La “libertad de prensa” en Estados Unidos

Tomado del periódico Revolución, La Habana, 5 de septiembre de 1960
La Internacional de la mentira
El domingo 4 de septiembre, el comentarista radial José Pardo Llada —posteriormente abandonó el país— puso al desnudo la falsa libertad de prensa en Estados Unidos, al disertar en el programa de la televisión Universidad Popular, que se transmite los domingos, y las emisoras que integran el Frente Independiente de Emisoras Libres. El tema de su intervención: La falsa libertad de prensa en Estados Unidos. Con datos irrefutables, muchos de ellos de propias fuentes norteamericanas, Pardo llama echó por tierra la llamada “libertad de prensa” y puso al desnudo a quienes la dirigen, alientan y financian: los grandes monopolios financieros norteamericanos que no sólo controlan la prensa, sino al gobierno de los Estados Unidos.
“[…]En esto de mentir, los periódicos americanos son realmente insuperables. Han creado toda una técnica de la mentira. Y esa técnica, en virtud de los grandes medios de información y propaganda que han desarrollado, ha llegado a adquirir categoría internacional.
”El imperialismo noticioso de los yanquis opera con tal eficacia —gracias a la AP, la UPI, la ‘King Features’, la SIP o cualquiera de estas siglas que disfrazan a los monopolios de prensa— que la misma mentira puede leerse el mismo día en el Times de New York, en La Prensa de Buenos Aires, el Universal de México o Información de La Habana.
”Así como existe una organización internacional para el catolicismo, o una internacional de ayuda a los judíos —la Diáspora— existe también una Internacional de la Mentira, con sede en New York y ramificaciones en casi todo el mundo.
”Este carácter, profundamente deshonesto, mixtificador y mitomaníaco de la prensa americana, aplicables también a la prensa en español, afiliada a la Internacional de la Mentira, tuvo para mí una definición insuperable, ofrecida por un modesto trabajador, un chófer de alquiler en Ciudad México.
”Estaba exilado en México, en octubre de 1953, en ocasión del IX Congreso de la Sociedad Interamericana de Prensa —donde, por cierto, tuve casi que tomar por asalto la tribuna para denunciar los atropellos de Batista a la libertad de expresión— y un día al salir del Congreso y tomar un taxi el chofer, al percatarse que yo era periodista, se viró hacia atrás, y me dijo, con ese profundo sentido irónico de los indios mexicanos:
‘Oiga, compadrito, yo no sé cómo será en su país, pero aquí, los periódicos sólo publican una verdad: la fecha en que sale. Todo lo demás es mentira’. […]
”Hay un lema que coloca en su primera página The New York Times, desde hace más de 60 años: Aquí se publican todas las noticias que merezcan publicarse. En este merezcan publicarse, está todo el filisteísmo de la prensa norteamericana.
”Hay verdades que nunca “merecen publicarse” para el juicio imperialista de los amos de la prensa en los Estados Unidos. Así lo admite en su primera página desde hace medio siglo, el periódico más importante de los Estados Unidos. Y a toda esta patraña, formada por la liga de intereses financieros y económicos que dominan el periodismo norteamericano, se le ha buscado un ángel tutelar para engañar a los necios: ‘la libertad de prensa’, la sacrosanta ‘Libertad de Prensa’”.

Batista también hizo sus aportes económicos a la prensa de Estados Unidos
Más adelante, el comentarista Pardo Llada aborda el tema de la falsa libertad de prensa y Cuba.
“[…]Trujillo por ejemplo —Rafael Leónidas— pagó al New York Herald Tribune, treinta y cinco mil dólares por seis páginas en ediciones dominicales. Precisamente hace pocos días, el 20 de agosto de 1960, el Benemértio Generalísimo les recordó a los editores del Herald sus inconfesables complacencias para la dictadura dominicana.
