LACRAS Y VICIOS DE LA REPÚBLICA DE LOS AÑOS 50

 Liborio 1(Tomado de Las memorias de LiborioRepública de los años 50; comp. Raúl Izquierdo Canosa, María J. Peláez Groba, Carmen F. Rodríguez Rodríguez y Juana M. Aladro Cardoso; Editora Política; 2005; pp. 73-78).

 El modelo económico de la dictadura batistiana en la década de los años 50, demagógicamente expresaba su intención de crear fuentes de riquezas y otras obras de utilidad pública, sin embargo, sólo dejó desempleo, miseria, y altos niveles de pobreza para la mayoría del pueblo, pues en él primó el despilfarro de recursos del país, la corrupción y la malversación.

 Estas dos últimas, la corrupción y la malversación, constituyeron la política administrativa de mayor práctica y un mal que proliferó en todos los niveles de poder; pero esencialmente, entre las principales figuras del gobierno y la alta jerarquía militar. Estos individuos se enriquecieron ilícitamente gracias al uso indebido de su autoridad, el desvío de fondos, los fraudes, con dinero procedente del erario público y de otras fuentes turbias de dudosos negocios.

 Prueba fehaciente de lo anteriormente expresado fue la creación del BANDES (Banco de Desarrollo Económico y Social) fundado en 1955 mediante el artículo 1 del Decreto Ley No. 1947, y el más extraordinario y preferente instrumento para el lucro y la malversación de fondos financieros del país.

 El BANDES, solamente poseía las facultades de aportar el dinero y ejecutar los trámites formales de las operaciones, porque en verdad, la prerrogativa para operar los fondos de esta entidad correspondía totalmente al poder ejecutivo, que era el que aprobaba los proyectos, las obras y otorgaba los créditos.

 Debido a ello, si el objetivo de la creación del banco fue facilitar préstamos para el desarrollo del país y la diversificación de la producción, con el fin de aminorar los efectos de la contracción azucarera de esos años, este nunca se cumplió.

 Contrariamente, este banco y su política de créditos solo posibilitaron el engaño, la estafa, el robo y el despilfarro de recursos, en favor de la gavilla gobernante.

 Las fuentes consultadas, tanto de estudiosos de la materia en el país, como por investigadores que lo abandonaron y se radicaron en territorio norteamericano, al examinar la gestión de esta entidad, llegaron al mismo criterio, al calificar al BANDES “con muy poca diferencia de matices, como una simple pagaduría del régimen.”

 Al respecto, en Un estudio sobre Cuba, del grupo de investigaciones de la Universidad de Miami, publicado en 1963, sin ninguna sospecha de que sus autores estuvieran en contra de la política económica de la dictadura, se planteó textualmente:

 “En la práctica el BANDES se convirtió en el medio de poder disponer de más de 300 millones para los planes del gobierno (además de las emisiones inicialmente autorizadas, se realizaron otras con ganancias específicas de determinados proyectos) llevadas a efecto siguiendo las indicaciones del Poder Ejecutivo, el cual actuó sin sujetarse a un programa previo de inversión, ni siquiera al que había sido aprobado por el propio gobierno. Esta situación se evidenció en toda la actuación hasta 1958”.1

 Muchos fueron los escandalosos negocios llevados a cabo por esa terrible pandilla de malversadores, donde se manifestaba el uso sistemático por parte de Batista de los fondos del BANDES.

 Un ejemplo de inversiones fabulosamente lucrativas fue el crédito concedido a los hermanos Waldo y Rafael L. Díaz Balart, junto a otros dos camajanes más, que les ofrecía la posibilidad de hacerlos millonarios “cuatro veces”. Estos individuos contaban con una finca cuyo valor era de $35 000, pero en una sucia maniobra  notarial, declararon que su precio ascendía a 1 000 000 y el BANDES, inmediatamente les concedió el referido crédito por 5 000 000, con vistas a emprender las obras “extraordinarias” para la creación de un centro turístico en Pinar del Río, denominado  Montañas Occidentales.

 Pero, no era solamente al conceder los créditos en que se cometían los fraudes, sino en los sobreprecios de las obras financiadas por este banco, que oscilaban entre el 30% y 50% del valor real de las inversiones. Muestra de ello, fue el desfalco ascendente a $4 287 193, descubierto por el Tribunal de Cuentas de la República, en obras constructivas realizadas por este banco, en época de la dictadura, con cargo a la emisión de bonos por $350 000 000.

 La estafa en cuestión, la testimoniaron 80 obras que llegaban al monto antes señalado, sin embargo, por la brevedad de este artículo, solo reproducimos los datos de 10, que rebasan el 40% de los precios pagados, con relación a su valor real.

 A continuación la tabla con la información, que a nuestro juicio, no requiere comentario adicional.2

 OBRAS EJECUTADAS

Pagado

Valor real

Se cogieron

Por ciento en exceso

Construcción de un Edificio “C” para el Distrito Fiscal de Correos y

Telégrafos de Güines, Habana.

$ 71,393.00

$ 50,923.73

$ 20,469.59

40.19

Construcción del edificio para la Zona Fiscal, Correos y Telégrafos. Isla de Pinos.

$ 53,616.45

$ 37,458.33

$16,158.12

43.13

Circuito Norte desde Morón hasta Nuevitas, Camagüey.

$ 1 421,805.90

$ 822,484.78

$ 599.321.20

72.86

Terminación de la Casa Consistorial de Cabaiguán, Las Villas.

$ 84,913.12

$ 58,264.65

$ 24,648.47

68.93

Reconstrucción de la carretera de Santa Clara a Encrucijada, Las Villas.

$2 085,308.06

$1 370,998.40

$ 714,309.00

52.10

Terminación de la calle Lacret, desde Vía Blanca hasta la calzada de Jesús del Monte, Habana.

$1 137,440.76

$ 803,549.80

$333,890.87

41.55

Construcción de un nuevo puente de hormigón sobre el río Sagua la Grande, Las Villas.

$ 979,221.11

$640,192.07

$339,029.04

52.95

Hospital Civil de Victoria de las Tunas, Oriente.

$554,518.56

$386,023.29

$168,495.27

43.64

Construcción del Centro Escolar de Caibarién, Las Villas.

$126,422.80

$86,315.67

$40,127.13

46.48

Terminación del Aeropuerto Militar de Marianao, prolongación de la pista y construcción de los aproches y aceras. Habana.

$710,900.40

$505,571.78

$205,328.61

40.61

 1 Un estudio sobre Cuba, Grupo de investigaciones de la universidad de Miami, Miami, 1963, p.915.

2 Periódico Revolución, La Habana, 2 y 3 de julio de 1959, pp.1 y 18. Los datos que se reflejan en la tabla presentan algunos errores, pero se ha respetado lo expuesto en la fuente original.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LACRAS Y VICIOS DE LA REPÚBLICA DE LOS AÑOS 50

  1. Pingback: LACRAS Y VICIOS DE LA REPÚBLICA DE LOS AÑOS 50 | El Adversario Cubano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s