Reuniones VI y VII de la OEA: Cuba no viene como acusada, sino como acusadora

Por Dr. C. Eugenio Suárez Pérez y M. Sc. Acela Caner Román

Raúl Roa, el canciller cubano, al llegar el lunes 15 de agosto a Costa Rica para participar en la Conferencia de la OEA expresó con claridad que Cuba llega a ese país no como acusada sino como acusadora de una potencia que constantemente está agrediendo a la América Latina, desde hace más de un siglo.
Por su parte, el canciller venezolano, Ignacio Luis Arcaya, insistió que su país está dispuesto a retirarse de la OEA, sino se toman medidas drásticas contra el dictador Trujillo, cuya intervención en el reciente atentado al presidente Rómulo Betancourt confirmó la Comisión Interamericana de Paz.

“Mi voz es la de un gobierno genuino, limpio y efectivamente democrático”
Estados Unidos a través de su representante en la Conferencia, Christian Verter, trata cínicamente de salvar las acusaciones contra Leónidas Trujillo, el dictador dominicano. Llega el jueves 18 y toca el turno al delegado cubano, el ministro de Relaciones Exteriores Raúl Roa para exponer la posición de Cuba sobre la acusación que hiciera Venezuela a Trujillo, quien en sus palabras deja expuesta la posición cubana.
“La sexta y séptima reunión de consulta de ministros de Relaciones Exteriores, que tiene por sede la simpática y hospitalaria ciudad de San José, entrañan mucho más que una prueba de fuego para la Organización de Estados Americanos. Entrañan en verdad, esta disyuntiva insoslayable: o nuestra América afirma de una vez y para siempre su autodeterminación, independencia, soberanía y decoro frente a la potencia intracontinental que intenta convertirla en arria de sus intereses políticos, económicos, militares y diplomáticos o habrá desoído el mandato de Simón Bolívar, Benito Juárez y José Martí, sus únicos y verdaderos guías en la ardua y hermosa tarea de alcanzar la plenitud de su destino.
”La representación de Cuba asiste a estas reuniones con plena conciencia de sus deberes y responsabilidades. De ahí que fije su posición con entera claridad y franqueza.
No es la mía la voz de uno de esos gobiernos productos de la imposición, el fraude, el soborno o la servidumbre y que no obstante se autotitulan con descocada ufanía ‘democracias representativas’. Es la mía la voz de un gobierno genuino, limpio y efectivamente democrático, que no en balde lo alumbró el pueblo cubano, sin ayuda de nadie, y sin pedirle permiso a nadie, tras porfiada y heroica gesta contra uno de los regímenes más rapaces, corrompidos y sanguinarios que registra nuestros anales.
”En Cuba quien manda hoy es el pueblo, y porque el pueblo manda y el poder es solo el órgano que interpreta sus aspiraciones y necesidades, el Gobierno Revolucionario goza de la investidura plausible que lo legitima y consagra como efectivo y auténtico representante de la soberanía popular. Y como el pueblo cubano es quien manda a éste incumbe exclusivamente, en uso de inalienable derecho de autodeterminación, modelar sus formas de expresión política, económica, social y cultural. Sobre esto no quepan dudas. Y no quepan dudas tampoco de que la voz de Cuba es hoy la voz de todos los humildes de nuestra América y de todos los pueblos subdesarrollados del mundo.
”Esta voz, la que se yergue ahora aquí para sentar en el banquillo de los acusados a una estructura semicolonial, que ha fatigado toda la gama de la delincuencia común. […]
”Trujillo está ahí sentado impunemente sobre sus crímenes y depredaciones desde hace 30 años y no desde hace 30 horas, como algunos parecen suponer o quieren hacer ver. Se ha mantenido, y aún se mantiene en el poder como consecuencia de una política imperial que lo lanzó al mundo, lo alimentó y estimuló con ostensible menosprecio de la moral internacional, de los compromisos interamericanos y del dolor del pueblo dominicano. Ha sido un instrumento de intereses ajenos y no el generador de una ostentación propia. Ha sido siervo y no amo, como antes lo fueron Pérez Jiménez y Batista, y como todo siervo, siempre ha estado en peligro de ser desahuciado por el amo.
