Julio de 1960 PERLAS EN REVOLUCIÓN

por Dr. C. Eugenio Suárez Pérez y M. Sc. Acela Caner Román
(Tomado de un libro en preparación)

“No existe más que una raza, la humana”
En el primer día de julio se informa que el día anterior el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, comandante Raúl Castro Ruz, que realiza una visita a Checoslovaquia, fue recibido por el ministro de defensa de ese país; y viajó a Lídice donde hizo un tributo a las víctimas, colocando una ofrenda floral en la fosa común de 172 ciudadanos de ese lugar que fueron asesinados por los nazis.
El periódico Revolución del 2 de julio anuncia que noventa y nueve productos de veintiún laboratorios recibieron precios de venta al público a través de resoluciones del ministro de Comercio, doctor Raúl Cepero Bonilla, después del correspondiente estudio de costes por los técnicos del Departamento. Las nuevas especificaciones sufrieron, en su mayor parte, amplias rebajas entre los precios que se solicitaba y los que se aprobaron. Este día también se publica la supresión del término raza de los documentos oficiales.
“En virtud de una resolución dictada por el comisionado municipal de Marianao, Osmín Fernández, en lo adelante las certificaciones y documentos análogos que expida esa administración municipal y en los cuales haya de consignarse la afiliación personal, la expresión, ‘la raza tal’ será reemplazada por ‘tez tal’ —blanca, negra, mestiza, etc.—, ya que, según se aduce en los fundamentos de la medida, no existe más que una raza, la humana”.

“Saber aquí en que se invierte hasta el último centavo…”
El 8 de julio, en una conferencia de prensa, el Comandante en Jefe Fidel Castro le responde a un periodista sobre las medidas revolucionarias adoptada para reestructurar la economía nacional, es el nuevo Presupuesto-Programa, que coloca el presupuesto nacional sobre nuevas bases. Sobre este tema, dijo:
“Chico mira, la realidad de haber podido ya, en este semestre, el hacer los presupuestos, ha constituido, en realidad, el fruto de un gran esfuerzo que ha hecho el Gobierno, fundamentalmente ha estado realizándolo el Ministerio de Economía, a través del equipo de técnicos y de contadores que estuvieron trabajando en todos los departamentos del Estado, para poder hacer un presupuesto de los gastos de la nación, y saber aquí en qué se invierte hasta el último centavo; y todos los costos, lo que cuesta un enfermo, lo que cuesta un niño de toda las enseñanzas, desde kindergarten hasta un estudiante de bachiller o un estudiante universitario; lo que cuestan todos los servicios del Estado; los recursos que son gastos de servicios y los gastos de inversión. Y en fin, que de acuerdo con las prácticas tradicionales, y que en ocasiones los presupuestos se iban siempre… —se me olvidaba decir que también en el Ayuntamiento de La Habana han hecho un gran Presupuesto-Programa—… de acuerdo con la práctica tradicional, los presupuestos se prorrogaban, es decir, que los mismos gastos estipulados en un período, pues iban al otro año. Entonces, como consecuencia, pues lo que había era una falta de control absoluto en los gastos del Estado, y por supuesto, en ocasiones anteriores se perdían, se lo robaban. En esta ocasión lo que sí podría ocasionar eran gastos en exceso, y una falta de inversión correcta. Además, había también una serie de gastos por una serie de capítulos distintos, de ingresos especiales para determinadas actividades. Entonces todo eso se ha ido unificando, hasta llegar al ideal —que ya llegaremos— de una contabilidad total de los gastos del Estado, todo lo que hace el Estado por todos los conceptos en todos sus organismos: los ingresos y los gastos. Entonces, al fin ya hemos podido, en este semestre, establecer el Presupuesto-Programa, y con ello eliminar todos los gastos que fuesen innecesarios.
”Ello nos ha servido también para descubrir toda la deficiencia que tradicionalmente padecía el aparato administrativo del Estado. Para darle alguna idea: en días recientes, en una junta de planificación se hizo un cuadro, que yo por cierto le había dicho a Boti que hubiera sido bueno traerlo a la televisión, para que se viera, por ejemplo, cuántos trámites tenía que correr un lápiz en el Ministerio de Salud Pública, tradicionalmente. ¿Por cuántas manos, Boti, por cuantas manos tenía que pasar?
”Dr. Regino Boti: —Como por 40.
”Dr. Fidel Castro: —¡Por 40 manos!
”Dr. Regino Boti: —¡Tardada 40 días! A mano por día.
”Dr. Fidel Castro:—Bueno, de acuerdo con la organización del aparato administrativo del Estado un lápiz, para comprar un lápiz había que tardarse 40 días, y pasaba por un sinnúmero de departamentos, y los papeles que se gastaban, posiblemente, valían mucho más que el lápiz. Era una hipertrofia total, una falta de sistema absoluto. Y ese problema era en todos los departamentos del Estado, de acuerdo con la organización que tenía la Administración Pública.
”Entonces, con el presupuesto se ha ido descubriendo todas esas deficiencias administrativas para llegar a una racionalización, una sistematización del aparato administrativo del Estado y, además, un ahorro de energía, de tiempo en los trámites, en todo.
”Hay, por ejemplo, también otro caso de ingenieros agrónomos que, por ejemplo, tenían que ir a atender una plaga o algún problema a algún lugar del interior de la República, y mientras solicitaba la autorización, los gastos, los presupuestos, en fin, tardaba 45 días. Son las cosas de una organización anacrónica del Estado, que, naturalmente, eso no se podía subsanar en los primeros días ni en los primeros meses ni mucho menos.
”Saben lo que es una Revolución, y eso nosotros sí lo sabemos bien ya porque lo hemos pasado: un cambio, pues, del poder revolucionario, de manos de un régimen como aquel, a un gobierno del pueblo. Y más cuando se produce ese cambio dentro de una destrucción total existente. Hay que tener un poco de imaginación para darse cuenta de lo que fue aquella sustitución de un poder por otro, los miles de trabajos, de actividades que en todos los órdenes de la vida del país hubo que realizar, y que, bueno, ahí funcionó, fundamentalmente, la contabilidad del pueblo y la buena fe del pueblo, que pudo contrarrestar la parte negativa de los elementos oportunistas y los aprovechados que se valen también de esa coyuntura”.