”Batista —Fulgencio— también hizo sus aportes económicos a la ‘prensa seria’ de los Estados Unidos, por la vía honorable de los anuncios pagados. En 1937, cuando ya Batista había asesinado a Antonio Guiteras y ahogado en sangre la huelga de marzo, exactamente el 21 de noviembre de 1937, el New York Herald Tribune publicó cuarenta mil líneas de exaltación a Batista en una sola edición.
”Aquel desmesurado elogio a un dictador extranjero, provocó alguna crítica discreta al Herald —posiblemente de sus competidores que no tuvieron a Batista por cliente— y en defensa de los fueros de la verdad y la honestidad periodística, se apareció la ‘Asociación de Empresas Periodísticas de New York’ y condenó al Herald a pagar 500 pesos de multa, por ‘violación de la ética profesional al publicar como información un anuncio pagado’. ¡Quinientos dólares de multa y Batista pagó por el elogio exactamente treinta mil dólares! La dignidad del periodismo americano quedó salvada con un picotazo, y quedaron en los bolsillos de los dueños del Herald 29.500 dólares.
”No siempre la tarifa es tan alta. Hay periódicos mucho más consecuentes que el Herald o el Times. Por ejemplo, al propio Batista le salió más barata la edición especial de El Diario de Nueva York de abril de 1958, en plena ofensiva de la Sierra Maestra. En aquella ocasión, un editor comprensivo, otro ‘héroe’ de la libertad de prensa ——Stanley Ross— le envió esta carta conmovedora al jefe de Prensa y Propaganda de la dictadura:
”21 de marzo de 1958 / Señor don Enrique Pizzi de Porras:
”Estimado amigo:
”De acuerdo con nuestra conversación, propongo el siguiente arreglo para una edición especial de este periódico que creo tendrá una enorme influencia en el mundo entero por la manera de prepararlo y difundir los 225 mil ejemplares que haremos circular.
”El contenido y la manera de presentar la edición ya lo hemos conversado; será en su totalidad dedicada a hacer conocer la realidad actual de Cuba, producida tanto en inglés como en castellano, con los calces de fotos en dos idiomas.
”Como el presidente Batista es hombre franco, que habla sin temor ni vacilaciones, creo que la edición deberá reflejar su manera de ser; considerar todas las versiones y examinar todos los opositores, dando por primera vez al público del hemisferio la breve historia de todos los interesados y balanceándolo con una breve relación de los hechos y el progreso alcanzado por Cuba durante el gobierno actual.
”La distribución podría ser efectuada así: con la edición corriente de El Diario, 70 mil. Distribuirán en Cuba misma, 80 mil. Distribuidos en todas partes de los Estados Unidos y la América Latina a la gente que moldea a la opinión pública y a los industrialistas, comerciantes y centros turísticos, según plan que explicaremos en detalle, 25 mil.
”Sugiero una edición de 32 páginas, a nuestra tarifa de $750.00 por página, más $0.08 por ejemplar, por los 55 mil ejemplares adicionales sobre nuestra circulación corriente, lo que representa el costo del papel e impresión.
”Muy cordialmente, /Stanley Roos, editor
”Esta carta —testimonio cabal de cómo ‘opera’ la prensa norteamericana— fue ocupada en el Palacio Presidencial, en los primeros días de enero de 1959, a pocas horas de la huida, y apareció publicada en copia fotostática en la página A-3 del periódico El Mundo, edición de 29 de junio de 1960.
”Es decir, que hasta por la propaganda del Diario de Nueva York, un periódico híbrido, mitad en inglés mitad en español, que circula exclusivamente entre la colonia puertorriqueña de Nueva York, hasta por esa inferior propaganda de prensa, Batista tendría que pagar unos veinte mil dólares, a razón de 750 pesos por página y ocho centavos por ejemplar.
”A propósito de Batista y sus excelentes relaciones de ayer y hoy con la prensa norteamericana, en la memoria de todos está la carta interceptada del exembajador de la dictadura en la ONU Emilio Núñez Portuondo, donde instaba al ingeniero Lin Arroyo al pago de cien mil dólares a los señores de la revista Life, para que ‘se sintieran estimulados en sus ataques a Fidel Castro’”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s