”Así lo ha venido señalando la representación del Gobierno Revolucionario de Cuba en la Organización de Estados Americanos. Hemos asumido en todo momento una actitud rectilínea en el enjuiciamiento de la satrapía dominicana Cuba vota afirmativamente el pedimento del Gobierno de Venezuela, consecuente con su política de esclarecer la verdad. La historia sangrienta de Trujillo llevó al ánimo de todos, el convencimiento moral de su culpabilidad. […]
”El Gobierno Revolucionario de Cuba está dispuesto a sancionar los actos de intervención y agresión de la República Dominicana contra Venezuela. Y aquí cabe preguntar si se adoptará la misma actitud frente a los actos de agresión y de intervención aún peores que el Gobierno de los Estados Unidos ha venido y viene perpetrando contra Cuba. Pero hay algo más que no puede omitirse: el gobierno intervencionista y agresivo de Trujillo fue establecido hace 30 años, por la intervención militar norteamericana. Es su hijo legítimo”.
El sábado 20, después de largas horas de reuniones, más o menos secretas, culminaron en la aprobación de tres sanciones moderadas de condenación contra el régimen trujillista: ruptura de relaciones diplomáticas; suspensión de comercio bélico y obligación, por parte de Santo Domingo, de condenar el atentado a Rómulo Betancourt. Pero lo relativo a una comisión que vigilaría el restablecimiento de la democracia en el país sometido a la tiranía de Trujillo, no se tomó acuerdo absoluto y, por el contrario, se señaló que posteriormente se determinará cuando el régimen gobernante en Santo Domingo ha dejado de constituir un peligro para América y puede reanudarse la relación con él. Hoy se celebrará la asamblea plenaria, y en ella se sabrá si la moción aprobada inicialmente recibe en público el respaldo que la convierte en acuerdo de la Organización de Estado Americano, con lo que terminaría la VI Reunión de Consulta de Cancilleres.
En toda Cuba, por todos los rincones e incluso en las primeras páginas de la prensa revolucionaria solo se escucha y se lee una consigna; ¡Con OEA o sin OEA ganaremos la pelea!
También el periódico Revolución en su edición del 22 de agosto dedica una página para demostrar quién es realmente el imperialismo y cómo pretende, con sus mentiras, engañar al mundo. El artículo está acompañado de seis fotos donde aparecen Eisenhower y Nixon, presidente y vicepresidente de Estados Unidos, en contubernio con el sanguinario dictador dominicano Leónidas Trujillo. El verdadero rostro del imperialismo es el título empleado por el periódico.

“La voz que habla por mi es la voz limpia, entrañada, entera de Cuba”
El jueves 25 el canciller cubano pronuncia un discurso de denuncia a las maniobras intervencionistas del Gobierno de Estados Unidos y en el cual presenta cuatro proyectos de resolución:
“1.-Bloque de Estados latinoamericanos para equilibrar el poderío económico, político y militar de Estados Unidos.
”2.-Ratificación del principio de no intervención y advertencia a Estados Unidos de que se abstenga de la política de intervención, provocación y agresión que viola los principios y normas que forman el sistema interamericano, poniendo en peligro la paz de América.
”3.-Reforma Agraria Latinoamericana, erradicación del latifundio y fondo de las Naciones Unidas no menor de tres mil millones de dólares anuales para el desarrollo de América Latina.
”4.-Advertencia a Estados Unidos que debe cesar todo género de hostilidad hacia Cuba y respeto al derecho sagrado de autodeterminación que, por su condición de soberanos, han de disfrutar todos los pueblos del continente”.
Roa desde el mismo comienzo de su intervención dejó bien claro su posición en el evento.
“He sido yo honrado con la más alta distinción que puede otorgarse a un ciudadano: hablar por su patria agredida y amenazada. No es, pues, propiamente mi voz, la que dejará oír sus acentos multirresonantes en esta tribuna hemisférica. Es la voz erigida y radiante de la Isla ceñida de espumas y enjoyada de palmas en que tuve la dicha inmensa de nacer. La voz que habla por mi es la voz limpia, entrañada, entera de Cuba, que suma a sus vibrantes timbres martianos, bolivarianos, juaristas, los más nobles registros de Lincoln y Reeve, verdadero campeón de la libertad humana, se evoca, de consuno, a un pueblo que, por haberse atrevido a conquistar el derecho de su propia expresión histórica a precio de vidas, concita la adhesión ardiente, el desvelo beligerante y el respaldo moral de todos los pueblos de nuestra América y la preocupación vigilante de todos los pueblos del mundo.