“Cuando más la patria lo necesita, es cuando más todos lo queremos”
El domingo 10, el pueblo cubano en todos los rincones del país se levanta dando muestras extraordinarias de apoyo a la Revolución y dispuesto a luchar contra el imperialismo yanqui. La convocatoria hecha días atrás para las diversas concentraciones es exitosa. La explanada norte del Palacio Presidencial fue escenario insuficiente para recoger la afluencia del pueblo en la gigantesca concentración. Desde las 10 de la mañana hombres y mujeres desembocaban en la explanada y se situaban frente a la terraza norte. Veinte minutos antes de la cinco de la tarde el presidente de la República, doctor Osvaldo Dorticós, precedido del Consejo de Ministros, llega a la presidencia. El pueblo sabe que Raúl está de visita por Checoslovaquia, pero se impacienta por la ausencia de Fidel. Comienza el acto con las palabras del doctor Armando Hart Dávalos.
“Pueblo de Cuba, pueblos de América, pueblos del mundo: A nombre del Gobierno Revolucionario cumplo el deber de informarles a todos, que el compañero Fidel Castro no podrá estar esta tarde entre nosotros, no podrá estar esta tarde, por encontrarse levemente enfermo. En estos momentos, cumplo con este deber, pero no crean los enemigos de nuestra patria, no crean los enemigos de la Revolución Cubana, no crea el odioso imperialismo, que esta circunstancia pueda hacer menos grande y brillante este acto y no crean tampoco, no crea el pueblo de Cuba, y momentos como éstos, vamos todo a nombre de Fidel Castro y a nombre de la Revolución a hacer aquí silencio, y tener la conciencia para oír el boletín de los médicos y para que no se dejen engañar, porque ahora la contrarrevolución lo que tratará de hacer de esta noticia, lo que tratará de hacer, es hacerla aparecer como que el compañero Fidel Castro se encuentra más enfermo de lo que en realidad está. Se trata, sencillamente, de una enfermedad leve que le hace imposible asistir aquí porque exige reposo, pero no puede el pueblo de Cuba creer otra cosa; no pueden los enemigos de la Revolución hacerse ilusiones, porque seguramente los enemigos de la Revolución, los enemigos del pueblo, tratarán de hacer que esta noticia algo que sea perjudicial para nosotros.
”Por eso, todos en silencio, vamos a oír el boletín médico expedido por los comandantes del glorioso Ejército Rebelde. Todos en silencio, porque eso es lo que demanda la Revolución, todos conscientes, que eso es lo que demanda de nosotros la Revolución. Oigamos lo que dicen los comandantes del glorioso Ejército Rebelde: ‘Informe sobre el estado general del primer ministro, doctor Fidel Castro: Desde horas tempranas del viernes 8 comienza su enfermedad con dolores toráxicos bajo el nivel del hemitórax izquierdo, que fueron intensificándose con el transcurso del tiempo y con el esfuerzo realizado durante la comparecencia en el programa televisado del propio día viernes. En la madrugada del sábado, día 9, fue examinado física y radiológicamente, probándose la presencia de un foco de un neumónico pequeño del pulmón izquierdo cercano a la pleura que explicaba la sintomatología, e inmediatamente se comenzó el tratamiento médico a base de reposo absoluto en cama, antibióticos, terápico y analgésico. Bajo este tratamiento su estado general ha mejorado. La fiebre es discreta, 37 grado, su pulso arterial es normal, esperándose que en algunas semanas se encuentre totalmente restablecido. Firmado: comandante médico Raúl Trillo; comandante médico doctor Manuel Fajardo’.
”El compañero Fidel Castro no está hoy aquí porque su enfermedad exige en estos momentos reposo, y en estos momentos más, porque es cuando más la patria lo necesita, es cuando más todos lo queremos. Ahora, todos firmes en este acto, todos conscientes en este acto, todos gritemos al unísono al mundo entero, todos gritemos ‘Cuba sí, yanquis no’”.

“Jamás faltará el guiador singular que es nuestro compañero Fidel”
A Armando Hart le siguieron otros oradores: Jesús Soto, los comandantes Martínez Sánchez, Juan Almeida, Ernesto Guevara y el presidente Osvaldo Dorticós. A continuación los primeros párrafos de su intervención.
”[…] Hablar en este acto, y con la responsabilidad del resumen del mismo a nuestro cargo, resulta de veras una tarea comprometedora, y ello, fundamentalmente, porque ese esfuerzo impar, el de cohonestar y armonizar, en nuestra exaltada intimidad, los impulsos fornidos de la emoción que el pueblo reunido en torno a esta tribuna revolucionaria nos comunica, y la obligación de cohibir esa emoción que a gritos sale de nuestros poros, con la necesaria serenidad para aprovechar esta reunión del pueblo y su gobierno, para esclarecimientos oportunos e indispensables, en estos instantes dramáticos y decisivos de nuestra patria. Pero más difícil aún, porque esta tarea debió realizarla, como siempre, nuestro máximo guía, el compañero Fidel Castro.
”Yo debo confesar previamente que a todos nos preocupaba un poco comenzar este acto informando a nuestro pueblo de la ausencia de Fidel. Pero ahora estamos convencidos de que ha ganado tanto la madurez y la conciencia revolucionaria y cívica de nuestro pueblo, y la suprema confianza del mismo en las palabras del Gobierno Revolucionario, que esto ha sido bastante, en primer lugar, para que nadie ponga en dudas ni satisfaga las vanas ilusiones de la reacción cubana y de la reacción internacional, para que nadie ponga en dudas que todo cuanto anunciamos es estrictamente cierto y que Fidel solo reposará unos días.
”Ha de obedecer, como siempre ha obedecido y hasta en ocasiones intuido, el mandato de su pueblo; y si ustedes se lo han pedido esta tarde, a coro de voces, que repose, él obedecerá ese mandato; pero, mientras tanto, en contacto estos breves días con él, no reposaremos sus compañeros del Gobierno Revolucionario; no reposará nuestro pueblo, ni los campesinos, ni los trabajadores, ni los milicianos, porque a nuestro pueblo, y a nuestros campesinos, y a nuestros milicianos, y a nuestros trabajadores, no les faltaba jamás, hoy y mañana, el guiador singular que es nuestro compañero Fidel […].”

