DÉCIMAS DE TIEMPO MUERTO

Palabras introductorias de Eugenio Suárez Pérez

Desde hace varios años, malintencionadamente, los llamados “cubanólogos” intentan hacer creer que, en la década de los años 50 del pasado siglo, Cuba era un país floreciente cuyo desarrollo se vio tronchado por el triunfo de la Revolución. Las falacias de esos “historiadores” proimperialistas se desmoronan ante la realidad cubana de aquellos azarosos tiempos. Basta con leer las páginas de la revista Bohemia de esos años para evidenciar sus mentiras.
Como botón de muestra, hemos tomado Décimas de tiempo muerto de Francisco Riverón Hernández —publicadas en la revista Bohemia del 28 de agosto de 1955— que resumen la crítica situación económica y social del pueblo cubano antes del triunfo revolucionario. En Cuba se llamaba “tiempo muerto” a los meses que transcurrían entre una zafra azucarera y otra. En ellos, obreros y campesinos sin trabajo, vivían la angustia del desempleo y el hambre de sus familias. La Revolución Cubana trajo vida a ese tiempo.

FIN DE ZAFRA
El dolor suena en un pito
que dice adiós a los llanos
viene el silencio a las manos
por el sendero de un grito.
Tres meses dados a un rito
de trabajo y alegría…
Cuba vuelve a su agonía
de vivir en una muerte
y llorar la triste suerte
de ser toda mercancía.

EL CHUCHO
Está cayendo en los trenes
un óxido que no rueda,
en el chucho sólo queda
una angustia sin andenes.
Un pueblo junto a las sienes
pone a crecer una arruga.
Y mientras la brisa enjuga
su llanto de tener dueño,
se llevan su viejo sueño
dos paralelas en fuga.

LA CARRETA
Ancho vientre que en enero
miró pasar la montaña,
lleno con sabor a caña
y gritos de carretero.
Ya ni “Yarey”, ni “Lucero”
te tiran por el bajío,
y va del camino al río
matando mis ilusiones,
la tristeza que le pones
al patio de mi bohío.

EL CAMPO
Tesoro de tierra viva:
Me está llenando tu asombro
de verle harapos al hombro
del hombre que te cultiva.
Una mirada cautiva anda del llano a la sierra.
Y la miseria se aferra
a la sangre desolada.
¡Tanta tierra en la mirada,
y tanto brazo sin tierra!

EL PUEBLO
El hambre le prende ojeras
a su carne desvelada
un tedio de no hacer nada
llena todas las aceras.
Abre el vicio sus canteras
en el vivir cotidiano.
Y el juego aprieta su mano
con ventosas de opresión,
desangrando un corazón
que late a dolor cubano.

EL TRABAJADOR
Allá, donde los arados
le han arado hasta el aliento,
donde la lluvia y el viento
y el sol no manchan tejados.
Con los labios perfumados
de zafra que se termina,
siente venir una ruina
que le hace amargo el cariño,
mientras el hambre de un niño
pone de llanto una esquina.

EL HACENDADO
Hacia el ambiente liviano
de alguna playa extranjera,
te vas, con tu billetera
oliendo a sabor cubano.
Ya volverás y tu mano
bajará de nuevo al trillo,
a que el guajiro sencillo
se vuelva a sudar la frente
y te llene nuevamente
de dólares el bolsillo.

LA TIENDA
Ausencia de comprador:
Te llenas con un lamento
se duerme en tu mostrador,
y un color de aburrimiento.
Hoy no hueles a sudor,
a polaina y guayabera.
Te aburres en una espera
larga de manos con callos,
y extrañas a los caballos
con las alforjas afuera.

EL FOGÓN
Gris invierno con orillas:
Nueve meses mi congoja
te verá la risa roja
ausente de las hornillas.
Ya no moja tus parrillas,
olor a lechón asado.
En tu rincón apagado
como pupila sin luz,
está parada la cruz
donde me tienen clavado,

TIEMPO MUERTO
Tiempo muerto ¡Solavaya!
Nueve meses de lo amargo.
Un llanto largo muy largo
cayendo en la guardarraya.
Cuba: te han puesto una saya de rumbera en la cintura,
mientras muelen tu dulzura
de brazos y surcos buenos,
para que labios ajenos
se beban tu desventura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Décimas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s