Junio de 1960 EL EJÉRCITO REBELDE Y LA DEFENSA

por Dr. C. Eugenio Suárez Pérez y M. Sc. Acela Caner Román
(Tomado de un libro en preparación)

“El país va a derrotar cualquier agresión armada”
La noche del día 7, Fidel asiste junto al Che Guevara al espectáculo que ofrece la Opera de Pekín en el Teatro Auditórium. Tarde en la noche, el Jefe de la Revolución clausura a las dos de la madrugada del día 8, el Congreso de Barberos y Peluqueros. La intervención de Fidel se detiene en las circunstancias adversas de todo tipo que ha tenido que enfrentar y la decisión de vencer ante las agresiones de los enemigos de Cuba.
“[…] La Revolución hubo de atravesar el primer año, a pesar de la campaña cruenta que se desató contra ella para desacreditarla y para aislarla; a pesar de las campañas contrarrevolucionarias que se promovieron en el país; a pesar de la actitud hostil y cada día más hostil de una nación poderosa como la de Estados Unidos, la de un gobierno más que una nación, porque ha sido el gobierno el que ha promovido esa hostilidad, y los grandes intereses económicos los que han promovido esa hostilidad creciente contra nosotros; a pesar de esa hostilidad creciente por parte de un gobierno poderoso y de intereses que habían sido los que habían estado influyendo en la vida nacional y amaestrando, por así decirlo, la conciencia nacional, que habían estado matando el espíritu nacional, que habían estado apartando cada vez más al pueblo cubano de sus virtudes cívicas, de su dignidad y de su patriotismo. […]
”Y no se puede negar la importancia que tenía para un pueblo pequeño que esos intereses poderosos que aquí habían campeado por su respeto, que aquí formaron la economía a su antojo, que la organizaron a su antojo, la manejaron a su antojo, y que hasta incluso habían escrito los libros de historia de nuestra patria y que, además, a través de películas, a través de revistas, a través de propaganda, a través de la moda y a través de todos los medios posibles habían estado influyendo en la mentalidad de nuestro pequeño pueblo. Era, por tanto, digna de consideración la circunstancia adversa que implicaba una actitud hostil por parte de todos esos intereses contra el Gobierno Revolucionario. Porque ellos eran conscientes de la influencia que tenían en la mentalidad del pueblo; ellos eran conscientes de todas las siembras de mentiras y de falsedades que habían estado realizando durante muchos años, y ellos creían que podían apartar al pueblo cubano del Gobierno Revolucionario; ellos creían que por miedo o por engaño el pueblo cubano les habría de prestar más atención a los amos extranjeros, que a los hombres que habían luchado denodadamente junto al pueblo para librar a la patria de esos amos que fueron los que armaron las manos asesinas de los enemigos de la patria. […]
”Porque las patrañas y las maniobras que han usado contra otras naciones pequeñas y débiles de nuestro continente, han fracasado aquí, y ha fracasado la amenaza y ha fracasado la otra táctica del miedo porque se encontraron con otra cosa que tal vez no esperaban: a un pueblo incólume, a un pueblo valiente que tiene la actitud de sonreírse ante las amenazas que se le hacen; a un pueblo que, lejos de temblar, ríe, porque no tiene miedo (del público le dicen: “¿Miedo para qué?”) .Y han fracasado las amenazas, han fracasado los intentos de amedrentar al Gobierno Revolucionario, han fracasado los intentos de aislarnos de los pueblos de América. […] Van fracasando unas tras otras las maniobras y artimañas de que siempre se han valido para doblegar a nuestros pueblos de América Latina.