“Los hombres pasan y los que duran siempre, tienen que ser eternos, son los pueblos”
El compañero Fidel no podía dejar de hablarle al pueblo este día y en horas de la noche de ese domingo, exactamente a las 10 y 31 minutos, comienza el control remoto desde su lecho de enfermo y se dirige al pueblo con comentarios sobre el acto de hoy. Se dio lectura al primer boletín emitido por los médicos que asisten a Fidel, que son los comandantes Trillo y Fajardo, y a continuación ambos explicaron personalmente las características de la dolencia y su tratamiento. Terminaron afirmando a los televidentes que el doctor Fidel Castro no corre peligro alguno y que dentro de breves días —siete o diez— podrá reintegrarse a sus actividades.
Después el doctor Fidel Castro fue interrogado por Eddy Martin. Se le preguntó acerca de su estado de ánimo y respondió:
“En primer lugar diré lo siguiente. Me ha dado mucha pena no ir hoy a la concentración. Primero por público y después por mí, porque para mí ha sido un gran sacrificio privarme de ese acto. En 18 meses es la primera vez que no puedo asistir a una concentración por encontrarme realmente enfermo”.
Se le explicó que el público se inquietó por su ausencia.
“Si supieras, no creía que pudiera haber ningún tipo de mal en no asistir a un acto. Los médicos me explicaron que la gravedad pudiera estar en hacer un gran esfuerzo físico durante el acto. Después, realmente no estaba seguro si aún asistiendo hubiera podido hablar como se debe hablar. Allí la multitud espera el máximo esfuerzo de la persona que habla. Iba a correr el riesgo de quedar peor con el público. Yo tengo la obligación de obedecer a los médicos, así fue que accedí. Los médicos no tuvieron que pelear mucho conmigo sino solo ya casi al final del acto, cuando sentí mucho deseo de presentarme allí”.
Se le preguntó si obedecería a los médicos.
“Cualquiera comprende que para nosotros eso es un sacrificio. En horas de la tarde me sentí mejor y el doctor Trillo me dijo que ese era su temor, pues por la confianza podría transgredir el tratamiento. Muchas veces hemos deseado el reposo, lo hemos necesitado, pero cuando lo hacemos así no nos resignamos. En estos días lo que haré será leer mucho, y no viviré aislado pues estoy en contacto con los compañeros. Mira, en estos días he tenido mucho trabajo extra. El Congreso de los Metalúrgicos, la comparecencia del viernes, la concentración de hoy, el día 12 tenía que ir a hablar ante los sectores femeninos, y así hasta el 26 de julio. Me ha tocado una racha de mucho trabajo, pero para el 26 de julio pienso estar completamente bien. Esto resultará en un poco de reposo para mí y para la gente.
” ¿Tú has visto que ni cuando uno está enfermo se libra de la televisión? ¡De qué manera somos esclavos de nuestras obligaciones que ni siquiera podemos enfermarnos! Sucede que se crea un trastorno y nos vemos obligados a explicar bien las cosas y hacer esto que estamos haciendo aquí”.
Se le preguntó su impresión del acto.
“Por televisión me pareció maravilloso. Es la primera vez que lo veo así. El público muy entusiasta, muy buena altitud de su parte y magníficos pronunciamientos. Me alegro doblemente porque absolutamente en nada la ausencia mía desmejoró el acto”.

El interrogador recordó que el público quería verlo.
“El público tiene gran madurez y tiene confianza en el gobierno. Esto ha venido a demostrar algo importantísimo. Que los hombres pasan y los que duran siempre, tienen que ser eternos, son los pueblos. Yo estaba viendo por la pantalla del televisor una fotografía de Camilo, que llevaba un manifestante, y estaba recordando el último acto que él estuvo en Palacio. Ese recuerdo fue motivo de dolor para mí, pero llegue a la conclusión de que los hombres pasan y los pueblos quedan. Lo que importa que perdure es el pueblo y no los hombres, porque los hombres son endebles. En definitiva el organismo físico no es nada. Está expuesto a todos los accidentes y contingencias. La salud no es nada, se pierde un día, lo que tiene perdurabilidad es el pueblo. Esto me ha hecho pensar en el proceso de Cuba, las veces que se ha reunido el pueblo, cómo han ido pasando los hombres y cómo el pueblo ha quedado, ha perdurado, ha ido creciendo y siendo cada vez más fuerte. Los hombres tenemos nuestro papel, lo jugamos en una etapa determinada, pero los que perduran son los pueblos. Ha sido una gran lección”.
Nuevamente se le interrogó sobre el público asistente al acto.
“Por televisión veía tanto público como en los demás actos que hemos convocado. Se lanzo la convocatoria a la concentración el jueves, es decir, tres días antes del acto, y la movilización del pueblo, trabajadores y campesinos del interior tres provincias espontáneas. ¡Qué formidable actitud la de nuestro pueblo en esta lucha que está librando! El pueblo se ha impuesto una tarea histórica en el orden nacional e internacional, y el pueblo marcha de una manera admirable. Es un premio el saber que la fe que puse en el pueblo no fue en vano. Cada día nos admira más su capacidad de lucha, su capacidad de combate, su capacidad de movilización. Tenemos un pueblo extraordinario y esto obedece a razones históricas. El pueblo nuestro se ha hecho en la lucha. Este es el pueblo de Céspedes, el pueblo de Agramonte, el pueblo de Maceo, el pueblo de Martí, el pueblo de Trejo, el pueblo de Guiteras, el de Mella, el pueblo de Chibás. ¡Son tantos los cubanos que tienen mérito en esta historia! Este el pueblo de todos esos líderes que lucharon y que lo han hecho al nivel y la estatura que ahora tiene”.

