Agosto de 1960: Perlas en Revolución

Por Dr. C. Eugenio Suárez Pérez y M. Sc. Acela Caner Román

“Puedo asegurar que pronto el Comandante Fidel Castro podrá reanudar todas sus actividades”
Después de los actos por el 26 de Julio, el pueblo aumentó su preocupación por la salud del compañero Fidel. El doctor Raúl Trillo, uno de los médicos que lo asiste, declaró el primero de agosto, que el estado del líder de la Revolución es satisfactorio y ha entrado a la etapa de convalecencia de la enfermedad.
“Cuando el Dr. Trillo fue preguntado sobre si Fidel ya estaba en condiciones de reanudar sus actividades y ofrecer una comparecencia pública, declaró: ‘Ahora debe restablecerse, para lo que requiere de reposo absoluto, mental y físico. Desde hace una semana le retiramos el tratamiento con antibióticos. Ahora está solamente reposando atendiendo a su dieta con buena alimentación y al tratamiento de vitaminas, para que se recupere del todo. El foco neumónico ha desaparecido y el pulmón se encuentra completamente limpio. Además, es bueno que se sepa que la neumonía es una infección que con los antibióticos y otros recursos de la medicina moderna ha dejado de ser un serio peligro, como era antes cuando se le consideraba grave’.
”A la pregunta de si su asistencia al acto del 26 de Julio del Caney de las Mercedes, habría afectado el doctor Fidel Castro, el Dr. Trillo declaró: ‘es posible que haya lucido un poco desmejorado. Pero ello es lógico, pues debido a la infección bajó algo de peso, pero ahora, con el reposo absoluto y la alimentación se recuperará rápidamente. No hay ningún motivo para alarmarse y puedo asegurar que pronto el Comandante Fidel Castro podrá reanudar todas sus actividades. Pueden publicar que el Dr. Fidel Castro está en franca convalecencia, reposando y alimentándose bien y que su estado es satisfactorio, sin peligros de ninguna clase’”.
“El primer protestón es el propio imperialismo”
La noche del 3 de agosto los obreros cubanos rinden homenaje a los delegados que asisten al Congreso Latinoamericano de Juventudes, cuyo acto sirve además para hacer públicos dos documentos: una Declaración Conjunta de líderes obreros de nuestro continente, apoyando la Revolución Cubana, repudiando al imperialismo de Estados Unidos y fijando pautas para nuestros pueblos; y un Pacto de Solidaridad Mutua suscrito por la Central Única de Trabajadores de Chile (CUTCH) y la CTC, para ayudarse en caso de cualquier agresión de los imperialistas norteamericanos, convenio semejante al recién firmado entre los obreros de Venezuela y los de Cuba. Después de las intervenciones varios dirigentes obreros, es presentado para hacer el resumen el ministro de las FAR, comandante Raúl Castro. Su presencia es acogida con extraordinarias muestras de simpatía por los cientos de personas congregadas. Para acallar los aplausos, un dúo latinoamericano —el colombiano Alejandro Gómez y el cubano Ángel Padrón—, acompañado por un acordeón, canta una tonada de reafirmación revolucionaria que utiliza como estribillo la frase: “Cuba sí, yanquis no”. Después se anuncia la presencia del comandante Juan Almeida, jefe de las Fuerzas Armadas, a quien todos aplaudieron durante largo rato. Finalmente comienza a hablar el comandante Raúl Castro.
“Para empezar debo confesar que no pensaba venir a este hermoso acto, y sinceramente confieso ahora, que jamás me lo hubiera perdonado. Deseos de venir, no nos faltaban, y hace meses, refiriéndonos a este congreso en una reunión de jóvenes de las tres provincias occidentales, al mismo nos referimos. No era exceso de trabajo ni exceso de cansancio, no queríamos venir, porque al venir tendríamos que hablar y no queríamos hablar, porque acabamos de llegarde un viaje bastante largo y aún no habíamos hecho ninguna comparecencia y ningún informe público, y en los momentos que vive Cuba, cada palabra de sus dirigentes, máxime tratándose de cuestiones tan importantes debe ser previamente bien pensada y estudiada, porque últimamente la supersensibilidad de algunos, que se creen que les sirven todos los sayos que aquí se hacen; y no nos referimos a nadie en particular, para que tampoco estas palabras sean pretextos de protesta. El primer protestón es el propio imperialismo.