”Ya se ha visto, aunque no aparece mencionada en la agenda, que Cuba es el centro de imputación de la Séptima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, convocada a tenor del artículo 39 de la Carta de las Naciones Unidas, en Organización de Estados Americanos. No nos equivocamos al presumirlo y anticiparlo. Ni nos equivocamos tampoco cuando, al objetar oportunamente determinados puntos de la agenda, dejamos constancia de que la cuestión más grave y apremiante que encara nuestra América, en estos momentos, no provenía de una hipotética amenaza extracontinental, sino de la amenaza efectiva que constituían, para la seguridad y la paz hemisféricas, los continuados actos de hostigamiento, represalia y agresión de que es objeto Cuba por parte del gobierno de Estados Unidos. Ese debió haber sido el enunciado del primer punto de la agenda. A menos que a Cuba se le pueda amenazar y agredir, sin que ello afecte ni conmueva al sistema interamericano”.

“Yo acuso”
Luego de hacer algunas precisiones y manifestar que Cuba volverá a la Organización de Estados Americanos cuantas veces lo estime pertinente, sin previo consentimiento de nadie, Roa hace otra puntualización.
“Cuba asiste a esta reunión por derecho propio y determinación soberana. Digámoslo ya sin ambages. El Gobierno Revolucionario de Cuba no ha venido a San José de Costa Rica como reo, sino como fiscal. Está aquí para lanzar de viva voz, sin remilgos ni miedos, su yo acuso implacable contra la más rica, poderosa y agresiva potencia capitalista del mundo, que en vano ha pretendido intimidarlo, rendirlo o comprarlo. Sus métodos y tácticas con los pueblos pequeños y débiles se han estrellado, esta vez, contra la voluntad indoblegable de seis millones de personas que habitan una isla de 114 000 km cuadrados, sita a 90 millas de sus costas y con una formidable base militar enquistada en su propio territorio.
”En la Sexta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores el secretario de Estado de Norteamérica se permitió advertir y censurar la influencia soviética en mi lenguaje. De seguro, intentaba contrarrestar, con el desprestigiado marbete de la verdad inconcusa que fluía de mis asertos, al señalar las responsabilidades directas de su gobierno en las tensiones del Caribe. Aguardo ahora con vivo interés, la calificación que le merecen los párrafos que siguen:
”‘Los Estados Unidos parecen destinado por la providencia para plagar a América de miserias en nombre de la libertad’. Por si alguno de esos titulados expertos latinoamericanos se apresuran a achacarle a Carlos Marx la paternidad de ese dictum, me permito aclararle que fue estampado por Simón Bolívar en carta al coronel Campbell.
”‘El respeto al derecho ajeno es la paz’. Fue Benito Juárez, y no Carlos Marx, el autor de esa lúcida advertencia.
”‘El fiel de América está en las Antillas, que serían, si esclavas, mero pontón de la guerra de una república imperial contra el mundo celoso y superior que se prepara ya a negarle el poder, mero fortín de la Roma americana; y si libres, y dignas de serlo por el orden de la libertad equitativa y trabajadora, serían en el Continente la garantía del equilibrio, la de la independencia para América española, aún amenazada, y la del honor para la gran república del Norte, que en el desarrollo de su territorio, por desdicha feudal ya y repartido en secciones hostiles, hallará más segura grandeza que en la innoble conquista de sus vecinos menores, y en la pelea inhumana que en la posesión de ellas abriría contra las potencias del orden por el predominio del mundo’. No se atribuya tampoco a Carlos Marx esta profecía de José Martí. […]
”‘Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo, con la independencia de Cuba, que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hoy y haré es para esto. Viví en él monstruo y le conozco las entrañas; y mi onda es la de David’; no lo dijo Nikita Khrushchev; lo dijo José Martí.
”Estas palabras que fijan con trémolo dramático y genial previsión política la finalidad americana de la Revolución emancipadora de la coyunda española, las escribió José Martí en el pórtico de su glorioso desplome.
Ese lenguaje de pura cepa americana es el lenguaje de la Revolución Cubana”.

“La Revolución es tan cubana como la Sierra Maestra, tan americana como los Andes y tan universal como valores humanos que encarna”
Después de abordar varios temas acerca del desarrollo de la Revolución cubana, hace un breve análisis de once factores determinantes en el atraso económico de Cuba.
“La Revolución que trajo el pueblo del brazo de Fidel Castro es tan cubana como la Sierra Maestra, tan americana como los Andes y tan universal como los cimeros valores humanos que encarna.
”No brotó de los textos de Rousseau, de Jefferson o de Marx; se gestó durante un siglo, en las entrañas mismas del pueblo cubano y corona a la altura del tiempo la trunca empresa de José Martí.
