SEGUNDO FRENTE ORIENTAL FRANK PAÍS, BASTIÓN DECISIVO PARA LA VICTORIA FINAL

Comandante Raúl Castro Ruz en los días de su jefatura del II Frente Oriental Frank País

Comandante Raúl Castro Ruz en los días de su jefatura del II Frente Oriental Frank País

Por Marlene Montoya Maza, tomado del servicio especial de la AIN

Con la constitución el 11 de marzo de 1958 del Segundo Frente Oriental Frank País García, en Piloto del Medio, en la geografía de la Sierra Cristal, se ponía en práctica la estrategia de Fidel de extender la lucha revolucionaria.

A finales de febrero, el máximo jefe rebelde había ascendido a comandante a Raúl Castro y puesto en sus manos la dirección de la Columna 6, encargada de fundar ese núcleo guerrillero, el cual llegó a abarcar 12 mil kilómetros cuadrados del norte de la antigua provincia de Oriente.

Esa extensa área comprendió a Mayarí Arriba, donde se ubicó la Comandancia, Sagua de Tánamo, Banes, Cueto, Antilla, Baracoa, Alto Songo, San Luis y otros poblados importantes de esa región del país.

Raúl y sus combatientes recibieron el apoyo de la población, con la entrega de alimentos, otros recursos y la alerta oportuna del desplazamiento del enemigo.

Gloriosas páginas de heroísmo escribieron los hombres y mujeres de ese frente que, progresivamente, liberó zonas de su amplio territorio en su arrollador avance y, por ejemplo, octubre de 1958 fue un mes cargado de acciones militares protagonizadas por todas las columnas rebeldes.

Asalto a trenes, emboscadas, escaramuzas, ataques a cuarteles de la tiranía y aeropuertos se iban sucediendo día tras día.

Jornada intensa, por ejemplo, fue la del 10, como homenaje al aniversario del alzamiento militar independentista en la finca Demajagua, en 1868. En esa fecha la Columna 17 Abel Santamaría, al mando del comandante Antonio Enrique Lussón, emboscó entre Songo y La Maya a una fuerza enemiga, a la cual causó 17 bajas y ocupó parque y municiones; en tanto los días 13 y 18 esa propia fuerza atacó dos trenes, vía Guantánamo-San Luis y viceversa.

El empuje de todas las columnas permitió que en diciembre el acceso a Santiago de Cuba por el norte estuviera controlado por las huestes rebeldes, listas para el ataque final, y a ese decisivo momento llegaron con unos 240 combates y un cuantioso arsenal de armas arrebatado a la dictadura batistiana.

No defraudó el Segundo Frente Oriental Frank País la confianza depositada por Fidel para convertir ese histórico lomerío en un bastión de la Revolución.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s