Una nueva consigna del sector obrero azucarero
El boletín del 12 de julio, sobre el estado de la salud del compañero Fidel, dice: La fiebre estuvo presente durante la noche de ayer, alcanzando 38.5 grados. En horas de la mañana descendió a límites normales. El proceso de neumónico sigue evolucionando sin complicaciones.
El boletín del 13 de julio dice: La noche de ayer transcurrió con fiebre de 37 y medio grados centígrados, la cual se mantuvo hasta media mañana del día de hoy. Su afección respiratoria continúa evolucionando sin complicación alguna.

En meses anteriores los obreros azucareros habían prestado de sus salarios el 4% para contribuir con la industrialización del país. Ahora renunciaban al reintegro de ese aporte e intereses.
“Una nueva consigna ha salido del sector obrero azucarero, con vistas a cooperar con el Gobierno Revolucionario: ceder definitivamente el aporte del 4% de los salarios con que están contribuyendo los obreros para la industrialización nacional, y ceder también el interés que ese dinero pueda producir, a favor del Estado, en vez de recibirlo los aportantes, ya que sus contribuciones tienen el carácter de prestamo, no de donación.
Los dos sindicatos que primeramente han aprobado esta donación son el de obreros del central Bahía Honda (Pinar del Río) y el de metalúrgicos de Sagua la Grande (Las Villas), organización, esta última, que labora directamente para la industria azucarera”.

“Cada ataque contra la Revolución es y será contestado con un paso adelante”
El boletín sobre el estado de la salud la de Fidel, del 14 de julio, dice: A las 10:30 a.m., la fiebre se mantuvo en 37.5 grados hasta las 12 de la noche de ayer. Durante todo el día de hoy y hasta el momento de la redacción de este parte, la temperatura continúa siendo normal. Es satisfactoria la evolución del proceso neumónico.
Ese día también, en Praga, el comandante Raúl Castro hace declaraciones sobre la agresión del imperialismo norteamericano a Cuba:
“[…] Afirmó que ‘cada ataque contra la revolución cubana es y será contestado con un paso adelante. Al ser el presidente de los Estados Unidos facultado por el Congreso de su país para anular la compra de 700 000 toneladas de azúcar cubano, se otorgaron parecidas facultades al primer mandatario de mi país para expropiar los bienes norteamericanos en la isla. Hoy las refinerías de petróleo perteneciente a los monopolios extranjeros elaboran nafta soviética, que además significa un ahorro para Cuba de 25 millones de dólares’
”El dirigente revolucionario cubano expresó que ‘los imperialistas norteamericanos utilizan contra la Revolución cubana los métodos más diversos, desde la campaña de prensa, quinta columna, esfuerzo por aislar diplomáticamente a Cuba y planes para una agresión a través de la OEA, hasta el cerco económico. Y ahora viendo que no tiene éxito, piensan en un ataque directo’.
”Se refirió a continuación a las muestras de solidaridad manifestadas a Cuba por la Unión Soviética, Checoslovaquia y otros Estados socialistas”.

“No fueron capaces de luchar como hombres varones contra la sangrienta tiranía”
El boletín del 15 de julio sobre el estado de la salud de Fidel dice: 10:30 p.m. El estado del primer ministro doctor Fidel Castro continúa mejorando. Durante el día de hoy no ha tenido fiebre.

En horas de la mañana del domingo 17, el pueblo de la capital frustra una manifestación contrarrevolucionaria en la Plaza de la Catedral.
“Después de participar de una misa y oír un sermón político que contenía velados ataques a la Revolución, un grupo de batistianos, malversadores y ‘siquitrillados’ se congregó frente a la antigua Catedral habanera profiriendo gritos a favor del imperialismo yanqui y contra la Revolución Cubana. No conformes con profanar los sentimientos religiosos de los católicos sencillos que están con la patria, llegaron al colmo de la traición al gritar ‘¡Yanquis sí!’, al tiempo que enarbolaban una bandera norteamericana.
”Tan pronto supieron del acto contrarrevolucionario, los viajeros de los ómnibus y autobuses que transitaban por el lugar abandonaron los mismos y los vecinos de los alrededores dejaron sus hogares para enfrentarse valientemente a los que pretenden retrotraer a nuestro país a los tiempos de sumisión al vecino poderoso y de explotación de los humildes. A medida que convergían en la Plaza de la Catedral los hombres y mujeres del pueblo, justamente indignados por la osadía de aquellos vende patrias, los manifestantes fueron diezmándose y grupos de ‘pepillos’ desaparecían como una exhalación […]
”Al darse a la fuga los provocadores del incidente, quedaron en la plaza solo los obreros, vecinos y personas que accidentalmente pasaban por el lugar, quienes decidieron ir hasta el Palacio Presidencial y de allí marchar a la estatua del Apóstol para efectuar un acto de desagravio ante la figura del gran patriota que ya antes de la instauración de la República nos previno contra la voracidad del ‘Norte revuelto y brutal’.
”El acuerdo fue unánime y la improvisada manifestación popular recorrió toda la avenida del malecón hasta el Palacio Presidencial y de allí al Parque Central donde se llevó a cabo el acto de desagravio. […] Las declaraciones dadas a la publicidad por los miembros del Movimiento Cívico Católico Con la Cruz y con la Patria expresaba los verdaderos sentimientos de los católicos:
”Santa Iglesia de la Catedral: Tu sagrado recinto ha sido profanado y los católicos cubanos estamos orando ante el sacrilegio cometido contra la Iglesia Católica, Apostólica y Romana por un grupo de elementos sin escrúpulos, esbirros siquitrillados que alcanzaron por la generosa Revolución Cubana el perdón mediante el olvido; por otros indiscutibles simpatizantes de la Rosa Blanca y, en fin, por hombres y mujeres que no pueden amar a la patria y lo peor, amparados y guiados por malos sacerdotes que ajenos a todo escrúpulo hacen contrarrevolución amparados en la bandera del Iglesia.
”Allí, en la Iglesia de la Catedral, se habían dado cita estos elementos y escudándose en la celebración de la santa misa realizaron su verdadero fin, que no era otro que la provocación estudiada y dirigida para obtener como primera demostración de que el Gobierno Revolucionario había atacado a la Iglesia Católica. Esta provocación fue cobarde, pues bien sabían que el Gobierno Revolucionario, siempre respetuoso, jamás atacará a la Iglesia Católica, sino que jamás será capaz de atacar a religión alguna por constituir un elevado principio de libertad de cultos.

