culpa? Ya nosotros habíamos desactivado el Arsenal de Casablanca, y habíamos desactivado el Arsenal de Cienfuegos. ¿Por qué? Porque la Marina fue el único Cuerpo que no fue disuelto, y fue disuelto el Ejército, fue disuelta la Policía, sin embargo, nosotros fuimos generosos con los marinos. ¿Por qué fuimos generosos con ellos? Porque habían tenido una actitud menos drástica que la del Ejército, aunque tuvieron sus Laurent y toda aquella gente que cometieron muchos crímenes, y aunque a nosotros nos tiraron muchos cañonazos, esa es la verdad, con sus fragatas, desde por allá, en la Sierra Maestra, pues nosotros le dimos un tratamiento distinto a los marinos que a los del Ejército
Pero, ¿qué ocurre? Lo que ocurre siempre: Los espías de la Embajada, el Departamento de Estado, los contrarrevolucionarios, siempre van a buscar para conspirar, ¿a quién? A aquella gente con las que ellos han tenido contactos, amistades, de antes; y estaban constantemente en una conspiración por tratar de alzar una fragata, alzar una guarnición, estaba en ese jueguito. Nosotros sabíamos de algunos que estaban conspirando, pero lo que hicimos fue tomar una medida preventiva: desactivamos los barcos de guerra, desactivamos la fortaleza de Cienfuegos, y pusimos allí rebeldes.
Esa fue la medida preventiva; no metimos a nadie preso, pues lo que hicimos fue tomar esa medida preventiva. “Más vale precaver que tener que lamentar”; y tomamos esa medida de precaución, los mandamos a trabajar… no botamos a nadie, a nadie en absoluto, porque detestamos el tener que estar tomando medidas que lancen a la gente a la calle.
Y así… desde luego, hay alguna gente que ha respondido; hay algunos casos de marinos viejos, hombres humildes del pueblo, que han reaccionado bien, han capturado incluso a gentes que se iban a ir con dinero; les han tratado de quitar barcos, y han luchado. Es decir que hay siempre los que reaccionan bien y hay los que naturalmente son unos traidores, como esos que estaban de escolta allí y en complicidad, esos marinos viejos, marinos viejos, con los presos, catorce presos, les propiciaron la fuga, y se fueron con ellos.
Naturalmente, si nosotros hubiéramos disuelto la Marina completa y no hubiéramos dejado aquí un solo marino de aquellos, excepto los que hubieran estado presos o hubieran sido revolucionarios conocidos, no nos habría pasado eso; si a aquella gente la hubiésemos tenido presa en Isla de Pinos, no nos habría pasado eso.
Muchos de esos marinos todavía están con las armas, y aquí les hablo con toda sinceridad; algunos de ellos pueden irse; otros, a lo mejor, hacer lo que hicieron esos traidores; otros pueden portarse distinto… De todas maneras, más vale hablar con franqueza y con limpieza; y hablarles a ellos, a los tres o cuatro mil marinos que hay, y que muchos están con las armas, que nosotros queremos que recapaciten sobre estos hechos; piensen en los ejemplos de los que se han portado bien y en los ejemplos de lo que se han portado mal. Nosotros no queremos lanzar a nadie para la calle, entendemos que es siempre doloroso. Aún cuando están con sus armas, sí debemos decirles que el Gobierno Revolucionario, toma en cuenta todas estas circunstancias: los hechos negativos que se producen, los hechos positivos; y que, desde luego, advertimos bien que si los hombres que están en un cuerpo armado no responden íntegra, leal, y completamente a la Revolución, y no cumplen con sus deberes, nosotros entonces no seremos responsables de que tengamos que tomar la medida de disolver completamente el Cuerpo.
A algunos les parecerá poco táctico o poco de tacto hablar así, pero nosotros siempre hemos hablado así y siempre hemos abordado estas cosas públicamente. Pasa con esos marinos lo mismo que pasa con muchos funcionarios que están dentro del Estado, batistianos, de la gente que entró del 52 al 58. ¿Qué ocurre? Muchas de esas gentes no perdonan que la Revolución haya sido generosa con ellos; son los que hablan, se portan contrarrevolucionariamente; no sé si confunden la generosidad de la Revolución con una especie de que la Revolución está obligada, o que es una debilidad de la Revolución, no sé lo que entienden. Esos son hechos que nosotros tenemos que tener en cuenta, los elementos que quedan del pasado, incluso dentro de cuadros armados, elementos que quedan del pasado dentro de los cuadros de la administración pública.