”Es decir, que por fin prometimos —volviendo al inicio— asistir y pronunciar breves palabras. Además, en nuestro país existe la costumbre de que se reúnen los compañeros líderes obreros, determinan tal día hay un acto, pues Raúl tiene que hablar, el ‘Che’ o Almeida tienen que hablar y hay que venir a hablar. Hasta lo publican sin avisar a uno, pero hay que venir a hablar y aquí estamos con mucho gusto”.
“No somos los que más sabemos”
Raúl en su intervención aclara que la obra de la Revolución Cubana no es consecuencia de un milagro, y cuyas experiencias las ofrece a quien quiera tomarlas.
“[…] Cuba abre sus puertas a sus hermanos de toda la América Latina. En Cuba no exportamos revoluciones, pero en Cuba ha brotado un manantial y aquí vienen a beber de este manantial las juventudes latinoamericanas. Nuestro manantial es de agua clara, fresca, cristalina y abundante. Y aunque no exportemos revoluciones, el agua no se le niega a nadie. Y eso quiere decir, ¿que nosotros somos los que más sabemos? No, esto que estamos viviendo no lo inventamos los cubanos. Aquí, en esta Revolución que parece, según dijera Martí, es el comienzo de la segunda independencia de la América Latina, se reúnen las experiencias, los errores y fracasos de todo un continente, del verdadero continente americano de cerca de 200 millones de seres humanos.
”El compañero chileno, figura venerable, ClotarioBletz, me preguntaba hace breves momentos que cómo habíamos logrado este milagro. Cariñosa y respetuosamente le replicó, que esto no es milagro, aquí no hay milagros y si hay algún milagro ha sido solo del imperialismo, que nos trajo tantos males, tanta miseria, tanta mentira, pero al final nos trajo un Batista también y el señor Batista nos trajo esto. Es decir, que algo tenemos que agradecerle, sin Batista tal vez estuviéramos ahora por el camino de las ‘democracias representativas’, muy democráticas y muy representativas, no lo negamos, ahora cabe preguntarse comparándola con la nuestra, democracia para quién y representativas para quién.
”Y aquí nosotros no hemos hecho nada, recogimos las experiencias de todos ustedes, pusimos nuestro granito de arena y salió esto. Aprendimos con la sangrante Guatemala. Aprendimos de todos nuestros pueblos hermanos en general y de la querida Guatemala en especial. Hoy nos honramos de verdad —no son palabras del frío cálculo diplomático—, con la presencia de Jacobo Arbenz. Y si hoy está aquí no se debe en ningún momento como respuesta nuestra a la ruptura de relaciones diplomáticas entre la entristecida Guatemala de hoy y la Cuba alegre que vivimos. Jamás internacionalmente sacrificamos ni sacrificaremos el principio de la solidaridad con las causas justas frente a ningún bien o conveniencias momentáneas. Si antes hubiese deseado estar aquí el compañero Arbenz, desde mucho antes de romper relaciones, podría encontrarse con el mismo cariño entre nosotros”.
“Esta es nuestra Revolución, la Revolución de la América Latina”
Raúl expone otra de las experiencias, resultado del desarrollo de la Revolución.