”Los allí congregados llegaron al máximo de su violencia cuando trataron de agredir a la Policía Revolucionaria, patearon algunos autos de la policía y arrancaron retratos del primer ministro de nuestro Gobierno Revolucionario, siendo la actitud de los representantes de la ley la que siempre han utilizado para responder a la violencia, la cordura. Además se repartieron volantes insultantes a Cuba, a la Revolución y al primer ministro.
”De todos los hechos anteriormente relacionados hacemos responsables en primer término al obispo Monseñor Boza Masvidal, quien dijo el sermón y en el cual comenzó por referirse al comunismo viéndose la velada intención de sus ideas, que no es otra que la de servir a los esbirros siquitrillados y ligados al pasado régimen que allí estaban presentes y obtener una ovación de aplausos dentro del recinto de la sagrada Iglesia de la Catedral por haber interpretado tan fielmente sus intenciones y terminó exhortando a los ricos en cuanto a la obligación que tenían para con los pobres.
”Mientras tanto, algunos católicos de verdad observábamos quienes constituían aquel grupo y entre otros distinguimos a varios miembros de la familia de Ignacio Rivero; la duquesa de Amblada; Guillermo Wolfer; Gabriel Lorenzo Gutiérrez, hermano de la secretaria de Marta Fernández de Batista; Rosendo Espí Arteaga y señora, sobrino del cardenal Arteaga tan vinculado a la tiranía de Batista; la familia de los Cámaras; Morales Corcalles y familia; Bebita Alonso de Belt; la familia Armiñán, tan vinculada a Marta la del tirano; Bebo Herrera Nieto y familia; Otto Sirgo; Arturo Artalejo; Carlos Pereda y muchos más que relacionaremos oportunamente.
”Los abajo firmantes condenamos este acto por estimarlo, en primer lugar, irreverente y cobarde al realizado en la casa del Señor para provocar un escándalo. Segundo, tratar de engañar a Dios en su propia casa, escribiendo falsedades y creando entre sus siervos la división.
”Tercero, invitamos a estos señores contrarrevolucionarios, si así lo desean, cosa que nosotros no deseamos, a que vayan a la plaza pública a acusar a nuestra Revolución como hicieron dentro del templo, en la seguridad de que en esa oportunidad conocerían lo que es un pueblo.
”Cuarto, que esos mismos señores que realizaron tan sacrílego acto, no fueron capaces de luchar como hombres varones contra la sangrienta tiranía, ni como mujeres dignas contra el tirano, pues al contrario muchos de los allí presentes conocieron de las exquisiteces de la mesa del tirano. Para terminar, solo nos resta decir. Perdónalos ¡oh, Dios mío!, que no saben lo que hacen”.
En la mañana del siguiente día, alrededor de la once, el mismo grupito de batistianos y contrarrevolucionarios que se escudan bajo el disfraz religioso, protagoniza otro hecho provocativo frente a la Iglesia de Miramar. Los mismos elementos y los mismos gritos contra Cuba y en favor de los enemigos imperialistas.