Toda la gritería de Idígoras es para ocultar los verdaderos propósitos agresivos hacia Cuba
Desde Tegucigalpa, Prensa Latina informa que la preparación de una invasión a Cuba continúa en Guatemala.
El diputado hondureño Idelfonso Orellana Bueso denunció la noche del 17, que unos 30 aviones de transporte “procedentes de los Estados Unidos y cargados de batistianos y materiales bélicos”, llegaron ayer a varias bases de Guatemala, para hacer usados en un ataque contra Cuba.
Orellana dijo que con ese material y el que ya había en Guatemala, se iniciará la anunciada agresión contra el pueblo cubano desde territorio guatemalteco.
Agregó que los transportes habían descendido en las bases de Puerto Barrios y Retalhuleua, en la costa del Pacífico y censuró fuertemente al gobierno del general Idígoras, presidente de Guatemala.
“Toda la gritería de Idígoras, acusando a Cuba de intervenir en los asuntos internos de Guatemala —dijo—, tiene por objeto ocultar los verdaderos propósitos agresivos hacia Cuba”.
Expresó además, que también en Honduras los simpatizantes de Batista “vociferan públicamente y faltan el respeto al pueblo hondureño, haciendo caso omiso de las autoridades”.
La denuncia de Orellana se suma en círculos políticos de esta capital, con la formulada hace diez días en una sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas, por el canciller cubano, Raúl Roa.
Cuba reclama por los distintos planes de agresión de Estados Unidos
La emoción del pueblo ante los beneficios que le aporta la Ley de la Reforma Urbana va en aumento. El Gobierno Revolucionario crea condiciones y da facilidades para los beneficiados por la legislación.
Mientras tanto, en la ONU, el martes 18, el Ministro Raúl Roa denuncia, una vez más, las acciones contrarrevolucionarias que se preparan en Guatemala contra Cuba.
Cuba pidió al presidente del XV período de sesiones de la Asamblea General, Frederick Boland, que se incluya en el programa a discutir este año el tema, “reclamación del Gobierno Revolucionario de Cuba referente a los distintos planes de agresión y actos de intervención que está ejecutando el gobierno de Estados Unidos contra la República de Cuba con manifiesta violación de su integridad territorial, soberanía e independencia, y evidente amenaza para la seguridad y la paz internacionales”.
El doctor Raúl Roa, Ministro de Relaciones Exteriores cubano, acompañó a la carta que entregó a Boland, de un memorándum explicativo en que el Gobierno cubano incluye diversas acusaciones contra Estados Unidos.
En el memorándum, que acompaña la carta del doctor Roa “de acuerdo con el artículo 20 del Reglamento”, se dice entre otras cosas lo siguiente:
“El Gobierno Revolucionario de Cuba ha puesto ya de manifiesto ante diferentes órganos de las Naciones Unidas, las continuadas amenazas, hostigamientos, represalias, agresiones y actos de intervención cometidos por el gobierno de Estados Unidos contra el Estado cubano, con la ostensible finalidad de forzar su voluntad soberana y convertirlo de nuevo en satélite del Departamento de Estado y de los monopolios norteamericanos, recurriendo al fementido pretexto de ser una “cabeza de playa del “comunismo internacional”. Esta típica política de guerra fría, basado en el turbio negocio del anticomunismo, desarrollada por una de las más grandes potencias del mundo contra un país pequeño que se liberó de su explotación económica y dominio político, no sólo ha venido constituyendo un grave peligro para el libre desenvolvimiento del Estado cubano, sino que, al incluirlo dolosamente en su estrategia política, militar y diplomática contra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el gobierno de Estados Unidos está poniendo en inminente riesgo la seguridad y la paz internacionales.
A continuación, el Ministro Roa da a conocer las últimas agresiones a Cuba, apoyadas por el gobierno de Estados Unidos.
La muy importante tarea de difundir el pensamiento revolucionario
Para negociar un convenio comercial con Cuba, llega a La Habana, en la tarde del jueves 20, el Ministro de Comercio Exterior de Rumania, quien preside la delegación económica de su país. En horas de la noche, el comandante Ernesto Che Guevara, Presidente del Banco Nacional de Cuba, ofrece una interesante charla, en el programa de televisión “Ante la Prensa”. Éste analiza ampliamente la importancia de la institución que preside y hace un paralelo de cómo funcionaba anteriormente y la estructura que le ha dado a la misma la Revolución. Asimismo, hace una reflexión sobre las consecuencias de la última agresión económica del gobierno de Estados Unidos. Casi al finalizar, el periodista Miguel Brugueras le solicita al Che decir algo sobre el Departamento de Instrucción del MINFAR.