”Y aquí se han encontrado un pueblo digno, un pueblo entero, un pueblo firme que, aunque pequeño, ha tenido toda la entereza necesaria para erguirse en defensa de sus derechos más sagrados, para rebelarse contra la imposición y la injerencia, para labrar su propio porvenir y ser definitivamente libre; se han encontrado con un pueblo pequeño, pero entero, contra el cual van fracasando todas las maniobras que han realizado. Pero, sin embargo, nosotros sabemos que no nos dejarán en paz; nosotros sabemos que cada día estarán más agresivos contra Cuba; nosotros sabemos que las agresiones económicas contra nuestro país vendrán; nosotros sabemos que conspiran contra el Gobierno Revolucionario. Preparaban la conspiración cuando alentaban a los contrarrevolucionarios con sus campañas, cuando llevaban a los criminales de guerra al Senado de aquel país; pero nosotros sabemos que pasan de las campañas a los hechos, nosotros sabemos que conspiran, y nosotros sabemos que traman contra nuestra Revolución, y nosotros sabemos que fraguan medidas o maniobras cada vez más insolentes y cada vez más agresivas, porque se empeñan en seguir equivocándose, se empeñan en proseguir por el camino errado, se empeñan en apartarse cada vez más del único camino correcto, que era el respeto pleno a los derechos de nuestro país. Y en la medida que se apartan del único camino y de la única actitud que debieron haber mantenido con respecto a la Revolución, avanzan más y más por el camino funesto, erróneo, absurdo y estúpido de la agresión, de la agresión económica y de los pretextos preparatorios, incluso, de la agresión armada.
”Y frente a esas realidades, frente a esas intenciones, lo mejor sería que meditaran un poco, que no se llamaran a engaño sobre el hecho cierto de que el país se va a defender, y no solo se va a defender, ¡sino que el país va a derrotar cualquier agresión armada! Y lo mejor sería que rectificaran”.
“La consigna es: ¡Venceremos!”
Para concluir su intervención, a las 3:40 de la madrugada, Fidel ratifica una vez más la decisión del pueblo de Cuba en defender su Revolución, y termina con la consigna de ¡Venceremos! Desde entonces, la consigna de ¡Patria o Muerte! se enriqueció con la de ¡Venceremos!
“[…] Y eso que se llama amor a la patria, es una materia prima espiritual que produce mucha más energía que el uranio o el hidrógeno. Y de eso se olvidan los que desprecian a los pueblos, los que aborrecen los sentimientos de los pueblos. ¡Lástima que pierdan de vista esas verdades, ya que podrían ahorrarse muchos males y ahorrarle males no solo al país víctima, sino al país victimario! Si cometen la locura de agredirnos, no le quede a nadie la menor duda de que serán derrotados, y que esa derrota no se sabe las consecuencias que puede tener para los agresores. […]
”Nosotros a la larga seremos vencedores. ¡Nosotros a la larga seremos vencedores en cualquier circunstancia, lo mismo frente a la agresión económica que frente a la agresión militar! Nosotros a la larga seremos vencedores, y con nuestra victoria puede ser que los pueblos hermanos de América Latina también despierten. Y esos pueblos, tarde o temprano, seguirán el camino de Cuba. Y no en vano la admiración que sienten por nuestro pueblo, porque nuestro pueblo no los defraudará. Cuba no se desteñirá, Cuba sabrá estar a la altura de las circunstancias. Y, en cualquier circunstancia, la lucha de Cuba ayudará a la liberación de los pueblos de América Latina; aunque traten de ponernos un cordón sanitario, venciendo económicamente ante las agresiones de ese orden, o venciendo militarmente ante las agresiones militares, el ejemplo de Cuba será el ejemplo que seguirán los pueblos hermanos de América Latina, más tarde o más temprano. […]
”Las masas humildes de todos los pueblos de este continente miran hacia Cuba, llenas de esperanza, y no vacilan en afirmar —sin vacilación alguna— que Cuba es su ejemplo, que del triunfo de Cuba depende su triunfo. Y ese es el papel que los cubanos estamos desempeñando en la primera trinchera de América, ¡y esa trinchera la sabremos defender! ¡Esa trinchera no la tomarán jamás los enemigos de nuestras nacionalidades y de nuestros hermanos de América Latina! ¡Esa trinchera se mantendrá firme e invencible!, porque los que estamos en ella, los que tenemos el privilegio de estar en esa trinchera, no la perderemos; los que tenemos el privilegio de jugar este rol que Cuba está jugando en la historia de este continente, sabremos estar a la altura de las circunstancias, con la seguridad de que venceremos, vencerá nuestro pueblo; ¡cueste lo que cueste, vencerá nuestro pueblo! Porque sus hijos están decididos a defenderlo, porque sus hijos tienen el valor, el patriotismo y la unión que en una hora como esta se necesita, porque sus hijos han dicho: ¡Patria o Muerte! Y han dicho ¡Patria o Muerte!, porque esa es la consigna de cada cubano. Para cada uno de nosotros, individualmente, la consigna es: ¡Patria o Muerte!, pero para el pueblo, que a la larga saldrá victorioso, la consigna es: ¡Venceremos!”