”De ahí sus entronques con Bolívar y Juárez; y de ahí también su porosidad a las nuevas corrientes de ideas y aspiraciones que alimentan el cuerpo vivo de la historia. Su carácter viene condicionado por sus raíces, su trayectoria por el desarrollo de sus fuerzas configurantes y sus proyecciones en el aliento humano que la abraza. La Revolución Cubana, para decirlo de una vez, es una Revolución nacionalista, antifeudal y democrática, aflorada en una coyuntura universal de rencauzamiento y remolde. No es una Revolución del siglo XIX. Es una Revolución del siglo XX que hereda viejos problemas y encara problemas nuevos. Hereda los problemas creados o por la concentración patológica de la propiedad territorial, el monocultivo y el monomercado, cuyos beneficiarios principales eran los monopolios norteamericanos, principales responsables también del subdesarrollo económico y de la inestabilidad política de la nación; y conjuntamente, los residuos y hábitos de una estructura de poder vaciada de sustancia popular y regida por control remoto y encara a la vez, los complejos problemas que plantea la transformación de una economía semicolonial en una economía nacional al servicio del pueblo, con absoluta prescindencia de las concepciones y métodos que conducirían ineluctablemente a la restauración del puro incentivo del lucro.
”Un somero examen de los factores determinantes del atraso económico de Cuba y de la política económica de desarrollo emprendida por el gobierno revolucionario sería sumamente ilustrativo: uno, la responsabilidad de la deformación estructural de la economía cubana incumbe solo al imperialismo norteamericano. (El vocablo imperialismo, huelga decirlo, no es una invención soviética. Ni siquiera de Carlos Marx. Apareció en Inglaterra a fines de la pasada centuria y lo difundió en Estados Unidos el Partido Republicano que se autoproclamaba, alegremente, Partido Imperialista. Es un concepto económico que traduce una realidad objetiva: la integración del capital industrial con el capital financiero y la expansión consiguiente de este más allá de las fronteras nacionales con todos los corolarios políticos, militares y culturales. A cambio de sus exorbitantes utilidades e inauditos privilegios brinda, como modelo, un producto tan ajeno a los guajiros, pelados, cholos y rotos como ‘The América way of Life’). El objetivo económico del imperialismo norteamericano fue utilizar a Cuba como fuente receptora de inversiones en un conjunto de actividades de enorme rentabilidad y convertirla además, en un mercado exclusivo de productos norteamericanos. Dos, en su proceso de colonización de la economía cubana, el imperialismo norteamericano comenzó por concentrar todas sus inversiones en un grupo reducido de sectores prometedores de jugosas ganancias: en primer término, el azúcar, y, luego, la minería y los servicios públicos. En 1958 el 53 %de las inversiones norteamericanas se hallaban polarizadas en el azúcar, y un 27% se distribuía entre los ferrocarriles, otros servicios públicos, la minería y los bienes raíces y las tierras. […]
”Tercero, la política del imperialismo norteamericano no condujo al desarrollo de Cuba sino a su deformación económica. La economía cubana se desequilibró estructuralmente sobre la base de la monoproducción azucarera […]
”Cuarto, las consecuencias sociales de esta deformación y el atraso económico impuesto a Cuba por el imperialismo norteamericano son impresionantes. […]
”Cinco, la situación anterior fue la que encontró el Gobierno Revolucionario. La situación era más grave aún si se tiene en cuenta que durante la tiranía derrotada malgastaban más de cuatrocientos sesenta millones de dólares de las reservas monetarias internacionales del país y se hizo ascender la deuda pública nacional a más de mil trescientos millones de pesos. […]
”Sexto, el Gobierno Revolucionario partió de la base de que sin Reforma Agraria no había desarrollo económico. […]
”Siete, el Gobierno obtuvo los recursos básicos para el desenvolvimiento de las nuevas inversiones, a través de una política adecuada de control de créditos, y tributación fiscal, encaminada a evitar los consumo suntuarios y aprovechar al máximo los ahorros nacionales con miras al desarrollo económico. […]
”Ocho, el Gobierno Revolucionario cubano además allegó recursos de las fuentes externas de financiamiento, llevando a cabo una agresiva política de comercio exterior, que incluyó el intercambio con todos los países del mundo incluidos los países socialistas y celebrando convenios para obtención de créditos y ayuda técnica con la Unión Soviética, Polonia y Checoslovaquia. […]
”Nueve, los resultados de la política económica del Gobierno Revolucionario están a la vista. Ha llevado a cabo la Reforma Agraria y al mismo tiempo ha elevado la producción agrícola, un fenómeno sin precedentes en la historia. […]
”Diez, la reacción del interés norteamericano ante la política económica de desarrollo del Gobierno Revolucionario de Cuba ha sido la agresión manifiesta en sus campañas difamatorias, su auxilio y protección a los criminales de guerra, su amparo a los saboteadores que han bombardeado el pueblo y sus centros de producción, desde aviones salidos desde la Florida; la supresión de los créditos comerciales normales, las amenazas de intervención y las violaciones de las aguas territoriales. […]
”Once, el Gobierno Revolucionario de Cuba, ante tales agresiones, ha redoblado sus empeños en pro del desarrollo económico y de robustecimiento de la soberanía nacional. Además, para rehacerse de las pérdidas ocasionadas por la reducción de la cuota, el Gobierno Revolucionario procedió a la nacionalización por vía de expropiación de los monopolios norteamericanos que controlaban los servicios públicos, la refinación y distribución de petróleo y sus derivados y la mayor parte de la producción de caña y azúcar del país”.