Es difícil, de ese Departamento sí es difícil decir, porque usted sabe muy bien que está bajo mi dirección, ha sido una tarea muy difícil al principio, la falta de presupuesto y tiene una tarea muy amplia, demasiado amplia e incluso va a ver que reestructurarlo. Bajo el Departamento de Instrucción de las Fuerzas Armadas están las Milicias, están los Jóvenes Rebeldes y están todas las tareas de instrucción militar y de capacitación cultural y cívica del Ejército. Es decir, que tiene una tarea muy grande. En algunos campos se ha avanzado mucho más. Ya las Milicias y los Jóvenes Rebeldes prácticamente por su importancia han pasado a ser organismos hasta cierto punto autónomos, que tienen organización propia. Y la parte instructiva, real, el núcleo del Departamento de Instrucción se ha dedicado a la tarea de crear cursos de perfeccionamiento de armas de guerra, o también de táctica general para suboficiales y además a la muy importante tarea de difundir el pensamiento revolucionario entre todos los miembros del Ejército Rebelde y además entre los Milicianos y los Jóvenes Rebeldes. Y tiene además de publicaciones propias, algunas que se hacen en la Imprenta Nacional, un órgano que es una gran revista, que tiene un gran director que es el compañero Brugueras, que es “Verde Olivo”.
Preparan una provocación en la base naval de Guantánamo
Dos noticias del martes 25, revelan las continúas intenciones del gobierno de Estados Unidos de agredir, militarmente, a Cuba. En la primera el Canciller Raúl Roa denuncia en las Naciones Unidas que el gobierno de Estados Unidos está preparando en estos momentos un acto de provocación en la base naval de Guantánamo. En sus palabras insiste en la necesidad de que sus planteamientos se discutan en la Asamblea General. La segunda es la confesión de Idígoras, presidente guatemalteco, que se prepara el ataque a Cuba.
“Quiero pronunciar unas últimas palabras por las tesis que he venido defendiendo”, declaró el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Raúl Roa, interviniendo nuevamente en el debate en la mesa de la Asamblea General sobre la reclamación cubana contra Estados Unidos.
“Voy a revelar aquí algo que debe tomarse en consideración. El gobierno norteamericano prepara en estos momentos una provocación en la base naval de Guantánamo. “Remember” el canal de Suez. Traigo esto aquí para que no se olvide.
“No comprendo cómo el angelical gobierno norteamericano insiste en que se presente nuestra reclamación ante el Consejo de Seguridad, cuando Cuba, al hacerlo antes, este organismo envió la cuestión a la OEA, cuando el asunto no estaba allí discutiéndose, a pesar de todo lo que se diga en los documentos oficiales”.
“¿Para qué hacerlo en la OEA cuando después de la Séptima Reunión de Cancilleres en San José, el propio Secretario de Estado norteamericano declaró que estaba complacido por los resultados allí obtenido?”.
“Insisto en lo que aquí lo que se trata es de ver qué garantía tiene un pueblo pequeño cuando se enfrenta a uno poderoso. Desearía que en defensa de esos pueblos pequeños, la mesa asigne el tema cubano a la plegaria de la Asamblea General. El gobierno de Cuba no tiene miedo alguno en enfrentarse, en encararse a esta cuestión frente a los Estados Unidos en la Asamblea General. Como tampoco tiene miedo a oponer resistencia a la agresión que prepara Estados Unidos contra ella”.
Augusto Mulet, Secretario de Información de la presidencia, admitió que el gobierno de Idígoras “adiestra fuerzas militares móviles en más de veinte fincas particulares de Guatemala”.
Mulet dijo que estas unidades no se adiestraban para invadir a Cuba, sino “para contrarrestar cualquier eventual ataque de guerrillas de los fidelistas”.
Mientras tanto, el diputado por el Partido Revolucionario, Julio Valladares Castillo presentó en el Congreso una moción en la que pide la designación de una comisión “que investigue la denuncia de que en Guatemala se han establecido bases militares extranjeras y han llegado aviones bombarderos”.
Auto provocación en la base, como paso previo a la agresión armada contra Cuba
Estados Unidos refuerza la base naval de Guantánamo y arrecia la agresión contra Cuba.