Voluntarios argentinos dispuestos a defender a Cuba
La agencia Prensa Latina informa el 17 de junio, desde Buenos Aires, la intensificación del reclutamiento de voluntarios para la defensa de la Revolución cubana.
“[…] Voceros de la comisión de solidaridad con la Revolución cubana dijeron que el número de voluntarios ya inscriptos, dispuestos a viajar a Cuba en caso de que se produjera una agresión exterior contra el Gobierno de Fidel Castro, llega ahora a 600, pero que durante las próximas semanas se intensificará la campaña de reclutamiento en todo el país.
”Dijeron que miles de jóvenes estudiantes y obreros argentinos se disponen a enviar a Cuba, cada uno de ellos, un giro por un dólar, para adquirir y recibir por correo aéreo ejemplares del libro “La guerra de guerrillas”, del argentino Ernesto (Che) Guevara. Los fondos producidos por la venta de ese libro son ingresados en el fondo de financiamiento de financiación de la Reforma Agraria cubana.
”La comisión argentina de solidaridad con las Revolución cubana reunirá también, el próximo día 25, un plenario nacional de entidades adheridas, para proyectar los actos que se realizarán aquí el 26 de julio, cuando se cumpla un nuevo aniversario del inicio de la Revolución cubana. Mientras tanto, se organiza, en todas las circunscripciones de esta capital y algunas ciudades del interior una colecta para reunir fondos para la compra de armas y aviones que serán donados a Cuba, para su defensa”.
La sumisión para nadie: materia prima que no se produce ya en nuestro país
En horas de la noche del 19 de junio con una extraordinaria concurrencia tiene lugar en el teatro del Palacio los Trabajadores un encuentro de juventudes de las tres provincias occidentales, con vista a la celebración del Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, que tendrá efecto el 26 de Julio. Entre los asistentes se encontraban el comandante Raúl Castro Ruz y otras destacadas personalidades del Gobierno Revolucionario. Después de varias intervenciones, Raúl hace uso de la palabra, destacando la importancia que tiene la celebración de ese evento en Cuba, y casi al finalizar reitera la posición de Cuba para con sus enemigos y los intentos de estos hacia Cuba.
“[…] Nuestro respeto, siempre que seamos respetados, tendrá el Gobierno de los Estados Unidos. Porque amistad significa en principio internacional y en principio establecido por el Gobierno Revolucionario, el de ofrecer la amistad para todos; pero la sumisión para nadie, porque ya eso se acabó en Cuba. Esa materia prima no se produce ya en nuestro país.
”Hecha la salvedad, sigamos hablando del águila imperial, desplumada, piojosa, gastada. A través de sus campañas de calumnias pretendieron engañar a los pueblos hermanos, y no lo lograron. Lo que hicieron fue imprimirles más solidaridad. Pero como a los pueblos les importa poco, siguen en su maniobra de aislamiento, y nosotros aprovechamos, como seguramente ustedes lo harán el 26 de julio, para denunciar la maniobra. La red traicionera que tiende en el Caribe el águila imperial ruinosa, a través de la OEA, contra nuestra Revolución. Hace tiempo que ya denunciamos esta maniobra. […]
”Y tenemos razón, pues desde hace varios meses los Estados Unidos están preparando pruebas contra Cuba para llevarlas a la OEA. Parece que preparan un portaaviones para llevarlas.
”No olviden que al día siguiente de la visita del jefe de la Aviación de los Estados Unidos, el presidente Somoza, por sustitución reglamentaria, rompió relaciones diplomáticas con Cuba, porque aquí se preparaba un invasión armada contra Nicaragua.