“[…]Y esa es otra experiencia, por ejemplo, la Revolución Cubana casi instintivamente, fue creando un nuevo tipo de diplomacia. Existía y existe la diplomacia oficial, ¡bienvenida a la diplomacia oficial! pero la necesidad nos fue llevando a crear, instintivamente, repito, un tipo nuevo de diplomacia. Esa diplomacia se llama diplomacia popular. Y por ejemplo, esta reunión familiar, además de ser familiar, porque entre latinoamericanos no debe decirse la delegación extranjera de México, ni de Uruguay, no, los hermanos de México, los de Uruguay, etc. Además de ser esta una reunión familiar, es además, una reunión de tipo diplomática popular. Y eso no es malo, eso no es ilegal; esta no se opone a la otra. Lo perfecto es que las dos sean buenas, pero siempre es bueno una por si falla la otra.
”Y basado en ese concepto, tiene Cuba en estos momentos el honor de recibir a las representaciones de las juventudes latinoamericanas. Además de la importancia de que hablamos al principio, recuerdo ahora, que en estos momentos tiene una excepcional importancia esta reunión. Y conjuntamente con esta reunión, todos esos tratados de ayuda mutua entre diferentes centrales sindicales latinoamericanas, que están llevando acabo con la CTC Revolucionaria Cubana. Porque ustedes saben que la OEA se va a reunir, ¿no? Deberíamos mandar allá también la charangita que tocó hace un momento, la guaracha de la OEA”.
Mas adelante, Raúl después de referirse a algunas de las intervenciones de los delegados que le antecedieron y de abordar el auge revolucionario que se respira entre los delegados al congreso define la significación de la democracia en este continente.
“[…] Puede darse incluso el caso de que un delegado vote contra Cuba y a favor de intervención extranjera y nuestro delegado le enseñe una fotografía de su pueblo votando en la plaza en esos momentos por Cuba y entonces ¡vamos a definir lo que es la democracia! ¡Vamos a definir en nuestro Continente lo que es la democracia!
Por lo demás, debemos aclarar, que en esta Libre Tribuna de la Revolución Cubana han emitido sus pensamientos y sus palabras muchos compañeros que han hecho enjuiciamientos críticos de sus respectivos gobernantes. Esta es una tribuna libre que puede usarse incluso hasta para criticarnos a nosotros. No son meras palabras. Recuerdan los compañeros cubanos en una gran concentración frente a Palacio fue invitado el señor José Figueres. Es chiquitico así del yugo que lleva aquí [señala la nuca]. Hablando en cubano, aunque a veces hay compañeros que me critican ese lenguaje; pero no debemos emplear muchas palabras en él, es decir, que me perdonen una vez más estas. Habló en una tribuna y nos quiso decir: ‘Ustedes están locos, fajarse con los americanos, cojan el yugo y pónganselo otra vez’. Y atrás vino Fidel y le dijo: ‘Póngase el yugo usted, que ya nosotros nos lo quitamos y no nos lo vamos a poner más’.
”Es decir, que esta es una tribuna libre de verdad, nosotros practicamos la crítica y aceptamos la crítica y no hay que ser cubano para criticarnos, también pueden criticarnos los latinoamericanos, porque esta Revolución no es de los cubanos y eso ¡ya lo han dicho ustedes!: ‘Esta es nuestra Revolución, la Revolución de la América Latina’.
”Y el que haga una crítica honrada, acertada y constructiva, se lo agradecemos de corazón, pero el que venga con la intención putrefacta de hacernos una crítica siguiendo órdenes superiores, pues ‘le metemos’ la contra-crítica entonces. Como le sucedió a Figueres. Y eso es todo. Es decir, que hechas esas aclaraciones, podemos continuar hacia adelante con nuestro Congreso”.
“Muy pronto van a probar la fortaleza de Fidel”
En un momento de su intervención, Raúl da a conocer el estado de salud de Fidel.