Pelean para ser primer asiento
Desde Santiago de Chile se informa que el diario El Siglo, en su edición del 28 de agosto, publica los versos del poeta Pablo Neruda dedicados a la Conferencia de Cancilleres, con los que califica la actuación de los gobiernos latinoamericanos y satiriza agudamente la “deliciosa” unanimidad de la reunión.
Si usted conoce o no la diplomacia
es asunto que no interesa a nadie
pero esta ciencia tiene sus recodos,
sus selvas congeladas o infernales
y hoy debo abrir los ojos de los justos
para enseñar lo que ya todos saben
y mostrar hasta donde reuniéndose
pueden nuestras naciones disgregarse
y no ser sino solo el mobiliario
para que el Tío Sam pueda sentarse.
Nuestros Embajadores reunidos
le forman un cojín de seda suave
y para aquel trasero sacrosanto
la Argentina designa sus lanares
Ecuador sus mejores guacayamayos [sic.]
el Perú sus guanacos ancestrales,
Santo Domingo envía a sus sobrinos,
a sus cuñados o a otros animales.
Chile es original como ninguno
y designa para representante
una botella de vino sin vino
o un tintero sin tinta y con vinagre
y así preparan estos caballeros,
sus largas reuniones inefables,
se equilibran el uno sobre el otro,
con acrobacias muy interesantes
pelean para ser primer asiento:
“Por lo menos a mí deben pisarme”
reclamaba el delegado de Colombia
escribiendo un soneto y persignándose
mientras el delegado paraguayo
con el de El Salvador, sin arañarse,
quieren ser los asientos exclusivos
y así lo expresan con motivos tales
que se conmueve todo el mundo, pero
justo en ese minuto del certamen
llega su jefe norteamericano:
Sobre todo se sienta sin fijarse
a quien correspondió la presidencia
y sucede un silencio extravagante,
dicta el acuerdo el jefe apresurado,
vuelve a sus oficinas importantes
se incorporan nuestros embajadores,
se estiran las chaquetas elegantes
y así se terminó esta reunión.
“Señores, la OEA tiene defectos
pero es deliciosamente unánime”.

“Me voy con el pueblo, y con mi pueblo se van de aquí los pueblos de Hispanoamérica”
La noche del 28 de agosto la delegación cubana se retiró de la reunión después que 19 gobiernos latinoamericanos votaron contra una propuesta cubana que contemplaba la agresión a un Estado americano por otro Estado del continente. La retirada de Cuba fue el punto culminante de una serie de sesiones que comenzaron a las diez de la mañana de hoy. El canciller cubano Raúl Roa había denunciado el sábado por la noche la injerencia de los Estados Unidos en la redacción del proyecto de resolución de la conferencia, señalando que el gobierno norteamericano había ejercido presión sobre distintos cancilleres con el fin de torcer su voluntad en contra de Cuba.
“[…] Asimismo, Roa señaló una serie de anormalidades que rodearon al desarrollo de las discusiones, pero advirtió que sus reparos no eran de forma, sino de fondo, dado que no podía discutirse ‘bajo la presión del vicepresidente Nixon’, que expresó que ‘bastaba solamente terminar con el gobierno de Fidel Castro’, y la declaración del Pentágono que manifestó tenía ‘listas sus tropas para asaltar a Cuba ante cualquier indicación de la Conferencia de Cancilleres’.