”Aquello coincidió con la preparación de una expedición en nuestro territorio por un total Chester Lacayo. Esto servirá de ejemplo para los que consciente o inconscientemente se presten a servir de instrumento a agresiones a nuestro país.
”Recuerden igualmente el caso del infeliz viejito de Guatemala, que también rompió relaciones con nosotros con el pretexto de que se preparaba una invasión contra su país. Es decir, que nuestro caso va a ser planteado en la OEA para los primeros días del mes de julio.
”Pues eso significa que la juventud tendrá mayor vigilancia, que habrá más milicias, que tendremos más jóvenes grumetes, más brigadas juveniles, más batallones de trabajo, más solidaridad con los hermanos pueblos de Latinoamérica.
”Eso quiere decir que mientras más solidifiquemos nuestra Revolución mayor será la reacción que tendremos enfrente. Eso quiere decir que mientras más maniobras les desenmascaremos, más maniobras crearán contra nosotros.
”Y ¿qué hemos hecho nosotros? Al ser destruido por la guerra civil el ejército de la dictadura, y fuimos al poder, pues es éste el único caso en que los que ejercen el poder no se han aburguesado, nos empeñamos cada vez más en nuestras tareas revolucionarias”.
Creación de Escuelas de Capacitación Cívica para las Milicias
Cuba entera continúa preparándose militarmente para enfrentar cualquier agresión enemiga. Así, el 25 de junio, el periódico Revolución da a conocer los acuerdos adoptados sobre las Milicias en la provincia de Pinar del Río.
“[…] Ajustar el entrenamiento de las Milicias al programa trazado por la Dirección Nacional; alternar las prácticas de tipo militar con charlas de capacitación cívica, que serán impartidas por los miembros del Departamento de Instrucción los lunes y miércoles de cada semana, en locales cedidos por los centros educacionales sindicatos obreros.
”Otro acuerdo es el referente a la creación de Escuelas de Capacitación Cívica nocturnas para los milicianos, dirigidas por un miembro del Departamento de Instrucción del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Estas escuelas comenzarán a funcionar el día 4 de Julio próximo en número de seis, en las siguientes poblaciones: Pinar del Río, San Juan y Martínez, Consolación del Sur, San Cristóbal y Artemisa, con un mínimo de diez alumnos y un máximo de 20, con un mes de duración cada curso.
”Se acordó igualmente la celebración de reuniones periódicas entre los miembros del Departamento de Instrucción encargados de la capacitación cívica y los introductores de milicias, para analizar y estudiar las cuestiones de las Revolución en forma de Círculos de Estudios”.
Nombran a Fidel ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias
El día 25, el Comandante Raúl Castro, al frente de una delegación viaja al exterior y Fidel asume el cargo de Ministro de las FAR.
“[…] El Presidente de la República doctor Oswaldo Dorticós Torrado, firmó un decreto designando al Primer Ministro del Gobierno, doctor Fidel Castro Ruz, Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, mientras dure la ausencia del titular del cargo, Comandante Raúl Castro, que se encuentra en el extranjero presidiendo una embajada extraordinaria en Misión Especial, que representará al Gobierno y al pueblo de Cuba, en la celebración de las Espartaquiadas que tienen lugar en Praga, Checoslovaquia y en la conmemoración de la nacionalización del canal de Suez, en la República Árabe Unida.
”La referida embajada extraordinaria en Misión Especial, presidida por el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Comandante Raúl Castro Ruz, está integrada por los comandantes Efigenio Ameijeiras Delgado, Ramiro Valdés Menéndez, Guillermo García Frías, Félix Lugones Ramírez, Belarmino Castilla Más; capitanes Felipe Guerra Matos, Juan Luis Rodríguez infante, Marcelino Sánchez Díaz, Diocles Torralba González, Juan Bautista Pérez; primeros tenientes Manuel Fernández Falcón, Melquiades Ramos Palacio y el sargento Mariano E. Seijo”.
