Fidel Castro como la esperanza de América

por Dr. C. Eugenio Suárez Pérez y M. Sc. Acela Caner Román
(Tomado de un libro en preparación)

Hay en Fidel una tradición revolucionaria, carente de egoísmo y vanidad y llena de bondad
El periódico Revolución del 27 de julio, además de publicar las palabras de Fidel Castro pronunciadas el día anterior en Las Mercedes, da a conocer las jornadas de solidaridad que en diferentes partes del mundo han efectuado los amigos de Cuba y los mensajes de adhesión enviados a la Revolución. Tres importantes declaraciones se publican este día. La primera, es de la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales que, con la firma de su presidente Emilio Roig de Leushsenring, dio a conocer el acuerdo adoptado en ocasión del VII aniversario del 26 de Julio.
“Esta hora de gloria y de peligro, estos momentos, los más importantes en la historia de la República, estos instantes decisivos para nuestro destino nacional, son los que deliberadamente escoge la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales para expresar públicamente su más fervorosa adhesión y apoyo a la Revolución que está transformando al país, bajo el influjo de los más elevados principios de nacionalismo y de justicia social. […]
”Nosotros que, efectivamente proclamamos entre los fines de la sociedad, según consta en sus estatutos: ‘velar porque la historia no sea falseada’ de ‘impedir que en su enseñanza se empleen conceptos y formas deprimentes para la nacionalidad’, ‘vigilar, mediante actuación directa entre las autoridades de la República, por el prestigio de ésta en el orden internacional y al reconocimiento de su soberanía’, ‘protestar ante la opinión pública y denunciar los tribunales de justicia, si procediere, a cuantos pretendieren recabar o recabasen, la injerencia extranjera en los asuntos internos e internacionales cubanos’, ‘combatir la actuación de aquellos gobernantes cuyos actos constituyan, por comisión u omisión, una amenaza a la soberanía nacional’ y ‘estimulado por todos los medios posibles, la integración de una economía nacional, como base de independencia política’; nosotros que, asimismo, expresamos desde el momento mismo de la creación de nuestra Sociedad el propósito de pronunciarnos ‘contra las manifestaciones imperialistas de cualquier país de América a expensas de otros’, de modo especial contra los Estados Unidos, que han sido siempre enemigos de nuestra independencia y de la República; y el de ‘propiciar la efectiva compenetración entre las diversas razas que integran la población cubana’ y ‘la completa desvalorización de los prejuicio de clase o de la familia, incompatibles con las categorías universales del talento, la cultura y el esfuerzo personales’; nosotros que, en verdad, luchamos, por estos elevados fines, desde nuestras ‘trincheras de ideas’, muy especialmente a través de la obra de los trece Congresos Nacionales de Historia que hemos propiciado, tenemos que sentir, junto al júbilo patriótico de todos los buenos cubanos, la más noble y orgullosa satisfacción al contemplar como los hombres heroicos de la Revolución convierten en realidad viva los conceptos que nosotros, hombres de investigación extrajimos de nuestros estudios y propugnamos a través de nuestra actividad intelectual. Somos un grupo de historiadores, amantes sincero de la patria, a quienes la Historia ha dado triunfalmente la razón. […]”
La segunda declaración viene del expresidente de México, Lázaro Cárdenas — uno de los fervorosos defensores de la Revolución Cubana—, a través de una entrevista que le hiciera el periódico Revolución, en Uruapan, a 560 kilómetros de la capital mexicana. Cárdenas reiteró durante la entrevista su fe en los destinos del proceso cubano, en la voluntad del pueblo y en la capacidad de los dirigentes del Gobierno Revolucionario.
“Cuba defiende una causa justa que tiene la simpatía de los pueblos latinoamericanos y sabrá hacerlo en la OEA, en la ONU y en cualquier terreno. En esa reunión de cancilleres van a tener que definirse muchos gobiernos. El pueblo cubano está sólidamente unido al lado de su Revolución.
”Probablemente haré una visita a Cuba antes de que termine el año. En cuanto a la supuesta ‘amenaza comunista’ declaró que ‘todas las luchas por la liberación política y económica de nuestros pueblos han sido matizadas por los intereses monopolistas y reaccionarios’”.
Al referirse directamente al conflicto cubano-norteamericano expresó: “Las agresiones de Estados Unidos contra Cuba volverán contra ellos (Estados Unidos) a los pueblos del Continente. Las condiciones actuales del mundo no son las mismas que prevalecían hace varias décadas. Hoy el mundo se mueve muy aprisa y eso propicia la consolidación de la Revolución Cubana”.
La otra declaración es expuesta en la entrevista al expresidente de Guatemala, Juan Jacobo Arbenz, quien fuera invitado a participar en los festejos por el 26 de Julio:
“La Revolución Cubana dirigida por Fidel Castro es la más alta expresión y la más profunda del anhelo de los pueblos latinoamericanos en su lucha de liberación para hacer efectiva nuestra soberanía y poder así contar las felicidad de las grandes mayoría de América, que han estado oprimidas por el imperialismo norteamericano, las oligarquías criollas y reaccionarias y los peleles que los yanquis nos imponen para vergüenza y dolor de todos los patriotas en cada uno de nuestros pueblos. Por Fidel Castro tengo yo el más alto respeto, no solo por lo que ha hecho sino por el significado que tiene en la lucha de liberación de todos los pueblos oprimidos; a ese respeto, a esa admiración se han sumado, después que he tenido el honor de conocerlo personalmente, nuevos conceptos que justifican nuestra esperanza en la liberación de los monopolios.
”Hay en él una tradición revolucionaria; se nota en él la carencia de egoísmo y vanidad; se nota por el contrario en él su bondad por todas las gentes. Al poco rato de estar platicando con él ya me sentí en confianza. Sintetiza muy bien la voluntad del pueblo; su sensibilidad y su afán de permanecer todo el tiempo en contacto con el pueblo explican su gran capacidad en esta lucha de liberación ya victoriosa del pueblo cubano. Me siento muy feliz de estar aquí. Todo esto explica claramente por qué él quiere tanto a su pueblo y por qué lo queremos tanto a él”.
Fidel Castro como la esperanza de América
En el programa Entrevista del canal 2 de la Televisión Revolución se presentan, la noche del 27 de julio, el parlamentario venezolano Fabricio Ojeda y el dirigente sindical argentino Jorge Canelles.