“[…]Hoy pasamos el día con Fidel. Fidel está bien. Fidel está descansando bien, porque nuestra lucha ha sido, y la de los médicos que lo atienden, de que descanse. Un carácter como el de él es difícil someterlo a un descanso obligatorio, cuando recordamos que hace muchos años, que no se tomaba un descanso. Pero, ¿qué sucede?, ¿qué sucede?: que el rumor, que aquí llamamos ‘bolas’, anda por ahí haciendo de las suyas. Empezaron los cable: que si está grave, que si tiene esto, que si tiene lo otro, que si lo van a sustituir, que si hubo discrepancia, etc., etc., etc. La mejor contestación para esa gente, la van a recibir ellos directamente. Cuando un boxeador tiene una pelea y obtiene una victoria, necesita descansar, y cuando viene… ¡va a venir bien fuerte!
”Es decir, que muy pronto van esos mismos detractores, la prensa internacional cínica y esos ‘boleros’ del patio, ellos mismos, van a probar la fortaleza de Fidel. Es decir, que sigan viendo todos los días la Gaceta Oficial y tengan al médico al lado”.
Vamos a tener Fidel para rato
La noche del 5 de agosto, el comandante Raúl Castro, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, comparece ante las cámaras y micrófonos de la radio y televisión, en un programa originado en el canal 2 televisión “Revolución”.
Su presentación estaba dedicada a informar al pueblo de su reciente viaje a Checoslovaquia, la Unión Soviética y Egipto, era esperada con extraordinaria curiosidad e interés, por haberse producido justamente en los momentos en que esos países, especialmente la Unión Soviética, acababan de hacer categóricas y firmes declaraciones de solidaridad con la Revolución de nuestro país.
“Habló el comandante Raúl Castro de la presencia hoy del doctor Fidel Castro en el estadio de La Habana, para clausurar el Primer Congreso de Juventudes Latinoamericanas. Informó en primer lugar que el estado de salud del Primer Ministro, es bueno. Pero que nadie le puede extrañar que necesite cuidarse y reponerse de la extraordinaria labor que ha tenido que llevar a cabo.
”Y advirtió que se ha tomado el acuerdo de establecer un poco de orden en la asistencia de personas a la tribuna, que será instalada esta noche en el estadio del Cerro. Dijo que el terreno será ocupado por las milicias y el público en las graderías. A la tribuna solamente tendrán acceso las siguientes personas: el presidente de la República, el Consejo de Ministros, los cuatro jefes de los Institutos Armados, dos compañeros en representación de la CTC, un compañero de cada organización revolucionaria, el presidente de la delegación de cada país asistente al Congreso de Juventudes, un representante de cada central sindical de los países hermanos y el ex presidente de Guatemala, señor Jacobo Arbenz.
”Señaló que él mismo será el portero de la tribuna, y exhortó a concurrir al acto, porque el doctor Fidel Castro hará importantes declaraciones.
Y después de estas manifestaciones, que fueron muy aplaudidas, el comandante Raúl Castro contestó a la primera pregunta, que le fue dirigida por nuestro compañero Luis Báez.
”Comandante, diariamente se corren bolas y rumores sobre la estado de salud de Fidel Castro. Sabemos que usted ha estado junto a él estos dos días y que estaba con él poco antes de acudir a este programa. ¿Qué puede decirnos sobre Fidel y su estado y sobre su comparecencia de mañana en el acto del estadio de La Habana?
”Raúl Castro: En el acto que la CTC les ofreció a los compañeros del Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, dijimos que Fidel estaba descansando bien, porque lo más difícil es hacerlo descansar. En primer lugar debo advertir que no debe creerse en todas esas bolas que andan rodando. En honor a la verdad, él no se encuentra del todo bien porque necesitamos hacerle una pequeña reparación. Eso tiene su explicación: hay que recordar los que le conocieron en aquellos años primeros de la lucha contra Batista su constante ir y venir y aquellas noches sin dormir. Hay que recordar aquellos días que precedieron al ataque del Moncada; los dos años de cárcel, que aunque era una especie de descanso obligatorio se sufrían privaciones agravadas por la mala alimentación, en un estado de completo cautiverio. Y apenas salido de la cárcel, se dirigió al exilio y hay que pensar lo que fue el exilio; dos años continuos de guerra, de subir y bajar lomas, de constante movimiento. Los que estuvieron junto a él pudieron observarlo durante todo el proceso de la guerra civil y tiene que haber notado que jamás estaba tranquilo, ni aun cuando acampábamos, soportando la lluvia a pie firme. Pero creo que todo eso ha sido el año y medio de Gobierno Revolucionario, que ha sido más duro en lo que respecta a nosotros que todos los anteriores.