“El pueblo es nuestro ejército, y nuestro ejército debe estar en estado de alerta”
En la mañana del lunes 15, procedente de Praga, el comandante Raúl Castro llega a Moscú, y el primer ministro soviético, Nikita Jrushchov ofrece a la delegación cubana una cena de honor. También, en los círculos económicos se considera hoy por la tarde como cerrada la operación de compra por la Unión Soviética de 700 000 toneladas de azúcar de Cuba, para embarque antes de fin de año. La misma cantidad que había reducido el Gobierno de EE.UU.
En horas de la noche, Fidel todavía convaleciente asiste a la Televisión a ofrecer una conferencia de prensa, para enfrentar todo el proceso de la agresión del gobierno de Estados Unidos, y dar a conocer la denuncia del Gobierno Revolucionario ante la ONU. El jefe de la Revolución durante su intervención analiza lo que está sucediendo en estos momentos en el país, pero la primera pregunta del panel está dirigida a conocer el estado de su salud y los motivos que pudieron haberlo forzado a interrumpir el reposo indicado por los médicos.
“[…] Bueno, es que es un poco molesto eso de ponerse uno aquí a hablar de los problemas personales, ¿no? Sobre la cuestión de la salud, en realidad ya llevaba como una semana de reposo, sometido a tratamiento médico, y había ido mejorando bastante. Desde luego no consideraba el médico que estaba totalmente restablecido, ¿no?, pero sí ya estaba en una etapa distinta; se suponía que tenía que descansar algunos días más y estaba entre la necesidad de hacerlo y la necesidad también de atender una serie de cosas.
”Debe comprenderse que no es fácil para nosotros el desentendernos absolutamente de los problemas actuales del país, y hay infinidad de cosas de importancia de todos los órdenes. Desde el punto de vista internacional, los problemas que se están debatiendo en los organismos internacionales; desde el punto de vista nacional, pues todas las tareas del Gobierno, y, además, la lucha, la lucha contra todos los elementos contrarrevolucionarios, contra los enemigos exteriores del país, y, en fin, son muchas cosas que necesariamente nos preocupan.
”Por eso, pues, hemos interrumpido ese período de tratamiento y, entre otras razones, porque pensamos que debemos hacerlo por sentirnos un poco mejor; segundo, porque es una necesidad; tercero, porque nosotros somos gente de lucha, eso por temperamento, y mientras más intensa sea la lucha, más tentados nosotros nos sentimos a estar presentes. Y eso es característico de todo revolucionario.
”Uno no deja de comprender, desde luego, que necesita estar en las mejores condiciones para los tiempos venideros, y nosotros esperamos estarlo de todas formas. Y además, por lo siguiente: porque si los elementos contrarrevolucionarios, los enemigos de nuestro país, se esfuerzan por dar fe de vida y tratan de multiplicar sus actividades, los revolucionarios tenemos que esforzarnos también por dar cada día más fe de vida, y aceptar la batalla en toda la línea a los enemigos de la Revolución, y en todos los campos en que quieran presentarla. Y como entendemos de que la Revolución está entrando en un momento de suma importancia, en un momento de lucha aguda, y que el país va a vivir los momentos más importantes de su proceso revolucionario, está entrando en esta etapa de incalculable importancia, y que, bueno, pues todos los hechos lo van demostrando, y, sobre todo, los próximos meses van a ser de una importancia decisiva para la Revolución, y nosotros tenemos que hacer el máximo; está el pueblo dispuesto a hacer el máximo y hay que hacerle frente a todas esas situaciones. […]
”Como esos son hechos de importancia para el país, pues nosotros entendíamos que era nuestra obligación concurrir hoy para discutir sobre estas cuestiones y mantener al pueblo informado sobre todo eso, y, sobre todo, que sepa el pueblo bien en qué etapa estamos entrando de la lucha revolucionaria, en qué etapa estamos entrando, pero que todo el mundo esté, porque esta es una batalla en que todo el pueblo participa.
El pueblo es nuestro ejército, y nuestro ejército debe estar en estado de alerta, y, además, en actitud de seguir respondiendo a ir liberando todas las batallas que se presenten, y hacer frente al enemigo. Esta es la razón por la que quise adelantar propiamente la comparecencia del próximo viernes, que era el día que me tocaba”.

Comienza la segunda gran liberación de América
Fidel aclara que parece que la pretensión de los enemigos de la Revolución es que Cuba se postre de rodillas a esperar la muerte, sin aceptar ninguna ayuda.
“[…] Es decir, ¿que nosotros renunciemos a toda ayuda en este sentido, para que nos quedemos solos, solitos, sin cuota y además víctimas fáciles de la agresión? ¿Qué quieren?, ¿que pongamos el cuello bajo el hacha yanqui y le digamos al poderoso vecino del norte: ‘puede usted proceder ya a dejar caer el hacha’, señor? Es decir, ¿que nos quedemos solos? ¿Pequeños, pobres, agredidos y solos, sin otra garantía que la garantía que puedan brindarnos estos mismos gobiernos que nos están aconsejando que nos quedemos solos y que pongamos el cuello bajo el hacha? Porque esos a los que se les está ofreciendo nuestra cuota azucarera y se les está ofreciendo ayuda económica para movilizarlos contra Cuba, no podrían ser jamás garantía suficiente de que defenderían a nuestro país en caso de agresión, porque esos gobiernos fueron indiferentes a los bombarderos y fueron indiferentes a las quemas de caña y fueron indiferentes a las agresiones; no dijeron una sola palabra, ¿cómo es que van a venir ahora a ‘agarrar el rábano por las hojas’?, ¿cómo van a decir que están preocupados por la ‘interferencia de una nación y otro continente’ en los asuntos de América Latina? Es decir: ‘dejen que la oligarquía, que el Gobierno de los Estados Unidos, tenga campo abierto para agredir sin freno alguno’”.
”La Unión Soviética no ha agredido nunca ningún país de América, no hemos tenido ninguna noticia de un solo caso de agresión, y, sin embargo, si hemos tenido muchas noticias en las últimas décadas de muchos casos de agresión procedentes del Gobierno de los Estados Unidos a pueblos de América Latina: a Nicaragua, a Santo Domingo, a Haití.
¿Cómo van a ir a buscar los agresores a otro Continente, cuando los agresores los hemos tenido dentro de este mismo Continente? ¡Los agresores están dentro del Continente, las agresiones han partido de un grupo poderoso dentro de este Continente, las agresiones las hemos tenido que padecer aquí y desde aquí, los agresores están dentro; a los que hay que frenar son a los agresores que hay aquí en el Continente Americano, que son los que han hecho víctimas a nuestros pueblos de esas agresiones, y contra esas agresiones es contra lo que hay que tomar medidas, más en el caso concreto de un país que acaba de ser agredido, como es Cuba, con las mismas armas que en cualquier momento pueden usar contra cualquier otro pueblo de la América Latina, apenas demuestre la misma aspiración que ha demostrado el pueblo cubano de liberarse económicamente, de ser soberano y de gobernarse así mismo!
”Es decir que, la gran preocupación tiene que ser ante la agresión que está recibiendo nuestro país. Estas son las realidades que explican el porqué nosotros hemos querido mantener en el seno de la Organización de Naciones Unidas el problema de Cuba. Si no se mantiene en las Naciones Unidas, porque allí también cuentan con un número de votos, porque está el voto de Inglaterra, el voto de Francia, el voto de Italia, y otros votos en el Consejo de Seguridad que los Estados Unidos controlan perfectamente bien, si llevan el caso al seno de la Organización de Estados Americanos, no importa, ¡allí también nosotros libraremos nuestra batalla, allí también nosotros diremos nuestra verdad a los gobiernos y, sobre todo, a los pueblos del América Latina!
”Nosotros no nos arredraremos por las circunstancias de que lleven allí, al seno de la Organización de Estados Americanos, donde nuestros jueces sean los mismos gobernantes a los que Estados Unidos tratan de sobornar; eso no nos desalentaría a nosotros, porque nosotros iríamos allí a decir nuestras verdades, las verdades de América, las verdades de esta hora, en que comienza la segunda gran liberación de América, las verdades de esta hora, que nos recuerdan aquella hora luminosa en que los próceres de la independencia de América Latina se alzaron contra la colonia española, ¡la verdad de esta hora, en que los pueblos de América Latina comienzan a independizarse del moderno coloniaje! ”

