MARTÍ EN MARTÍ (3)

Martí 11877: Ayudaré siempre a mi casa; que mi fortuna sería criminal si no amparase su pobreza, y no es a un hijo a quien toca condenar la buena o errada conducta de sus padres. Los ayudaré cordialmente, cuando, abastecida mi alma del hermoso cariño de mi esposa, nos sonría juntos la ventura que siempre compensa al que obra bien.—Mientras,—más trabajaré para la que más y mejor me ame. —Ya no me queda un solo reproche en mi conciencia. T. 20, p. 259.

1877: No creo en los éxitos fantásticos; pero sí creo en las honradeces productivas. Tengo fe en el cariño que me impulsa, y en la tenacidad de mi carácter; —téngala usted en mi palabra ardiente, en la sinceridad que me capta amigos, en la solidez de mi conducta, en esta fuerza extraña con que suelo conmover y entusiasmar; —riquezas que suelen ser tardías, sin ser por eso menos valiosas y reales, pero que en un solo día de fortuna hacen el camino que una inteligencia común tarda toda una vida en recorrer. Dondequiera que he estado, he tenido, aun a pesar mío, halagador renombre; —y éste siempre me lo ha conquistado en un día solo. Así logré a mi Carmen. Así haré mi fortuna. Nada en mí sigue hasta ahora la vía de las existencias ordinarias. T. 20, p. 260.

1878: Cuando nací, la Naturaleza me dijo: ¡ama! Y mi corazón dijo: ¡agradece! Y desde entonces yo amo al bueno y al malo, hago religión de la lealtad y abrazo a cuantos me hacen bien. T. 7, p. 116.

1878: Este carácter mío es un fiero enemigo; pero aunque para el diario vivir me traiga penas, yo quiero más vivir después que vivir ahora. T. 20, p. 43.

1878: Lo que tengo de mejor es lo que es juzgado por más malo. T. 20, p. 45.

1878: Doy gratuitamente una clase de filosofía: el mejor sueldo es la gratitud de mis discípulos. T. 20, p. 46.

1878: Y, sin embargo, la guerra se ha extinguido; la naturaleza ha sido mentira, y una incomprensible traición ha podido más que tanta vejación terrible, que tanta inolvidable injuria! —Transido de dolor, apenas sé lo que me digo. —¿He de decir a V. cuánto propósito soberbio, cuánto potente arranque hierve en mi alma? ¿que llevo mi infeliz pueblo en mi cabeza, y que me parece que de un soplo mío dependerá en un día su libertad? —No ha de llegar nunca para mí el momento de que yo me produzca en las circunstancias favorables, —árbitras caprichosas de la fama y suerte de los hombres? —No a ser mártir pueril; —a trabajar para los míos, y a fortificarme para la lucha voy a Cuba. —Me ganará el más impaciente, no el más ardiente. —Y me ganará en tiempo: no en fuerzas y en arrojo. T. 20, p. 52.

1878: ¡Creen que vuelvo a mi patria! ¡Mi patria está en tanta fosa abierta, en tanta gloria acabada, en tanto honor perdido y vendido! Ya yo no tengo patria: —hasta que la conquiste. —Voy a una tierra extraña, donde no me conocen; y donde, desde que me sospechen, me temerán.—Brillar allí me avergonzaría.—Pero  ¿podré vivir del modo oscuro que, por largo tiempo, ansío? Tendré que ahogar en mí, para vivir en aparente calma, y matador sosiego, toda gran inspiración, toda amorosa exaltación, todo noble instinto.—Ud. conoce mi pasión por la justicia, mi ardor contra la infamia, y la violación más nimia del derecho; mi amor de enamorado por la gloria y el brillo de América:—¿cómo podré dar rienda a todos estos sentimientos naturales, en mí tan dominantes y tan vivos? ¿cómo podré vivir con todas estas águilas encerradas  en el corazón?—Temo, amigo mío, que su aleteo me mate.—Temo perder mis fuerzas en este terrible combate silencioso.—¿Quién nació en un momento más difícil, rodeado de circunstancias más amarga? T. 20, p. 53

1878: Como tengo sobre mí los males de mi pueblo y los míos, y aquellos tal vez con más gravedad que éstos, déjeme que calle, que importa poco decir lo que se siente, cuando no se puede hacer lo que se debe. T. 20, p. 57.