“Que cada unidad de milicias se convierta en un verdadero grupo de combate”
En su intervención del 26 de junio el jefe de la Revolución deja bien claro qué le sucedería a quien intentara invadir la nación cubana.
“[…] El ejército invasor que se dispusiera a afrontar una situación semejante, sabe que tendría que pagar un precio diario muy alto su presencia en nuestro territorio, porque entonces exterminar invasores extranjeros se convertiría en ¡la única actividad de seis millones de cubanos!
”No sólo tendrían que luchar contra los soldados del Ejército Rebelde, cuya eficacia y organización mejora por día y son hombres entrenados en las duras pruebas de las montañas, no sólo tendrían que luchar contra los obreros, contra los campesinos, contra los hombres, contra las mujeres, contra la juventud, es decir, contra los estudiantes; tendrían que luchar contra las Brigadas Juveniles de Trabajo Revolucionario (un niño miembro de las Patrullas Juveniles acude a saludar al doctor Castro y es aplaudido).
”[…] Ninguna revolución, ninguna revolución verdadera, ha sido aplastada nunca, en la historia del mundo. ¿Por qué? Porque destruir una revolución es como destruir una ley de la Naturaleza, y las revoluciones son leyes del progreso humano, por eso no se puede destruir una ley de la sociedad humana, y es un tipo de lucha muy distinto al de las guerras clásicas. […]
”Nosotros tenemos esa convicción de que podemos defender perfectamente la Revolución y de que no nos podrán vencer, pero deseemos que, puesto que es una cosa lógica que lo comprendieran también los ilusos que se imaginan que llegan aquí a Cuba, dan dos pescozones aquí, y ya tiene resueltos todos los problemas. Hay veces que uno tiene esa impresión, de que, en su miopía, no comprenden estas cosas, no comprenden, sencillamente, que la locura más grande que pueda cometerse sería agredir a nuestro país.
”Pero, esa seguridad que nosotros tenemos, hay que aumentarla. Mientras mejor preparado esté el pueblo, mientras más capacitadas estén las milicias campesinas y obreras, estudiantiles, y el pueblo todo —cuando yo digo el pueblo todo, ya yo sé que no son muchos los latifundista que van a coger un arma para defender la Revolución—. Así que nosotros tenemos que consolidar esa seguridad que tenemos; es decir, no se pueden dar por satisfechos, en ningún momento, los compañeros y las compañeras de las milicias: el uniforme está bonito, los desfiles están bonitos, se ven muy bien las muchachas y se ven muy bien los compañeros con los uniformes, marchan maravillosamente bien pero, además, sé el interés que tienen por aprender.
”Tengan presente que mientras más se prepare el pueblo, menos peligros tiene la Revolución de que la ataquen; mientras menos preparado esté el pueblo, más se van a sentir tentados los enemigos de la Revolución a atacar. Es decir que, cuando nosotros invertimos nuestro tiempo, nuestros días de descanso, nuestro sábado, nuestro domingo, nuestras vacaciones, en prepararnos, estamos contribuyendo, ya desde ese momento, a vencer, a la victoria de la Revolución; prepararnos, para que se piense más antes de llevar una agresión contra Cuba, y prepararnos para obtener una victoria más aplastante si la agresión se lleva a cabo.
”Cada miliciano y cada miliciana, soldados voluntarios de la patria, que están ahí por su propio deseo, por su propio sentido del honor nacional, por su propia conciencia de revolucionarios, que voluntariamente se han decidido al sacrificio de las horas de descanso y los días de ocio para prepararse, para ser soldado de su patria, para no quedarse en su casa el día que su país le necesite, para no ser víctima en defensa de la agresión, porque en ese momento lo más terrible será el caso de aquellos que se sientan impotentes en medio de la lucha, de aquellos que se sientan tan poca cosa como que no puedan ni siquiera ir a poner su esfuerzo junto a sus compañeros de trabajo junto a sus hermanos.
”Por eso, el mejor tributo que le podemos rendir a la Causa, es hacer el esfuerzo y prepararse bien, de manera que cada unidad de milicias se convierta en un verdadero grupo de combate”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desarrollo del Ejército Rebelde y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s