“Los católicos verdaderos van a los templos a orar y no a conspirar…”
A continuación, Fidel explica las provocaciones que intentaron hacer los grupúsculos, utilizando la Iglesia como trinchera y alertó al pueblo la manera de actuar en estos casos.
“[…] Se han dado a la tarea de organizar una serie de provocaciones en las iglesias. Muy sencillas, llevando carteles, carteles contra la Revolución, carteles contra el Gobierno, consignas antipatrióticas, y entonces se paran, a la salida de la iglesia, a exhibir sus carteles, a prorrumpir sus consignas y a provocar al público. Y así, por ejemplo, lo hicieron ayer en la Catedral, después lo hicieron en una iglesia de Miramar, esta noche lo estaban preparando para hacerlo en otra iglesia.
”Nosotros hemos exhortado a nuestros compañeros a que traten, a toda costa, de evitar esas provocaciones. Es decir que, los hombres y las mujeres del pueblo no se pueden dejar arrastrar por esas provocaciones, porque preparan el ‘show’ con periodistas americanos y todos situados en distintos puntos, preparan el ‘show’ con periodista avisados, empiezan las provocaciones con los transeúntes, para dar lugar a una contienda frente a un iglesia, e inmediatamente provocar el escándalo. Eso es lo que quieren, y si lo que quieren es eso, el pueblo tiene que tratar de evitar dejarse arrastrar en esas provocaciones. Lo que quieren es el escándalo, lo que quieren es el ‘show’, lo que quiere llevar al periodista; y, por lo tanto, el pueblo no les puede hacer el juego, el pueblo no se puede dejar arrastrar por esas provocaciones. Son maniobritas de pobre imaginación, de pésimo gusto, y de peores posibilidades, no van a tener ninguna posibilidad.
Y, por supuesto que un grupo de católicos —de católicos verdaderos, de católicos que van a los templos a orar y no a conspirar—, produjeron una declaración condenando los hechos que ocurrieron ayer en la catedral, […].”
Fidel da lectura a una parte de la declaración de los verdaderos patriotas católicos. Y terminó su intervención con las palabras siguientes:
“[…] ¡Salgan de los templos y vayan a los campos, vayan a ayudar al enfermo, vayan a ayudar al pobre, vayan a construir casas, vayan a sembrar árboles, vayan a tejer o vayan a bordar batas para los niños que se mueren del frío y no tienen ropa, vayan a ayudar! ¡Eso sí es ser cristiano! ¡Ir a la puerta del templo a conspirar contra la patria es ser fariseos, jamás ser cristiano! ”

Respaldo a la Revolución cubana y a su derecho soberano a trazarse sus propios destinos
Otra gran satisfacción para los revolucionarios cubanos es conocer, el sábado 23, el respaldo unánime del Congreso venezolano.
El Congreso de Venezuela aprobó por unanimidad una moción ‘de respaldo a la Revolución Cubana y al derecho soberano que tiene el pueblo de Cuba a trazarse sus propios destinos sin interferencias extrañas’.
”La moción recomienda también al gobierno del presidente Betancourt confirmar su política frente a Cuba de acuerdo con la resolución del Congreso y exprese los anhelos de ese cuerpo para que ‘las diferencias que separan a Cuba y los Estados Unidos, se resuelvan en un ambiente acorde con los sentimientos de los pueblos latinoamericanos’.
”El público que abarrotaban las gradas aplaudió frenéticamente la decisión y todos los diputados se pusieron de pie con el presidente Rafael Caldera, aplaudiendo también. Herrera Oropeza, presidente de la Comisión de Política Exterior tuvo a su cargo el anuncio del acuerdo que fue aprobado por todos los partidos, es decir Acción Democrática Socialcristiano (COPEY) , Unión Republicana Democrática (URD), Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y Partido Comunista (PC).
”En el curso de la sesión se realizó un mitin popular frente al Congreso, al grito de ‘Cuba, sí; yanquis, no’, que fue atacado por la Policía con bombas lacrimógenas. Parte de los manifestantes se refugiaron en el Palacio Legislativo y fueron perseguidos hasta allí por la Policía.
”En vista de esto una comisión parlamentaria integrada por Raúl Lugo Rojas, Gustavo Machado, José Vicente Rangel, Castro Torres y Pedro J. Velásquez, se trasladó a la Comandancia General de la Policía, para protestar ‘enérgicamente por la violación del recinto’.
”Por su parte, oficiales del Cuerpo alegaron que las ‘manifestaciones estaban prohibidas debido a la suspensión parcial de las garantías decretada a raíz del atentado al presidente Betancourt’.
”Un empleado del aseo urbano resultó muerto cuando la Policía disparó contra el Liceo Fermín Toro, en el que se refugiaron algunos de los participantes en la manifestación disuelta ante el Congreso, que huían de la acción de la fuerza pública”.