“El compañero Jorge Canelles comienza diciendo que en su país se presta una gran atención a los problemas de Cuba. Afirma que el gobierno dictatorial de Frondizi ha desencadenado una fuerte represión contra los partidarios de la Revolución Cubana. Pero señala que el movimiento sindical argentino está en pie de lucha en defensa de la Revolución Cubana y considera a Fidel Castro como la esperanza de América. […]
”El diputado venezolano Fabricio Ojeda habla de la resolución aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados de la hermana República y agrega que esta resolución traduce los sentimientos del pueblo venezolano. Agrega que lo importante de este acuerdo es que fuese adoptado por unanimidad, puesto que hay en Venezuela un gobierno de coalición en el que participan cinco partidos y no fue fácil llegar al acuerdo unánime. Hay sectores en el gobierno que mantienen ciertas reservas con respecto a la Revolución Cubana. Por ejemplo, los social-cristianos estiman que en Cuba no hay libertad de prensa y le preocupa el fantasma del comunismo, creado por las calumnias de la prensa que representa y obedece a los intereses de los grandes monopolios yanquis. Pero, sigue diciendo, con la presencia de las masas populares en las inmediaciones de la Cámara, logramos que los social-cristianos dieran su voto.
”Se ha constituido también un Comité Parlamentario de apoyo a la Revolución Cubana, cuyo documento constitutivo fue firmado por 64 parlamentarios. Este Comité se propone, entre otras cosas, realizar una gira por América Latina para entrevistarse con los parlamentarios de las repúblicas latinoamericanas con el fin de divulgar los principios de la Revolución Cubana. El propósito es, sigue diciendo, reafirmar en la conciencia de América Latina la necesidad de robustecer la solidaridad con la Revolución Cubana, que tiene enemigos poderosos que trata de destruirla: los sectores imperialistas que cuentan con aliados en nuestros países.
”Quieren aislar a Cuba y agredir a Cuba. Por eso es necesaria una vigilancia mayor, de ahí el contacto personal directo que estableceremos gracias a este Comité Parlamentario.
”Para dar una idea de cómo mienten y calumnias las agencias yanquis de información señala que un diario de Caracas publicó la noticia de intervención de las compañías petroleras por el Gobierno cubano con un título que decía: ‘Fidel Castro confiscó las refinerías porque no querían seguir refinando petróleo venezolano’. Se proponían, como es natural, con esta infame mentira crear dificultades al Gobierno de Cuba con el de Venezuela. […]
”Acto seguido Jorge Canelles denunció que Frondizi trata de crear cualquier tipo de provocación con Cuba para romper sus relaciones diplomáticas pero que cuanto más haga en contra de Cuba más va a querer a Cuba el pueblo”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s