”Debía haber sido lógico —pero nosotros en muchos casos hemos roto la lógica— que una vez terminada la guerra nos hubiéramos metido en un hospital para atendernos, y especialmente Fidel, quien me parece que ha brindado muy poca atención a su salud; siempre se ha confiado en su formidable resistencia física. No se hizo esas reparación hace año y medio y ustedes saben que ha sido porque casi ninguno y especialmente Fidel desde que concluyó la guerra civil ha podido descansar, pues él aprovecha esos llamados descansos, como los de la Laguna del Tesoro, para recorrer distintas obras, hablar y discutir con los encargados de las obras. Es decir, que no está del todo bien, pero no está grave ni mucho menos.
”Yo hice una advertencia hace dos días en el teatro de la CTC y eso lo van a poder comprobar los enemigos de la Revolución, por ejemplo, mañana mismo cuando comparezca en el acto de clausura del Congreso de las Juventudes Latinoamericanas. Es decir, que yo que no soy médico me remito a él cuando se presente mañana a hablar en ese acto haciendo naturalmente un esfuerzo, porque va a ir a hablar y de su fortaleza después que hable podrán calcular los enemigos de la Revolución. Comprenderán por su punch que vamos a tener Fidel para rato”.

¡Juramos!
El mismo sábado 13, en horas de la noche se clausura la Semana de Júbilo Popular, frente al Capitolio, para respaldar las leyes del Gobierno Revolucionario, de modo especial, la número 851 que nacionaliza importantes empresas norteamericanas radicadas en Cuba. Como parte del acto, el pueblo participante hace un juramento donde expresa su apoyo a la Revolución Cubana. Se significa el hecho de que se haya escogido como fecha para este solemne juramento, la del cumpleaños del máximo dirigente: “compañero Fidel”, pues este juramento constituye “el mejor regalo que se le puede hacer en tan significativo día, a él y al Gobierno que él orienta”. El texto recoge las tareas que el pueblo cubano enfrenta en estos momentos.
“Teniendo en cuenta las agresiones criminales que los imperialistas yanquis han promovido contra Cuba y contra nuestra Revolución;
”Teniendo en cuenta las conspiraciones y provocaciones de los contrarrevolucionarios, de los traidores y desertores, de los esbirros, y fariseos, de los aventureros, mercenarios y confusionistas que actúan como servirles lacayos de los Estados Unidos imperialistas;
”Teniendo en cuenta que en la próxima reunión de la OEA, servidora del sistema semicolonial que Estados Unidos impone a Latinoamérica se pretenda condenar la defensa que de Cuba hizo la Unión Soviética ante la amenaza de intervención militar yanqui y, al mismo tiempo, condenar a Cuba en el nombre de una solidaridad continental y un sistema interamericano que solamente sirve para justificar el sometimiento y la subordinación de América Latina a Estados Unidos;
”Teniendo en cuenta que, con el fin de derrotar a la Revolución Cubana y restablecer el viejo régimen semicolonial de humillación colonial, de miseria, de ladrones y torturadores, se planea el bloqueo económico de Cuba y la agresión armada en una u otra forma, para rendirnos por el hambre y la muerte;
”Teniendo en cuenta que los imperialistas norteamericanos y sus lacayos contrarrevolucionarios y traidores, plattistas y vendidos, están dispuestos a recurrir a todos los medios, por sucios, criminales y odiosos que sean para combatir al Gobierno Revolucionario y a su jefe y dirigente Fidel Castro;
”Nosotros, obreros, campesinos y hombres y mujeres del pueblo, conscientes de nuestro deber y nuestra responsabilidad en esta hora gloriosa de la patria; conscientes de lo que significa la Revolución y su pueblo para América Latina y para el mundo; animados por la combativa y fraternal solidaridad que nos dan los pueblos hermanos de Latinoamérica, los países a afroasiáticos, los países socialistas con la Unión Soviética y China en primer término, y los trabajadores, los pueblos y los partidos de la paz en todo el mundo y seguro de que reiniciaremos
”¡Juramos!
