MARTINIANAS: MARTÍ EN MARTÍ (10 Y ÚLTIMO)

marti 8

1894: La honradez y la independencia de carácter me han traído adonde estoy, y con ellas me he de mantener, y he de caer con ellas; porque no vale conservarse el puesto donde no se puede estar sin prescindir de ellas. T. 21, p. 407.

1894: Mis curiosidades:

Cómo se produce el fuego. Creo en el fuego y en el movimiento. Su generación y sus trances explican tal vez toda la vida universal.- Y mis dos problemas, —mis tres problemas:

¿Qué se ha de hacer con el cadáver? ¿Quemarlo? ¿Enterrarlo?

¿Debe el hombre alimentarse de otras criaturas que como él sienten y piensan, aunque en menor grado que él?

¿Y cómo un padre inicia a su hijo decorosamente en el conocimiento de la vida sexual —o debe dejarse al azar este asunto de que depende tal vez la vida entera o hay tal ley en el hombre que ella sola le guía, y es la única guía, o debe ser la guía del padre indirecta, y no más? Sobre todo, el problema en las ciudades.

Eso, y el sufragio son tal vez las únicas cosas que me han hecho dudar. T. 21, p. 415.

1895: (…) está serena afuera la noche de este día en que no vi el sol sino cuando las fuerzas formadas quisieron oír hablar al que, con un cariño que en esto rechazo, llaman “el Presidente”. Mi alma sencilla. en vez de aceptar, siquiera en lo íntimo de la conciencia soberbia, este título con que desde mi aparición en estos campos me saludaron, lo pongo aparte, y ya en público lo rechacé, y lo rechazaré oficialmente, porque ni en mí, ni en persona alguna, se ajustaría a las conveniencias y condiciones recién nacidas de la revolución. T. 20, p. 227.

1895: (…) servir es mi mejor manera de hablar. T. 1, p. 27.

1895: (…) en la campaña suprema a que me pongo hoy en camino, —no me falta la pequeñez porque suelen fallar las obras más seguras. Otras, las hace fallar la cobardía o la infamia: y se convierte en triunfo la derrota. Este amigo de Ud. sólo acaba a los pies de Cuba. T. 4, p. 51.

1895: Mi gusto está en el deber, y en cumplirlo sin fatiga y sin ira. T. 4, p. 64.

1895: En mí no pienso: tendré que poner de lado enteramente mi persona, para lograr tal vez, con la supresión de ella, alguna forma menos odiosa e imprudente. En todo lo de mi persona cederé, y ya la doy por muerta. Ni temo a la larga, porque conozco a nuestro país: no temo por él. Pero es preciso irle evitando estorbos desde ahora, y ponerle sangre buena en la raíz. T. 4, p. 87.

1895: Yo, tal vez pueda contribuir a ordenar la guerra de manera que lleve adentro sin traba la república, tal deba, con amargo valor, obedecer la voluntad de la guerra, y mi conciencia, y volver a abrazarlos. No flaquearé por ningún exceso, ni por el de la aspiración, fatal al deber, ni por el de condescendencia. Amo y venero cuanto sacrificio respetable se hace alrededor de mí. Voy con justicia.[1] T. 4, p. 106.

1895: Yo soy un comino. Haré lo que mi tierra me mande. Y jamás se podrá decir que la impedí por mi aspiración o mi capricho. Esto saben de viejo, y en esto descansen. T. 4, p. 108.

1895: (…) para mí no hay derrota. Prudencia y sacrificio y martirio sí, derrota, no. T. 4, p. 109.

1895: De vergüenza me iba muriendo —aparte de la convicción mía de que mi presencia hoy en Cuba es tan útil por lo menos como afuera,— cuando creí que en tamaño riesgo pudiera llegar a convencerme de que era mi obligación ir solo, y de que un pueblo se deja servir, sin cierto desdén y despego, de quien predicó la necesidad de morir y no empezó por poner en riesgo su vida. Donde esté mi deber mayor, adentro o afuera, allí estaré yo. T. 4, p. 110

1895: Yo evoque la guerra: mi responsabilidad comienza con ella, en vez de acabar. para mí la patria, no será nunca triunfo, sino agonía y deber. T. 4, p. 111.

1895: No habrá dolor, humillación, mortificación, contrariedad, crueldad, que yo no acepte en servicio de mi patria. Tal vez fuera nulo mi empeño de hacer entender plenamente a los hombres la absoluta consagración de un ser humano al bien ajeno, con desistimiento voluntario de todas las tentaciones o ambiciones que afean o desvían usualmente la mayor virtud: pero esa es mi consagración. Ella ha de inspirar en situaciones como la mía, cólera o desconfianza, y de antemano, las he venido padeciendo, y en lo que me lastiman las sufriré, siempre que en mí no se lastime a mi patria. De ella, no cedo un ápice: de mí, cuanto sea preciso para las realidades y acuerdos que pueden salvarla. Me ayudará, y templará los excesos de mi vigilancia, mi ternura y gratitud por el mérito y sacrificio de los demás hombres. T. 4, p. 117.

1895: Solo gozo cuando sirvo, o allano. T. 3, p. 118.

1895: El honor es la dicha y la fuerza. Pero no me abandono al júbilo mezquino; sino que trabajo rudamente en él, sin tiempo, en días enteros, para alzar la cabeza a las palmas. Me alegro sólo de mi dicha, porque me dan fuerza pública. T. 4, p. 130.

1895: (…) ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin. T. 4, p. 167.

1895: Donde yo encuentro poesía mayor es en los libros de ciencia, en la vida del mundo, en el orden del mundo, en el fondo del mar, en la verdad y música del árbol, y su fuerza y amores, en lo alto del cielo, con sus familias de estrellas,—y en la unidad del universo, que encierra tantas cosas diferentes, y es todo uno, y reposa en la luz de la noche del trabajo productivo del día. T. 20, p. 218.

[1] Fragmento de carta, escrita a Gonzalo de Quezada y  Benjamín Guerra desde Montecristi el 25 de marzo de 1895.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Martianas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s