Frente Revolucionario de la Víbora
El periódico Noticias de Hoy del sábado 23 de julio da a la publicidad una iniciativa popular revolucionaria.
“Se ha constituido en la barriada de la Víbora una agrupación denominada Frente Revolucionario de la Víbora cuya finalidad es la de agrupar a todos los vecinos de esa barriada, sin distingos de raza, ciudadanía, edad, sexo o religión, siendo solo indispensable para pertenecer a la misma ser digno, honesto y simpatizar con la Revolución Cubana y sus leyes.
”Para explicarnos esto y dar a conocer la declaración de principios de la institución, visitaron nuestra redacción los señores Enrique Conejero Miranda, Jorge Alonso y Jesús Alonso García, quienes afirmaron de que además de los requisitos arriba mencionados, los integrantes del frente, deben llenar sus planillas en el local de dicha organización: Carmen 201, esquina a Saco, en la Víbora, asistir a los ciclos de conferencias que se convoque y realizar las actividades que la agrupación realice, tales como visitas domiciliarias y todos aquellos objetivos que tienden a orientar, adoctrinar y capacitar a la ciudadanía en general, con el solo deseo de aportar una ayuda efectiva a la Revolución.
”Los comisionados nos hicieron entrega de las siguientes declaraciones de principios y que dicen así: Los pronunciamientos de nuestro máximo líder, doctor Fidel Castro Ruz, en el acto de clausura del Congreso de la Construcción, constituyen un llamamiento a todo ciudadano que tenga cabal concepto de su obligación para con la patria. Con la claridad de cómo Fidel planteo la importancia que tiene el que cada trabajador y cada campesino, cada estudiante, cada hombre mujer del pueblo, comprenda a cabalidad los problemas del proceso revolucionario.
”Día a día las agencias cablegráficas extranjeras, los quintacolumnistas, los servidores de los intereses foráneos, los desplazados del usufructo de los privilegios, se empeñan en mantener una infame campaña de calumnias, de confusión contra Cuba. Con esa campaña tratan de desviar al pueblo de sus objetivos de lucha, de hacer flaquear su voluntad en la defensa de la Revolución. Estamos seguros de que no lograrán sus malvados propósitos los enemigos de Cuba, pero ante la intensidad de sus ataques hay que alertar a la conciencia revolucionaria de la clase obrera, de los campesinos, de los estudiantes, del pueblo en general.
”‘Cuando un ciudadano no sepa o no conozca lo que es conciencia revolucionaria, nuestro deber es hacerle conciencia revolucionaria’, manifestó Fidel, por estas y otras razones, es que nos dirigimos a todos y cada uno de los vecinos de la Víbora, al solo objeto de que nos agrupamos y una vez unidos brazo con brazo y codo con codo, nos demos a la hermosa e ingente tarea de defender la Revolución y sus leyes, y con ello no estamos haciendo otra cosa que defender a Cuba.
”Ya hemos dado los primeros pasos, hemos constituido una agrupación, que la hemos denominado FRENTE REVOLUCIONARIO DE LA VÍBORA […] Glosando las palabras de Fidel, repetimos que será difícil que a este llamado del Frente Revolucionario de la Víbora acudan los latifundistas, los explotadores, los usureros o los desplazados de los privilegios, pero jamás resultará difícil esa tarea, cuando se trata de hacerle conciencia revolucionaria a un trabajador, un campesino, a un estudiante, a un hombre o mujer humilde del pueblo, que no ha explotado nunca a nadie, sino que, por el contrario, ha sido siempre el explotado.
”Ante la infamia de los enemigos de la Revolución, el propio pueblo debe estar unido, más firme, más claro, con más conciencia, con plena y absoluta conciencia revolucionaria CON FIDEL AL FRENTE, PATRIA O MUERTE”.

Luchar hasta el último hombre por conservar nuestra independencia
En las primeras horas de la mañana del sábado 30 regresa a La Habana el comandante Raúl Castro junto a la delegación que lo acompañó en su viaje por Europa y África.
”Procedente de El Cairo, última etapa de su viaje oficial a Europa y África, regresa a Cuba el comandante Raúl Castro Ruz, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, junto con los demás miembros de la delegación cubana que le acompañaron. Como se sabe, Raúl Castro visitó Praga, donde fue objeto de señaladas distinciones, tanto por los más altos funcionarios del gobierno checo, como por el pueblo de ese país, admirador de nuestra Revolución. De Praga el comandante Castro fue a Moscú donde, entre otras importantes actividades tuvo una larga entrevista con el primer ministro Nikita Jrushchov, quien ratificó al ministro de las FAR de Cuba la decisión soviética de repeler con todo su poderío cualquier agresión imperialista a nuestro país. Por su parte, Raúl Castro reiteró la decisión cubana de luchar hasta el último hombre por conservar nuestra independencia, a la par que agradeció la generosa oferta de ayuda de la URSS y demás países socialistas, puesto en evidencia durante la batalla del petróleo con que Estados Unidos pretendió dejar a Cuba en la inactividad. Última etapa del viaje, como se ha dicho, fue El Cairo, lugar en que Raúl asistió a los grandes festejos en conmemoración de la Revolución Egipcia. Su presencia en actos públicos en El Cairo y Alejandría constituyeron plebiscitos de apoyo a la Revolución Cubana, pues en cada oportunidad fue aclamado delirantemente por decenas de miles de personas, que en el veían a la representación genuina de la Cuba de hoy, libre y soberana. Con el presidente Nasser sostuvo también larga entrevista el comandante Castro quien ratificó el mutuo apoyo de los pueblos y gobiernos de Cuba y la RAU. También se informó que la RAU enviaría petróleo a Cuba, como nuevo aporte a la lucha de nuestro país frente al bloqueo económico yanqui. Tras esa exitosa visita de tan señalado alcance, regresa a Cuba el comandante Raúl Castro Ruz, a quien acompaña en el retorno su esposa, Vilma Espín, así como los miembros de la delegación cubana a Europa y África”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Meses de 1960 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s