”Defender por todos los medios con nuestro esfuerzo y nuestro sacrificio decidido, con nuestra sangre y con nuestra vida, a la Revolución que hace nuestra a la patria, que hace nuestra a la tierra, que hace nuestra a la libertad, que hace nuestro el derecho a decidir nuestro destino y a luchar por el progreso, el bienestar derivado del trabajo propio, la felicidad y la paz.
”¡Juramos!
”Unirnos aún más fuertemente obreros y campesinos para cumplir las tareas a la Reforma Agraria que acabó con el latifundismo semifeudal y puso la tierra en manos de quienes la trabajan, individualmente o en forma cooperativa.
”¡Juramos!
”Ingresar en las milicias obreras y campesinas, aprender el manejo de las armas, guardar las armas con responsabilidad para evitar accidentes, fortalecernos en el ejercicio y en la marcha, observar la disciplina y estar preparados para combatir a sangre y fuego, con todo coraje, a cualquier agresor que invada nuestro país, sea bajo la bandera de la OEA, de la intervención directa o de la contrarrevolución o a cualquiera que conspire o se levante contra la Revolución y contra el Gobierno Revolucionario.
”¡Juramos!
”Elevar nuestra vigilancia revolucionaria en el trabajo, en el barrio, en la calle, para descubrir a los conspiradores contrarrevolucionarios, a los saboteadores, a los propagandistas del imperialismo y la contrarrevolución para silenciarlos con nuestra réplica o entregarlos a las autoridades revolucionarias.
”¡Juramos!
”Rechazar las maniobras imperialistas, las condenaciones de la OEA en el nombre de un mentido sistema interamericano y una hipócrita solidaridad continental y levantar aún más a la solidaridad con Latinoamérica.
”¡Juramos!
”Agradecer a cuantos nos ayudan a defender a Cuba y a la Revolución Cubana con su solidaridad como los pueblos latinoamericanos, los países afroasiáticos, la Unión Soviética, China, Checoslovaquia, la República Democrática Alemana y demás países socialistas.
”¡Juramos!
”Defender y mantener la nacionalización de las compañías de electricidad, de teléfonos, de las refinerías de petróleo y de los 36 centrales azucareros que hasta ayer estaban en manos de los imperialistas, pues esa nacionalización es el acto de la independencia económica y total de Cuba para hoy y para siempre.
”¡Juramos!
”Esforzarnos por producir más y mejor, evitar el ausentismo, las filtraciones en las recaudaciones, la indisciplina, los egoísmos, la estrechez de mira y el olvido de los deberes revolucionarios, en todo lo cual haremos que la Revolución avance y que se frustren las esperanzas que los imperialistas ponen en el bloqueo económico.
”¡Juramos!
”Lealtad perenne a la gran causa y a las tareas de la defensa y el avance de la Revolución Cubana.
”¡Juramos!
”Apoyar con todas nuestras fuerzas y defender hasta la última gota de nuestra sangre al Gobierno Revolucionario bajo la dirección de su líder Fidel Castro.
”¡Juramos!
”Mantenernos firmes por ‘Cuba, sí; yanquis, no’, con la consigna de ‘Patria o Muerte’, seguros de que ¡Venceremos!”