WASHINGTON.- La Armada informó que unos 1 450 Infantes de Marinería desembarcarán de un buque de asalto anfibio para descansar el fin de semana en la base naval de los Estados Unidos en Guantánamo, Cuba. La Armada anunció formalmente el programa de fin de semana de cuatro barcos del escuadrón anfibio número 10, que ha estado haciendo maniobras en el Caribe, con Infantes de Marina del Octavo Destacamento Expedicionario. Los planes incluyen una visita del barco de asalto “Boxer”, con los 1 450 infantes a Guantánamo.
Directamente desde Santiago de Cuba, el viernes 28, se informa sobre las medidas concretas que se organizan en la base naval de Caimanera.
En esta ciudad se han conocido informes que dejan traslucir, sin lugar a dudas, nuevas maniobras del gobierno de los Estados Unidos por el camino de la “autoagresión” en la base naval de Guantánamo.
Los hechos revelados ahora demuestran:
1.—Desde el lunes 24 las fuerzas militares norteamericanas destacadas en Caimanera se encuentra en zafarrancho de combate y listas para entrar en acción.
2.—Los terrenos fronterizos de la base están siendo minados por zapadores de la Infantería de Marina de los Estados Unidos. Al estallar una mina tres infantes resultaron heridos por las esquirlas.
3.—La propaganda anticubana que circula entre la dotación de los moradores norteamericanos de la base ha aumentado extraordinariamente.
También se supo que “los marines” realizaron intensa práctica de tiro, en el transcurso de la cual perdió la vida accidentalmente un soldado, cuyo cadáver fue trasladado a los Estados Unidos por la vía aérea.
Interrogadas las autoridades cubanas, manifestaron su preocupación por estas maniobras norteamericanas “que confirman la sospecha de que los Estados Unidos, como fue reiteradamente denunciado por el Gobierno cubano, están preparando una auto provocación en esa base, como paso previo a la agresión armada contra Cuba.
En un nuevo ataque contra Cuba, el tabloide newyorquino “Daily Mirror”, dice hoy que “si Cuba intenta echar de Guantánamo a los norteamericanos, los marines marcharán contra la isla, la tomarán por asalto y arrojarán al mar a todos los que se opongan”.
Agrega que “esto demostrará a todos los países latinoamericanos, que el tío Samuel no anda con cuentos”.
Si Cuba sucumbe, todos los movimientos liberadores en América Latina retrocederán
La solidaridad latinoamericana responde contra las amenazas yanqui, y su pueblo se dispone a luchar por Cuba. En muchos pueblos de América Latina, este 28 de octubre manifiestan su disposición de defender la Revolución cubana.
La Paz, Bolivia. Para organizar la “milicia voluntaria en defensa de la Revolución Cubana”, se constituyó el 28 aquí el Frente Universitario de Liberación Nacional.
“La milicia está dispuesta a ir a Cuba para combatir en defensa de los derechos del pueblo cubano amenazados por el imperialismo norteamericano, expresa en comunicado emitido por el Frente Universitario.
Caracas, Venezuela. La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) anunció que tiene un pacto de reciprocidad con la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC), que “la obliga a la asistencia mutua en caso de agresiones externas”. El Secretario de Relaciones Exteriores de la CTV y diputado del Partido Acción Democrática, J. M. Pérez Salinas, hizo el anterior anunció.
Después expuso: “No creo que vayan a reeditarse los tiempos del guatemalazo, pero si ello ocurre encontrarán al pueblo venezolano unidos en defensa del pueblo cubano”.
San José, Costa Rica. “Nosotros en Costa Rica, pondremos en tensión todas nuestras fuerzas para defender a Cuba en el terreno que tengamos que defenderla”, expresa en un radiograma enviados desde Golfito, el Comité de la Federación Única de Trabajadores del Pacífico del Sur (FUTRA).
“Nos enteramos con indignación —dice la FUTRA— que tropas norteamericanas que se encuentran en Guantánamo, hacen preparativos indicando que se dispone a participar en una agresión contra Cuba, preparada abiertamente desde Guatemala y la Florida”. […]
Montevideo, Uruguay. Los trabajadores del transporte uruguayo “se mantienen alerta y dispuestos a tomar medidas si se concreta una agresión armada contra Cuba”, según un comunicado dado a conocer hoy. […]
Lima, Perú. “Los Estados Unidos debe medir lo que piensan hacer en Guantánamo, porque los trabajadores peruanos estamos decididamente al lado del pueblo de Cuba, declaró Rómulo Roza Retuerto, Secretario General de la Federación Nacional de Trabajadores Mineros del Perú.