1878: Aquí vivo muerto de vergüenza porque no peleo. —Enfermo seriamente y fuertemente atado, pienso, veo y escribo. —Veo las pobrezas de estas tierras, y pienso con orgullo que nosotros no las tendremos. —En tanto que, en silencio, admiro a los que lo merecen, y envidio a los que luchan, sírvase darme las noticias históricas que le pido, —que tengo prisa de estudiarlas y de publicar las hazañas escondidas de nuestros grandes hombres. —Seré cronista, ya que no puedo ser soldado. T. 20, p. 263.

1878-1879: Entre el abismo y la cumbre, yo no amo al abismo que sepulta, sino la cumbre que me acerca al sol. T. 19, p. 431.

1879: Y ven tú, ¡aunque sea para volverte a ir! T. 20, p. 269.

1879: Grandes cosas estoy obligado a hacer, puesto que grandes bondades tengo que pagar. T. 28, p. 368.

1880:  Carmen y mi hijo están a mi lado. Carmen no comparte, con estos juicios del presente que no siempre alcanzan a lo futuro, mi devoción a mis tareas de hoy (…) Regaño a Carmen porque ha dejado de ser mi mujer por ser su madre.—En cuanto a la mía, ella, como tantos otros, creen que obro impulsado por ciegos entusiasmos o por novelescos apetitos; se me reprocha que haga en prosa lo que se me tenía por bello cuando lo decía en verso.—Yo no entiendo estas diferencias entre las promesas de la imaginación y los actos del carácter.—Hago tristemente, sin gozo ni esperanza alguna, lo que creo que es honrado en mí y útil para los demás que yo haga. Fuerzas quiero,—que no premio, para acabar esta tarea.  Sé de antemano que rara vez cobijan las ramas de un árbol la casa de aquel que lo siembra. T. 20, p. 61.

1880: En un cuadro conservo —como estupenda maravilla —el primer peso que gané en New York —como crítico de arte. T. 20, p. 61

1880: ¿Cuál no será mi pena, cuando aun antes de hallar trabajo, y en la lucha natural de no hallarlo conforme a mis necesidades, —envío a buscar a mi mujer? —¡y ni puedo ni quiero dejar de enviar a buscarla! T. 20, p. 281.

1880: De querer, podré dejar. —De agradecer, no dejaré jamás. —Es tal vez la alegría más grande que me llevaré de la tierra: la bondad de los hombres. T. 20, p. 285.

1880: El amor: renueva. Yo siento, amando, el generoso olvido, la fortalecedora esperanza. T. 21, 145.

1880: No soy —¡líbreme Dios de serlo! —un revolucionario empedernido. No ligo mi vida a los tumultos. Pero no me importa que sea impopular el cumplimiento de un deber: lo cumplo aunque sea impopular. T. 21, p. 146.

1880: Y como desde la tribuna vi un extraño que sufría con el éxito de mis palabras, —me afligí de manera, y me conturbó su pena de tal modo, que estuve a punto de acabar balbuceando mi discurso. Ya interrumpido por esta nota discordante, y para mi alma muy hiriente, el concierto de amor que necesito —sentí que mis palabras no corrían con su habitual facilidad, —ni mis ideas, apenadas por aquella pesadumbre, podían volar a sus mansiones altas. T. 21, p. 147.

1881: A servir modestamente a los hombres me preparo; a andar, con el libro al hombro, por los caminos de la vida nueva; a auxiliar, como soldado humilde, todo brioso y honrado propósito: y a morir de la mano de la libertad, pobre y fieramente. T. 7, p. 266.

1881: De América soy hijo: a ella me debo. Y de la América, a cuya revelación, sacudimiento y fundación urgente me consagro, ésta es la cuna; ni hay para labios dulces, copa amarga; ni el áspid muerde en pechos varoniles; ni de su cuna reniegan hijos fieles. Deme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo. T. 7, p. 267.

1881: ¡Oh, no! ¡yo no tengo nada que fingir, ni nada que exaltar, antes tengo que acallar para que no parezcan lisonjas, que más que a quien las dice, a quien las oye ofenden […] T. 7, p. 287.

1881: Sostengo yo, y es cierto, que quiero más a aquellos a quienes no escribo, porque lo que tengo que decirles no cabe en la carta en que he de decírselo. T. 20, p. 292.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Martianas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s