“Por tus 34 años… y tu patria sin igual”
También la noche del 13 de agosto en la concentración hizo uso de la palabra el doctor Osvaldo Dorticós Torrado, quien en sus palabras expresa que “hemos condenado a muerte al imperialismo norteamericano”, afirma que es doloroso que en la Conferencia de Cancilleres de Costa Rica no puedan hablar los pueblos de la América Latina y recalca que es bueno que se advierta que por los pueblos latinoamericanos ha de hablar la delegación de Cuba en la OEA.
“[…] La circunstancia de que la fecha de celebración de la clausura de la Semana de Júbilo Popular coincidiera con la del cumpleaños del doctor Fidel Castro, hizo que nuestro pueblo estrenara una nueva consigna, un nuevo slogan: ‘Felicidades, Fidel’, que coreó durante largos minutos la multitud, con admirable ritmo.
”El trío integrado por los jóvenes colombianos Alejandro Gómez, Guillermo Nannetti y Luis Uribe [delegados al Congreso Latinoamericano de Juventudes], brindó de nuevo su guaracha que tiene el pegajoso estribillo ‘Cuba, sí; Yanquis, no’. Y en esta ocasión sus ejecutantes le introdujeron una nueva estrofa alusiva al cumpleaños del Primer Ministro, que rezaba así. ‘Por el pueblo colombiano… te vengo a felicitar…, por tus 34 años… y tu patria sin igual’.
”Se anunció en el referido acto que miles de ciudadanos habían obsequiado al doctor Castro con fracciones de bonos del INAV, con motivo de su fecha natal. Los jornaleros de Obras Públicas de la red de distribución del gas de Marianao le remitieron un bono con sus cien fracciones del número 29 293”.
En Cuba se está creando un nuevo tipo humano
En el salón teatro de la CTC se efectúa la noche del 19 de agosto el acto inaugural de un ciclo de charlas de capacitación cívica, organizado por el ministerio de Salud Pública. Las palabras introductorias estuvieron a cargo del ministro de Salud Pública José R. Machado Ventura. La primera charla del ciclo la ofrece el comandante Ernesto Che Guevara, el cual plantea interesantes cuestiones acerca de la formación de las nuevas generaciones y de los médicos en particular.
“[…] Para hacer revolución es necesario esto que hay en Cuba. Que todo el pueblo se movilice y sepa ejercitar el servicio del arma y sepa lo que vale manejar el arma y lo que vale la unidad del pueblo. Hoy sí podemos decir que en Cuba puede haber médicos revolucionarios.
”Hay que hacer nuevamente un recuento de la vida de cada uno de nosotros, con profundo afán crítico, para llegar entonces a la conclusión de que casi todo lo que pensábamos y sentíamos en época pasada debe archivarse y crear un nuevo tipo humano. Fácil será para todos el crear ese nuevo tipo humano, que será el exponente de la nueva Cuba. Es bueno que se recalque la idea de que en Cuba se está creando un nuevo tipo humano que no se ve en La Habana, pero que se advierte en todos los rincones de Cuba. Los que fueron a la Sierra Maestra el día 26 vieron a un ejército con el pico y su pala en la mano, mientras los compañeros milicianos desfilan con sus fusiles; pero habrán visto también algo más importante, habrán visto los niños cuya constitución física haría pensar que tienen ocho o nueve años, y que sin embargo casi todos ellos cuentan con trece o catorce años. Son los más auténticos hijos de la Sierra Maestra, los más auténticos hijos del hambre y la miseria en todas sus formas; son las criaturas de la desnutrición. […]
”La Revolución es una liberadora de la capacidad intelectual del hombre, y a la vez es orientadora de esa capacidad. Nuestra tarea de hoy es orientar la capacidad de los obreros de la medicina hacia las grandes realizaciones de esta sociedad.