”Por su parte, el subsecretario de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Olivares, reforzó el argumento recordando a los periodistas: ‘Ustedes mismos han visto al canciller del Brasil, Horacio Lafder, corriendo bajo la lluvia para llevar mensajes al ex subsecretario de Estado, Roy Rubbottom, que se encontraba en el restaurante contiguo al Teatro Nacional’.
”Roa decidió esta noche retirarse de la Séptima Reunión de Cancilleres luego de hacer reparos a los puntos primero y segundo del proyecto de resolución, por considerarlos atentatorios a la soberanía de Cuba y una agresión a su país.
”Manifestó durante sus intervenciones que ambos artículos habían sido insertados exclusivamente por la voluntad de los Estados Unidos, y que el mezclar en la resolución a China ‘era tomar la cuestión por una coleta que ya ha desaparecido’. […]
”Al retirarse de la sesión plenaria de la Comisión General de la Séptima Reunión de Consulta de Cancilleres, el Canciller de Cuba, expresó:
”Señor presidente y señores cancilleres: la delegación de Cuba que me honro en presidir ha decidido retirarse de esta Reunión de Consulta de Cancilleres Americanos. La razón fundamental que nos mueve a ello es que no obstante todas las declaraciones y postulaciones que aquí se han hecho en el sentido de que Cuba podía tener en el seno de la Organización de Estados Americanos a la cual pertenece, protección y apoyo contra las agresiones de otros estados americanos, no han tenido eco, resonancia ni acogida alguna.
”Me voy con el pueblo, y con mi pueblo se van de aquí los pueblos de Hispanoamérica.
”Al ponerse de pie Roa, parte del público comenzó a aplaudirlo y se escucharon inmediatamente exclamaciones de ‘Patria o Muerte’, ‘Venceremos’, y algunos cantaron el himno Nacional cubano.
”Los fotógrafos se precipitaron por las salas y los pasillos del teatro y cuando el canciller cubano llegó al vestíbulo para abandonar el local, ya se oían gritos y exclamaciones en la calle, donde un numeroso público escuchaba por radio el curso de la sesión.
”Al mismo tiempo, la policía y los detectives que ocupaban posiciones estratégicas en todo el teatro, corrían y se dirigían por la calle al hotel Costa Rica. Los oficiales daban órdenes y pronto comenzaron a desembocar destacamentos de la Guardia de Seguridad.
”Roa, en medio de aplausos y vítores de la multitud situada ante el teatro, entró en el hotel y se dirigió a las habitaciones que allí tenía la delegación. Minutos después, el canciller cubano abandonó el hotel rumbo a su residencia en un barrio extramuros, donde anunció que llevaría a cabo una conferencia de prensa el lunes por la mañana”.

Pone el canciller venezolano su renuncia en manos del presidente Betancourt
Motivado por la firma del acuerdo contra Cuba en la OEA y el haber puesto el Canciller Arcaya su cargo en manos del presidente Betancourt se produce una aguda crisis en el Gobierno venezolano. Once personas ingresaron en salas de emergencia de Caracas intoxicadas por los gases lacrimógenos, y una señora de 75 años murió de un infarto cardiaco como consecuencia de los disturbios ocurridos la noche del 29 de agosto en esa capital, al disolver la policía varias manifestaciones de repudio a la Declaración de San José de Costa Rica.
Asimismo, se registraron nuevos y violentos encuentros entre la Policía y simpatizadores de la Revolución Cubana en la plaza del Silencio y en el barrio de Guarataro, situado en la parroquia de San Juan.
Una camioneta de reparto del diario El Mundo fue quemada en la plaza Oleary, donde la Policía dispersó con bombas lacrimógenas una concentración popular.
Las manifestaciones populares se produjeron después de la retirada del Canciller Ignacio Luis Arcaya de la Conferencia de San José.
Marcos Facón Briceño, embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos, firmó la Declaración de San José en nombre del Gobierno de su país.
El partido Unión Republicana Democrática (URD) dio instrucciones el domingo al canciller Arcaya, de abstenerse de firmar la declaración auspiciada por los Estados Unidos, calificada de hostil a Cuba por el canciller cubano, Raúl Roa. Un vocero de la URD confirmó a Revolución, en una conversación telefónica entre La Habana y Caracas, la existencia de una crisis política en el país, con motivo de la decisión del Gobierno venezolano de firmar la Resolución de San José.
El vocero manifestó que la decisión de Arcaya retirarse de la Reunión de Consulta equivalió a poner su renuncia como canciller en manos del presidente Rómulo Betancourt.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s