“Todos los mineros de la región central norte y central del país, —prosiguió Rozas— que soportamos ignominiosa explotación de parte de las compañías mineras norteamericanas sabemos que los gringos no tienen escrúpulos y por eso nos preocupan sus preparativos militares”.
A continuación subrayó que “en caso de producirse una agresión contra Cuba, nosotros sabremos tomar nuestro puesto de lucha porque sabemos que si la Revolución Cubana sucumbe, todos los movimientos liberadores en América Latina, sufrirán un retroceso y vendrá la represión contra todos los dirigentes que queremos nuestros pueblos libres de explotación y queremos elevar la dignidad de los trabajadores.
El periódico dedica una página este día para informar las manifestaciones de adhesión de los pueblos latinoamericanos.
En evidencia una vez más las verdaderas intenciones del imperialismo yanqui
Desde Washington en especial para Revolución, se informa el lunes 31, que Estados Unidos utilizará la OEA como pretexto jurídico.
La insistencia de Estados Unidos en que sus diferencias con Cuba sean tratadas por una Comisión de seis países latinoamericanos, y no por la ONU, ha puesto en evidencia una vez más las verdaderas intenciones del imperialismo yanqui al “someterse” al juicio de las organizaciones internacionales. Ante la formal y grave denuncia presentada por el Canciller de Cuba, doctor Raúl Roa, contra los Estados Unidos, de los preparativos para una inminente invasión del territorio cubano por mercenarios, criminales de guerra y traidores, apoyados por Estados Unidos, con bases en Guatemala y en la propia unión norteamericana, los delegados yanquis influyeron para que el delicado asunto no fueran al pleno de la Asamblea General de la ONU sino a una Comisión, la Política o Especial, en cualquiera de las cuales quedaría relegado, posiblemente, hasta fines de año, con remotas posibilidades de tratamiento y aprobación.
Pero ante el temor de que aún para entonces pudiera Cuba lograr apoyo mayoritario para su justa denuncia, comprobada por hechos y pruebas fehacientes, los imperialistas han estado moviendo sus peones para que, como en ocasiones anteriores, el “caso” cubano fuera trazado a la OEA, entidad donde Norteamérica mueve sus peones a gusto y provecho. Para hoy lunes está señalado el tratamiento, en la ONU, de la petición cubana.
Este mismo día el cuartel general de la CIA envía un cable al máximo jefe de la Agencia de Inteligencia en Guatemala, redactado por el jefe de la sesión Wh/4, John Esterlina, con ayuda del coronel Jack Hawkins. En algunas partes del documento queda evidenciada la agresión a Cuba.
1. En el plan no se deben utilizar más de 60 hombres para los equipos de INF.(Infiltración). El resto de los entrenados para las tropas de asalto. Posteriormente se darán instrucciones en relación con estas fuerzas y con las fuerzas de reserva.
2. Las tropas de asalto consistirán en uno o más batallones de infantería, cada uno de ellos con cerca de 600 hombres agrupados en tres compañías, una compañía de armas de acompañamiento y una compañía de estado mayor y de servicios.
3. Misión de las tropas de asalto: capturar y defender la toma del objetivo con fuerzas anfibias y aerotransportadas y establecer bases para operaciones posteriores. Habrá reaprovisionamiento automático de las fuerzas navales y aéreas. […]
6. Se gestiona la posibilidad de utilizar a cuadros de las fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos para el entrenamiento de las tropas de asalto. […]
11. Plan utilización de equipos por ahora y durante los dos próximos meses mientras las condiciones del objetivo lo permitan. Las condiciones internas del objetivo pueden obligar a prolongar su ejecución. Los primeros equipos que se necesitan son para Pinar del Río, La Habana y Las Villas.
12. Ataque con la magnitud que se plantea no puede estar listo antes de algunos meses. No planificar ataque con menos de 1 500 hombres aproximadamente. Una fuerza menor tiene menos posibilidades de éxito ante la situación en el objetivo. Se propone comenzar preparación psicológica de los miembros de las tropas de ataque durante el período de entrenamiento que se prevé. Pueden ser estimulados con la posibilidad de un golpe mayor. […] (Fin del mensaje).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s