”Las formas de vida capitalista en que nacimos y nos desarrollamos están en bancarrota en todo el mundo. Tenemos el orgullo de ser la vanguardia de un movimiento de liberación que ha tenido eco en otros lugares del Asia y del África, y ese cambio social profundo, demanda también cambios muy profundos en la contractura moral de las personas. El individualismo debe ser en el día de mañana el aprovechamiento cabal de todo el individuo en beneficio absoluto de una colectividad. Pero aun cuando esto se comprenda hoy y cuando todo mundo esté dispuesto a pensar un poco en el presente, en el pasado y lo que debe ser el futuro, es necesario sentir profundos cambios interiores y asistir a profundos cambios exteriores. Una forma de aprender a conocer los principios de esta Revolución y los grandes cambios que está produciendo, es visitando toda la República para apreciar lo que se está haciendo, para ver las cooperativas y los centros de trabajo, y también las personas que integran esos centros de trabajo. Pero además, debe averiguarse cuáles son las necesidades de esas personas, cuáles son las enfermedades que más han venido padeciendo. El médico debe ir allí, para que conozca el medio en que viven sus pacientes, para que pueda realizar su obra social de médico dentro de la masa. […]
”La revolución hoy exige que se aprenda, que se comprenda bien que mucho más importante que una retribución, es el orgullo de servir al prójimo, que más definitivo, más perenne que todo el oro que se pueda acumular, es la gratitud del pueblo.
”Cada médico, en su círculo de acción, puede y debe acumular esa preciada gratitud del pueblo. Tenemos entonces que empezar a borrar nuestros viejos conceptos y empezar a acercarnos más al pueblo, no como nos acercábamos antes, porque ustedes dirán: Yo soy amigo del pueblo, me gusta conversar con los obreros, y voy los domingos a tal lado y hago tal cosa. Todo el mundo lo ha hecho, pero lo ha hecho practicando la caridad, y hoy tenemos que practicar la solidaridad. No debemos acercarnos al pueblo a decirle: Aquí estamos, venimos a darte la caridad de nuestra presencia, a demostrar tus errores, tu incultura, tu falta de conocimientos. Debemos ir con afán investigativo, a aprender de la fuente de la sabiduría que es el pueblo.
”Tenemos que cambiar aún los conceptos médicos. No siempre la enfermedades se tratan como en un hospital o en una gran ciudad. Veremos cómo el médico tiene que ser agricultor y como aprende a sembrar nuevo alimentos y a sembrar con su ejemplo el afán de consumir nuevos alimentos, de diversificar esta estructura alimenticia cubana tan pequeña, tan pobre, en uno de los países agrícolas, potencialmente, más rico de la tierra.
”Veremos entonces como tendremos que ser en esa circunstancia un poco pedagogos a veces, políticos también, como lo primero que hay que hacer no es ir a brindar nuestra sabiduría, sino ir a demostrar que vamos a aprender con el pueblo, a realizar la bella experiencia común que es construir la nueva Cuba”.
Cinco mil parejas contraen matrimonio simultáneamente
A las diez de la mañana del sábado 27 de agosto se efectúa en el un teatro de la CTC, un millar de matrimonios, mientras en la misma hora en todos los municipios se efectúan otros 4000 matrimonios, continuando la operación familia iniciada por el ministerio de justicia.
“‘En estos momentos en que el país se encuentra amenazado por los contrarrevolucionarios de adentro y de fuera, debatiéndose tan dignamente por su soberanía en la OEA, la familia cubana se hace más firme y solidaria, respondiendo al llamamiento de la Revolución, prestándose a borrar prejuicios sociales, realizando los actos civiles a que vienen obligados los ciudadanos, que quieren vivir normalmente, amparados por las verdaderas leyes populares’ —dijo el ministro de Justicia, doctor Alfredo Yabur, en el instante de dar inicio al acto en que cinco mil parejas contraerían matrimonio simultáneamente en toda la República, por gestiones del Gobierno Revolucionario, en su empeño de adecentamiento de las costumbres y la erradicación de las uniones extramatrimoniales”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Perlas de la Historia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s